Presidente de Filipinas promete dejar su cargo si alguien demuestra que Dios es real


Presidente de Filipinas promete dejar su cargo si alguien demuestra que Dios es real

presidente-filipinas-cargo-dios-real


El controversial presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, lanzó una promesa: renunciará a su cargo si alguien le demuestra que Dios es real.

Los comentarios del líder de 73 años sucedieron durante un discurso durante un evento de ciencia y tecnología el viernes en Davao. Duterte le dijo a la multitud que si alguien podía darle pruebas de que los humanos pudieron “hablar y ver a Dios”, él renunciaría inmediatamente a la presidencia, según The Associated Press.

En el evento, el presidente expresó críticas sobre ciertos aspectos de la fe católica y cuestionó el concepto del pecado original, que él considera una estrategia de la iglesia para ganar dinero del bautismo que supuestamente borra la mancha del pecado original de los bebés recién nacidos.

“¿Dónde está la lógica de Dios allí?”, preguntó Duterte.

Esta no es la primera vez que el líder de Filipinas ha sido noticia por sus comentarios en contra de la iglesia. El mes pasado, en un discurso televisado, Duterte llamó a Dios “estúpido” y afirmó que no podía “aceptar” la religión al respecto de la creación y su creencia en el pecado original.

“¿Quién es este Dios estúpido? Este hijo de puta es realmente estúpido”, dijo Duterte. “No estabas involucrado, pero ahora estás manchado con un pecado original… ¿Qué tipo de religión es esa? Eso es lo que no puedo aceptar, proposición muy estúpida”, cuestionó.

LEE TAMBIÉN: El presidente filipino Duterte dice que el Dios de la Biblia es “estúpido”

El vocero de Duterte defendió entonces los comentarios del presidente al afirmar que solo son sus puntos de vista personales y que Duterte podría sentirse así debido a los abusos que sufrió a manos de un sacerdote cuando era niño, informó la BBC.

Duterte se negó a disculparse por sus comentarios y dijo que “su Dios no es mi Dios porque su Dios es estúpido. El mío tiene mucho sentido común”, según el servicio de noticias de CNN en Filipinas.

Los comentarios del presidente se encontraron con reacciones violentas, ya que Filipinas alberga a más de 76 millones de católicos, según un estudio de Pew Research. Como resultado, el gobierno y los funcionarios de la iglesia han organizado una reunión entre Duterte y los líderes de la mayor asociación de obispos católicos para el lunes, según el informe de Associated Press.

Duterte fue elegido presidente en 2016 en una victoria aplastante, ejecutando una campaña dedicada a reducir el crimen y la corrupción en todo el país y el presidente Donald Trump ha elogiado su “gran relación” con el líder filipino.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.