Transitar de las empresas socialmente responsables, a los negocios con respeto a los derechos humanos


Transitar de las empresas socialmente responsables, a los negocios con respeto a los derechos humanos



Al presentar la segunda edición del manual “Hacer negocios respetando los derechos humanos”, integrantes de organizaciones internacionales sostuvieron que más allá de la responsabilidad social corporativa, las empresas deben transitar hacia el respeto y promoción de las garantías individuales a lo largo de su cadena de producción.

La representante de Business and Human Rights Resource Centre, Melisaa Ortiz Massó afirmó que la voluntad de los corporativos es un buen comienzo, sin embargo, es necesario ir más allá debido a que en toda su cadena de producción las empresas son responsables del medio ambiente, los derechos laborales, el acceso al agua, entre otros.

El defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla resaltó las tres grandes obligaciones del binomio Estado- empresa en relación con los derechos humanos: el deber de Estado de proteger, la responsabilidad de las empresas de  respetar los derechos humanos y el acceso a mecanismos de reparación.

“Este Manual es una guía pensada para empresas e industrias de todas las nacionalidades, y abarcando todas las dimensiones y alcances industriales. La publicación resalta lo que las empresas pueden y están obligadas a hacer para garantizar el respeto a los derechos humanos establecidos en tratados y convenios internacionales”, indicó el ombusdman.

La representante de Pacto Global, Michelle Benítez apuntó que la iniciativa de las Naciones Unidas surgió en el marco de un mundo globalizado y busca dar un rostro humano a las empresas, establecer estándares laborales, respeto al medio ambiente y mecanismos que inhiban la corrupción.

“Las empresas deben respetar y apoyar la protección de los derechos humanos y asegurarse de no ser cómplice de violaciones a los derechos humanos en su cadena de producción, además de eliminar la corrupción en todas sus prácticas”, apuntó.

Mientras que Roberto Stefani de Oxfam México reconoció que si bien no existe un tratado en el tema de empresas y derechos humanos es fundamental poner en la agenda pública esta propuesta que permita la inclusión de las empresas en el respeto y promoción de las garantías.

El ombusdman oaxaqueño resaltó que para la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca es indispensable observar las actuaciones de los diversos sectores de la sociedad que inciden en la preservación y respeto de los derechos humanos, sobre todo de aquellos entes que ante  el debilitamiento del estado-nación se vuelven cada vez más importantes en términos de su presencia en la vida diaria de las personas.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.