Cómo la basura generó tensiones entre Canadá y Filipinas


Amenaza de guerra y desperdicios en playas: Cómo la basura generó tensiones entre Canadá y Filipinas

guerra-basura-canada-filipinas


El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, lanzó una serie de amenazas contra Canadá por una disputa por toneladas basura exportadas al país asiático entre 2013 y 2014.

Duterte, conocido por sus explosivas declaraciones, prometió arrojar desperdicios en las “playas hermosas” canadienses si Ottawa no emprende alguna acción ante llamado del mandatario.

“Juntos, alimentemos el talento y el fervor patriótico de nuestra juventud para que… Vean, fervor patriótico. Hay unos 200 contenedores enviados por Canadá, nos tratan como un basurero”, dijo el presidente filipino en la inauguración de un evento deportivo en Davao, reportó el Philippine Daily Inquirer.

Hace una semana, Duterte amenazó incluso con “ir a la guerra” si el país no retira la basura.

Lee: Presidente de Filipinas alardea de cómo abusó sexualmente de una empleada del hogar

“Le advertiré a Canadá, tal vez la próxima semana, que será mejor que saquen esa basura”, comentó de acuerdo con la cadena CNN Filipinas. “Vamos a declarar la guerra contra ellos, podemos manejarlos de todos modos”, comentó.

Manila afirma que hay 103 contenedores con 2,450 toneladas de basura que fueron marcados falsamente como reciclable. Sin embargo, un grupo ambiental sin fines de lucro descubrió que tenían pañales para adultos, basura doméstica, bolsas de plástico y otros desechos, informó el medio filipino ABS-CBN.

En 2016, un tribunal filipino ordenó a la compañía Chronic Inc. que devolviera la basura a Canadá. Pero se ha mantenido en áreas de almacenamiento en el puerto, a excepción de 26 contenedores que fueron arrojados a vertederos.

El gobierno de Canadá, por su parte, ha mantenido que se trató de una transacción comercial privada en la que no estuvo involucrado.

Te puede interesar: El presidente filipino Duterte dice que el Dios de la Biblia es “estúpido”

Caroline Thériault, portavoz del ministro de medio ambiente de Canadá, dijo la semana pasada que Ottawa estaba “trabajando estrechamente con Filipinas para resolver este problema de una manera ambientalmente responsable”, informó The New York Times.

La Embajada de Canadá en Manila dijo que el país estaba “comprometido a colaborar con el gobierno de Filipinas para resolver este problema”, informó ABS-CBN News. Además, no abordó la amenaza de Duterte sino que señaló que Manila y Ottawa “celebran 70 años de relaciones diplomáticas”.

“La relación se basa en fuertes lazos entre personas, nuestro interés común en fortalecer las relaciones políticas, económicas y culturales y en nuestro compromiso mutuo con la paz”, dijo.

El Palacio Malacañán del presidente dijo que la demanda de Duterte era “no negociable” y que la respuesta de Canadá fue “vaga”, informó Asia One.

También lee: Presidente de Filipinas promete dejar su cargo si alguien demuestra que Dios es real

Los lazos entre los países han sido más tensos después de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, expresó su preocupación en 2017 por la guerra contra las drogas de Duterte. El año pasado, Duterte canceló un acuerdo de 233 millones en helicópteros militares con Canadá.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.