Qué es el uranio enriquecido y por qué Irán quiere tener cada vez más


Qué es el uranio enriquecido y por qué Irán quiere tener cada vez más



El organismo de energía nuclear de Irán advirtió que dentro de 10 días, el 27 de junio, la reserva de uranio enriquecido del país superará los límites establecidos por el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), también conocido como el acuerdo nuclear de Irán.

“La cuenta regresiva ha comenzado”, dijo el lunes Behrouz Kamalvandi, un portavoz de la agencia, a los medios de comunicación reunidos en las instalaciones de agua pesada de Arak en Irán, informó la Associated Press.

Esta acción podría significar el fin del acuerdo multinacional firmado en 2015 que impuso restricciones a la capacidad nuclear de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

La acción de retiro del presidente Donald Trump del acuerdo en mayo de 2018 socavó gravemente el acuerdo, aunque los otros signatarios, el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia, China y la Unión Europea, han estado trabajando para mantenerlo vivo y proteger los negocios con Irán. Pero bajo la presión de las nuevas sanciones estadounidenses, sus esfuerzos están fallando.

Lee: Pompeo responsabiliza a Irán por los ataques en la ruta petrolera más importante del mundo

El uranio es necesario para producir energía nuclear y crear armas nucleares. Sin embargo, la forma natural del elemento no tiene la cantidad correcta del isótopo fisionable, conocido como U-235, para desencadenar una reacción nuclear. Para que sea adecuado, la cantidad de U-235 en uranio debe aumentarse a través de un proceso de enriquecimiento.

Si se enriquece a 3-4 % se puede usar para el combustible de las centrales nucleares, pero debe enriquecerse en alrededor del 90 % para su uso en armas. El PAIC estableció un límite de enriquecimiento de 3.67 % y un límite de almacenamiento de alrededor de 300 kilogramos por 15 años. Esto representó una reducción del 98 % en la reserva de uranio enriquecido existente en Irán.

El método moderno más común de enriquecimiento se conoce como centrifugación. Antes de que se firmara el PAIC, Irán operaba 20,000 centrifugadoras en dos instalaciones separadas. El acuerdo dictaminó que solo 5,060 de las centrifugadoras más antiguas y menos eficientes podrían usarse en un sitio.

Kamalvandi dijo a los reporteros que el país aumentaría el enriquecimiento de uranio “según las necesidades del país” y que las naciones europeas deberían “esforzarse” si “mantener el acuerdo nuclear es importante para ellos”.

Superar el límite del 3.67 % permitiría a Irán suministrar combustible para su planta de energía en Bushehr que necesita 5 % de uranio enriquecido, y también para un reactor de investigación en Teherán que necesita un 20 % de enriquecimiento, explicó la AP.

Te puede interesar: Irán suspende compromisos del tratado nuclear y amenaza con abandonarlo

El uranio extraído tiene alrededor de 140 átomos de isótopos no deseados U-238 para cada átomo de U-235, informó la AP. Para obtener el combustible de hasta un 3.67 por ciento de pureza, es necesario eliminar 114 átomos de U-238 por cada átomo de U-235.

Así, para alcanzar el 20 %, se deben eliminar 22 isótopos no deseados más por átomo de U-235. Para llegar al 90 por ciento,  adecuado para uso en armas nucleares, se requiere la eliminación de solo cuatro isótopos más U-238 por isótopo U-235. Esto significa que alcanzar el umbral de material de calidad de armamento es un proceso relativamente rápido, lo que hace que sea una gran preocupación para aquellos que buscan evitar que Irán logre un arsenal nuclear.

Pero por ahora, el riesgo de un arsenal nuclear iraní todavía está lejos. Kelsey Davenport, el director de política de no proliferación de la Asociación de Control de Armas, dijo a Newsweek que si bien cualquier amenaza de violar el acuerdo nuclear es preocupante, “superar el límite de uranio enriquecido no supondrá un riesgo de proliferación a corto plazo.

“Actualmente, Irán posee menos de 300 kilogramos de uranio poco enriquecido”, explicó. “Irán necesita producir aproximadamente cuatro veces esa cantidad, y luego enriquecerla a nivel de armas, para producir suficiente material nuclear para una bomba”.

“Más preocupantes son los pasos que Irán puede tomar por el camino que representa un mayor riesgo de proliferación si los europeos, los rusos y los chinos no otorgan alivio a las sanciones”, agregó Davenport.

“La frustración de Irán por los intentos de la administración Trump de negarle a Teherán los beneficios de cumplir con el acuerdo nuclear es comprensible, pero comenzar por la pendiente resbaladiza de violar el acuerdo en represalia puede provocar una nueva crisis nuclear”.

La producción de armas nucleares también requiere plutonio. Esto se produce utilizando instalaciones nucleares de agua pesada, como la de Arak, donde Kamalvandi habló el lunes. Bajo la guía del PAIC, el reactor se rediseñó para que no produjera plutonio de calidad para armas. El acuerdo también dijo que no se podrían construir nuevos reactores de agua pesada durante 15 años y que solo se podrían almacenar alrededor de 143 toneladas de agua pesada.

Irán ha dicho que si el PAIC falla, detendrá su rediseño del reactor en Arak, señaló la BBC. El combustible gastado del reactor contendría plutonio adecuado para construir armas nucleares.

Las potencias europeas han advertido a Irán que están listos para volver a imponer sanciones si Teherán viola el acuerdo. Esto, dijo Davenport, sería una situación de perder-perder.

“Nadie gana si el trato muere”, explicó. “A pesar de la legítima frustración de Irán por los intentos de Estados Unidos de denegar los beneficios de las sanciones en virtud del acuerdo, sigue siendo de su interés continuar cumpliendo con sus obligaciones en virtud del acuerdo y trabajar con los europeos, los rusos y los chinos en las opciones para facilitar el comercio legítimo y las oportunidades económicas”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.