Ni el feminismo, ni el #MeToo son culpables del suicidio de Vega-Gil: Botellita de Jerez


Ni el feminismo, ni el #MeToo son culpables del suicidio de Vega-Gil: Botellita de Jerez

metoo-feminismo-suicidio-vega-gil


La agrupación mexicana Botellita de Jerez declaró que “ni la causa feminista ni el movimiento Me Too son culpables” del suicidio del músico Armando Vega-Gil, integrante de la misma y quien había sido acusado de acoso.

“Como lo dejó en claro en su carta de despedida, misma que escribió con total responsabilidad y conciencia: ‘No se culpe a nadie de mi muerte’. Esta expresión no debe ser soslayada, sino asumida como un deseo genuino y patente de Armando”, escribieron sus compañeros en un comunicado.

Vega-Gil, bajista de la banda, se suicidó la madrugada del 1 de abril después de que fue acusado por una joven de acoso sexual cuando tenía 13 años, en el contexto del movimiento #MeTooMúsicosMexicanos.

Lee: Músico de Botellita de Jerez se suicida; había sido acusado de acoso sexual

Días después, la cuenta desde donde se compartió la denuncia, anunció que dejaría de compartir los testimonios de las mujeres afectadas.

“Lamentamos profundamente el suicidio de Armando Vega-Gil. Nuestra reacción inicial no fue la adecuada y, por ello, extendemos una disculpa honesta a todos sus allegados. Jamás incitamos a alguien a hacerse ningún daño ni a acabar con su vida”, expuso la cuenta el 3 de abril.

Te puede interesar: #MeTooMx: Romper con el silencio

En su comunicado de este domingo, Botellita de Jerez reconoció la situación de las mujeres en México, llamó a evitar caer en provocaciones o polarizaciones y propuso una reflexión sobre el suicidio.

“Privarse de la propia vida en sí mismo no representa cobardía o valentía; tampoco es una falsa salida, ni necesariamente es consecuencia de severas alteraciones emocionales. Es una opción extrema pero respetable”, comentaron.

Asimismo, dijeron que el suicidio de un personaje público “no puede generar emulaciones ni un Me Too hombres. Respetuosamente invitamos a quienes estén apesadumbrados, tristes y enojados por el deceso de Armando Vega-Gil, a buscar ayuda profesional”.

“Nos oponemos resueltamente a la violencia contra las mujeres, expresada en acoso, hostigamiento, violaciones y bárbaras expresiones de misoginia, como los nefastos feminicidios”, añadieron.

En otro punto de su mensaje, refirieron que los espacios de denuncia pública necesitan de filtros y protocolos que garanticen el derecho a la presunción de inocencia, para impedir el linchamiento y la “exhibición mediática de inocentes”.

#MeToo: un grito que cruza fronteras

Dijeron que en México el aparato de  impartición de justicia es deficiente, misógino y no ha funcionado a favor de las afectadas, pero consideraron que “los espacios de denuncia pública necesitan urgentemente de filtros, protocolos, normatividades internas y marcos éticos que garanticen el ejercicio de los derechos de presunción (de inocencia, verdad, justicia y reparación, logrando distinguir las venganzas oportunistas)”.

Si enfrentas una crisis emocional o tienes pensamientos suicidas, llama a una línea telefónica gratuita de prevención del suicidio. Aquí hay dos opciones: 

Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (SAPTEL): (55) 52 59 81 21 
 
Locatel (Ciudad de México): 56 68 11 11
Ingresa las palabras claves y pulsa enter.