Petromex: ¿La carta para derrumbar a Romero Deschamps?


Petromex: ¿La carta para derrumbar a Romero Deschamps?



El nuevo Sindicato Petroleros de México disputará la titularidad del Contrato Colectivo de Pemex a Carlos Romero Deschamps. Charlamos con la dirigente de Petromex, Yolanda Morales Izquierdo.

 

Salina Cruz, Oaxaca, fue el escenario en el que germinó la organización gremial que, finalmente,  podría derrumbar el imperio de Carlos Romero Deschamps y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

En septiembre de 2018 en ese puerto petrolero y sede de una de las refinerías de Pemex, se reunieron 2,000 trabajadores de la industria, presentándose como el Movimiento de Regeneración Nacional Obrero Sindical, todos trabajadores de Pemex inconformes con la opacidad en el STRPM.

El movimiento, que fue visto con buenos ojos por miembros de organizaciones sindicalistas internacionales, germinaría como precursor del Sindicato Petroleros de México (Petromex), que se ha convertido en la primera organización gremial con registro oficial sindical desde la nacionalización de la industria petrolera, rompiendo con la hegemonía que el STPRM tuvo de Pemex por 83 años.

Lee: Cláusula 251, la caja chica del sindicato de Pemex

Cabe recordar que el STPRM se constituyó el 15 de agosto de 1935, es decir, previo a la nacionalización de la industria y la creación de Pemex, ambas en 1938.

Transcurridas más de ocho décadas y múltiples intentos fallidos de decenas de organizaciones y coaliciones de trabajadores petroleros para que se les reconociera como sindicato, finalmente la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) otorgó a Petromex su registro, el número 7016.

DIRIGENCIA PETROMEX

Petromex es encabeza por Yolanda Morales Izquierdo como secretaria general y un cuerpo de 26 funcionarios sindicales que conforman las secretarías de Organización y Trabajo, Secretaría de Actas, Secretaría Tesorera, Secretaría de la Mujer, Secretaría de Capacitación Laboral, Secretaría de Salud Laboral, Secretaría de Innovación Ecotecnológica, Secretaría de Impacto Ambiental, Secretaría de Bienestar, la Comisión de Honor y Hacienda, y la Comisión de Honor y Justicia.

Yolanda Morales Izquierdo es empleada de Pemex desde hace más de 35 años. Ingresó como secretaria y en funciones administrativas en las áreas de Exploración y Producción en su natal Tabasco, y actualmente al Corporativo como secretaria de Superintedencia de Ingeniería y Telecomunicaciones.

A Yolanda le tocó conocer una dirigencia sindical encabezada por el poderoso Joaquín Hernández Galicia, alias La Quina. Aquel, dice, “era otro mundo, que Romero Deschamps corrompió”.

Entrevistada por Newsweek en Español la dirigente de Petromex habla de cómo se inició en la actividad sindical, cuestionado la falta de transparencia en el STPRM y los cacicazgos locales.

“A Romero Deschamps lo conocí llevándole la maleta a don Joaquín”, dice. “Nadie entonces –prosigue– pensaríamos que acabaría por traicionarlo”.

Hace 20 años junto con sus compañeros del complejo procesador Nuevo Pemex formaron un grupo llamado Unidos por el Cambio que buscaría democratizar la dirigencia local de la Sección 44 del STPRM, de José del Pilar Córdova.

Te puede interesar: Así operan los “huachicoleros” del Golfo de México

“Con Romero hemos pasado pesadillas terribles”, agrega Yolanda Morales quien relata a esta publicación el acoso laboral y la presión de carácter judicial que sufrió por disentir “y tratar de democratizar el sindicato petrolero” enfrentando, asegura, presiones del gobierno local afín al sindicato oficialista.

“Cuando supimos que nos detendrían tuvimos que escondernos”, comenta. Cuenta la zozobra de su familia: “¡Mamá no te metas en eso, es una mafia!”, le comentaba su hijo Nelson.

Hoy la vida ha dado un giro a su historia en la industria petrolera. A sus 65 años encabeza el segundo sindicato de Pemex, que podría derrumbar al poderoso Romero Deschamps.

“Yo no llevo ambición de poder. Mi inquietud es hacer valor los derechos de los trabajadores que los han pisoteado. Busco defender a los trabajadores y que juntos salvemos la industria. No permitiremos la corrupción, eso es importantísimo”, dice ella, quien es la primer mujer también en encabezar un sindicato petrolero.

La dirigencia de Petromex habla de una “nuevo modelo sindical”, de un compromiso con la transparencia, el manejo de recursos y el empoderamiento de las mujeres.

Oscar Solórzano, abogado de Salina Cruz, Oaxaca, uno de los ideólogos y fundador de Petromex, es ahora vocero del sindicato; habla de los puntos clave de los que, dice, será el nuevo sindicalismo en la industria:

“Se acaba la militancia, este acto deslenable en donde el trabajador tiene que ejecutar labores que designa el funcionario sindical, desde ir a podar el césped o pintar la casa de la amante, desde ir a sus ranchos de ellos, todo en beneficio personal para que puedan ser tomados en cuenta y otorgarles un contrato. Esto que ha sido durante décadas un acto vergonzoso, se acabó. En Petromex eso no existirá”.

Actualmente Petromex forma un Consejo Consultivo Científico Técnico Académico al cual, revela Solórzano, han invitado a participar al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y a Fluvio Ruiz, quien fue consejero profesional de Pemex.

LA DISPUTA POR 100 MIL AGREMIADOS Y MDP

Actualmente, el STPRM tiene 93,586 trabajadores activos y 52,000 jubilados. Se constituye por un Comité Ejecutivo General, con un secretario general (Carlos Romero Deschamps), secretarios del Interior, Actas y Acuerdos, secretario Tesorero, secretario del Exterior y propaganda, secretario del Trabajo, secretario de Organización y Estadística, y el consejo de vigilancia.

Se integra por 36 secciones sindicales por todo el país, cada una con sus jurisdicciones y una estructura similar a la del Comité Ejecutivo General.

Uno de los principales reclamos de los agremiados del STPRM ha sido la falta de transparencia en los recursos y cuotas que capta el STPRM. Y es que se trata de una bolsa multimillonaria: en promedio, una cuota mínima de 197 pesos catorcenales,  aunque hay trabajadores a quienes se les descuenta hasta 350 pesos catorcenales.

De manera que se trata de una bolsa de más de 40 millones de pesos en cuotas sindicales, además  de transferencias que Pemex hace al STPRM como los más de 7 millones de pesos mensuales de la cláusula 157, que, como relevó una investigación periodística publicada por Newsweek en Español, la dirigencia sindical utiliza como su caja chica, para gastos superfluos.

Lee: Romero Deschamps mantiene liderazgo sindical de Pemex

Y están también los millones transferidos por Pemex de manera discrecional mediante “convenio”, de los cuales la dirigencia sindical no ha rendido cuentas ni a sus agremiados, a pesar de que se trata de dinero público.

EL RETO

Pese a lo incómoda que se ha convertido la presencia de Romero Deschamps en el nuevo gobierno, evidenciada el pasado 18 de marzo, cuando por primera vez en 83 años un dirigente sindical no acompañó al presidente a los festejos en conmemoración de la expropiación petrolera, cuyos festejos se llevaron a cabo en Tula, Hidalgo, el registro oficial de Petromex como sindicato, que la Secretaría del Trabajo otorgó el pasado 26 de marzo, se avista como la vía para debilitar al tamaulipeco.

Actualmente, Petromex va por la afiliación de unos 40 mil petroleros, Yolanda dice que ya tienen prerregistrados, y la apuesta es disputarle a Romero Deschamps el Contrato Colectivo de Trabajo. Eso, considera, es “la única opción que tenemos para acabar con el terrorismo del sindicato”, dice Yolanda.

Los meses de junio y julio próximos serán días clave para el polémico dirigente del STPRM, porque el Contrato Colectivo de Pemex vigente actualmente deberá renegociarse en esos días.

Fuentes de alto nivel han adelantado a este medio, que varias de las cláusulas más polémicas del CCT serán eliminadas.

Yolanda Morales Izquierdo se dice en sintonía con la necesidad de que los recursos en Pemex se manejen de forma eficiente.

“Yo no tengo ambición de poder sino de justicia para los trabajadores. Por eso, a los trabajadores petroleros les digo que ahora en sus manos está quitar el yugo que por tantos años nos ha tenido Romero Deschamps. El nuevo sindicato es la opción para finalmente escapar de este lastre”, asegura.  

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.