Hindúes extremistas están cerrando iglesias cristianas; se niegan a adorar a un dios “extranjero”


Hindúes extremistas están cerrando iglesias cristianas; se niegan a adorar a un dios “extranjero”

hindu


Este artículo se publica conjuntamente con Religion Unplugged

Hace un año, el 18 de febrero, alrededor de 80 cristianos entraron lentamente a la Iglesia de Dios Todopoderoso en la casa de su pastor G. Pughal en Kodumudi, distrito Erode, Tamil Nadu, India, para sus rezos dominicales. Los hombres vestían camisas de cuello sencillo y pantalones y las mujeres, envueltas en saris florales púrpuras, rojos y azules con aromáticas flores de jazmín metidas en sus trenzas, sostenían a niños inquietos en sus regazos.

Afuera, uno de los grupos extremistas hindúes más activos del sur, los Hindu Munnani, llevaba a cabo un mitin. Más de 100 personas ondeaban banderas anaranjadas y azafranadas y gritaban consignas como: “¡India le pertenece a los hindúes, no a alguien más!”

Las familias oraban en tamil, un idioma del sur de India, y sus voces competían con los cánticos que llegaban del exterior y un ventilador que giraba en el techo, hasta que un grupo de 15 a 20 fundamentalistas hindúes —algunos apenas eran adolescentes— abrieron la puerta azul de metal y le gritaron al pastor, quien se hallaba en el púlpito.

Con el tono de un oficial de policía que investiga una venta de drogas, exigieron una prueba escrita de la aprobación del gobierno, la cual Pughal no tenía, dijo él.

“Ellos decían: ‘Todos ustedes tienen nombres hindúes en su mayoría’,” dijo Pughal. “Todos ustedes son hindúes, entonces ¿por qué adoran a un dios extranjero?”

La iglesia independiente había celebrado reuniones para rezar por 17 años.

“Lo único que pensaba es que no había hecho algo malo”, comentó él. “La ley india me da la libertad de predicar mi fe, y eso es lo que hago”.

‘Exvangélicos’: los ‘millennials’ que huyen de la religión

Un cambio de usar la violencia a hacer uso de las leyes

Los medios de comunicación han reportado ampliamente un aumento del 28 por ciento en crímenes de odio religiosos, y a menudo violentos, en India por grupos extremistas hindúes desde que el nacionalista Partido Bharatiya Janata (BJP) del primer ministro Narendra Modi ganó la elección nacional de 2014 a 2017, aun cuando algunos disputan si los reportes corresponden solamente a un aumento en los canales mediáticos digitales y un interés en el tema, en especial la violencia contra los musulmanes.

Pero incluso con los reportes de derramamientos de sangre (como este entre 25 ataques que sucedieron solo en navidad), la persecución de cristianos indios se ha mantenido en gran medida en medios de comunicación cristianos marginales. Solo 2.3 por ciento del país es cristiano, según un censo de 2011; esto equivale a 28 millones de personas en la democracia más grande del mundo.

Religion Unplugged habló con 26 pastores, seglares, abogados y activistas de cinco estados, quienes dicen que aun cuando las amenazas violentas a sus libertades religiosas son la norma, los grupos fundamentalistas hindúes han cambiado su estrategia de usar la violencia a ejercer una acción más coordinada mediante usar las leyes de regulación de construcciones para cerrar iglesias, sobre todo en áreas remotas.

“El gobierno ahora se ha espabilado”, opinó Michael Williams, presidente del Foro Cristiano Unido (UCF), el cual administra una línea de asistencia para cristianos quienes enfrentan amenazas. “En oposición a golpear a la gente con un palo, lo cual todavía hace, el gobierno está cambiando la manera en que aplica las políticas ahora”.

Aun cuando el derecho de reunión es un derecho fundamental, el derecho de llevar a cabo un servicio religioso no lo es. Los vecinos tienen el derecho de quejarse con la policía por servicios religiosos realizados en un edificio residencial, aun cuando las oraciones familiares hindúes en casa son la norma en ciertos festivales, y las procesiones estruendosas en la calle y los llamados a rezar temprano por la mañana desde torres de altavoces son comunes.

“Los hindúes se reúnen deliberadamente para ejercer algunos de estos derechos”, comentó Williams. “Algunos de estos derechos abusan de la ley, de su alcance, pero es un punto de apoyo que han encontrado”.

En los primeros 31 días de 2019, una línea de asistencia de UCF registró 29 incidentes de violencia y amenazas contra cristianos nacionalmente, en comparación con un promedio de 20 incidentes por mes el año pasado.

Pughal llamó a la línea de asistencia del UCF y recibió una asesoría legal gratuita y un abogado para desafiar la prohibición de su iglesia. Un año después, el caso de la iglesia todavía continúa en una corte inferior.

Qué es el pastafarismo y por qué una corte holandesa determinó que no es una religión

Más de 100 iglesias cerradas en 2018

En Tamil Nadu, un código de construcciones de 1972 y las normas de construcción de 1994 de un panchayat (gobierno comunal) requieren de la aprobación del gobierno local para construir una estructura que se usará para la adoración pública con motivos religiosos, y la aprobación puede ser negada si el gobierno cree que las paz pública y el orden serán afectados. Está menos claro cómo esta ley debe manejar a los feligreses que se reúnen en una casa.

Congreso, el partido izquierdista de India, introdujo leyes similares en otros estados: Madhya Pradesh y Rajastán, y en 2000, el gobierno estatal derechista de BJP aprobó las mismas leyes en Uttar Pradesh, el estado más poblado del país.

Bajo estas leyes, los gobiernos locales pueden regular el uso de edificios por grupos religiosos y exigir permisos para actividades religiosas. El BJP recuperó el poder sobre el estado con la elección en 2017 del monje hindú Yogi Adityanath, quien prometió construir un templo hindú en el mismo terreno que las ruinas de una mezquita del siglo XVI destruida por fundamentalistas hindúes en 1992.

En 2018, por lo menos 55 iglesias en Uttar Pradesh, 25 en el vecino Uttarakhand y 19 en Tamil Nadu fueron cerradas después de que fundamentalistas hindúes las asaltaron o presentaron quejas ante la policía, según informes de la línea de asistencia de UCF y de la Alianza para Defender la Libertad (ADF), una organización sin fines de lucro domiciliada en Estados Unidos que ofrece ayuda legal para defender la libertad religiosa de los cristianos. Algunas tenían congregaciones de hasta 300 personas.

Estos conteos de iglesias son los mínimos a saber, ya que los pastores en las áreas insisten en que hay demasiadas y en lugares remotos como para llevar registros.

Mange Singh, de Ruhalki Kishanpur en Haridwar, ha ayudado a coordinar las iglesias en casas en 85 poblados a lo largo de las laderas himalayas en Uttarakhand, y dijo que la policía ha cerrado siete iglesias de forma permanente.

“Los extremistas hindúes irrumpen en medio de los servicios de adoración y amenazan y abusan de las personas presentes”, observó Singh. “Si esto no espanta a los cristianos, los extremistas llevan consigo a la policía y cierran la iglesia y la hermandad por la fuerza, y alejan a los feligreses”.

La iglesia de Singh, Iglesia del Renacimiento Cristiano, ha sido atacada por lo menos 25 veces por grupos extremistas hindúes desde que se inauguró en 2010. En vez de arrestar a los atacantes, la policía usualmente arrestaba al pastor. Singh ha sido arrestado 32 veces desde 2011 por llevar a cabo rezos o por acusaciones falsas de convertir por la fuerza al cristianismo a alguien, dijo él.

Apenas el mes pasado, el 16 de enero, una multitud hindú acosó y golpeó a un miembro de la iglesia de Singh. En un informe anual de 2018, la organización india Asistencia ante Persecución registró 129 ataques contra cristianos solo en Uttar Pradesh, la cifra más alta entre los 29 estados de India.

“Desde 2014, la persecución ha aumentado”, comentó Singh, llamando a los últimos años “Persecución en Cualquier Momento”.

Rajesh Kumar, un pastor de Sultanpur en Uttar Pradesh, presidió una iglesia de 300 miembros que se reunió en casa de él los últimos 10 años hasta 2018, cuando miembros de Bajrang Dal molestaron a sus feligreses. Bajrang Dal es un grupo extremista hindú formado en 1984, con su base actual en Delhi y miembro de Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), una organización paramilitar que es el padre ideológico y la rama fundamental del BJP. La CIA de Estados Unidos calificó a Bajrang como una “organización religiosa militante” y al RSS como una “organización nacionalista” en su libro mundial de hechos de 2018.

“Nos llevaron a la estación de policía y se interpuso un Primer Reporte de Información [FIR] en nuestra contra por “alterar la paz’,”dijo Bhawar Pal Singh, un anciano de la iglesia de Kumar y quien no está relacionado con Mange Singh.

¿Cómo influye la religión en la publicidad basada en el miedo?

La iglesia sigue cerrada

“Cada domingo, cuando se celebran los servicios en la iglesia, los representantes de estas organizaciones fundamentalistas están rondando”, comentó Abhishek Masih, un pastor en Allahabad, donde el peregrinaje hindú kumbh se celebrará este año. “Llevan consigo a personas con influencia política a la estación de policía y llevan consigo a la policía para que arresten a pastores y líderes cristianos… Es evidente que estas personas [asociadas con organizaciones extremistas hindúes] están bien instruidas y tienen claro lo que están haciendo”.

Nehemiah Christie, un coordinador de ADF, respaldó el recuento de Masih con sus propias anécdotas del sur de India.

“En Tamil Nadu, vemos la mayor cantidad de ataques contra cristianos, deteniendo sus casas de oración todos los días”, contó Christie. “Todos los días vemos esto. Los extremistas hindúes están creando deliberadamente el problema. El mecanismo es manejado totalmente por el régimen del RSS”.

Permiten a noruegos abandonar su religión con un sólo clic

Estrategia coordinada con complicidad policial

Los hombres que irrumpieron en la casa de Pughal pertenecen a Hindu Munnani, formado en 1980 con el objetivo declarado de defender el hinduismo y proteger los monumentos religiosos hindúes. Los activistas de Munnani por lo general predican que el cristianismo es una fe extranjera y occidental inapropiada para los indios y que los pastores cristianos ofrecen dinero para convertir a hindúes pobres al cristianismo, lo cual es ilegal. Los extremistas pasan por alto o niegan que Tomás, un apóstol de Jesús, trajo la tradición cristiana siria a India y se cree que fue asesinado en Chennai, sur de la India, en 72 d.C.

Los participantes del mitin ese día llegaron a la ciudad desde otros poblados, claramente buscando a un activista Munnani importante, un hombre llamado A.N. Karthik, para pedirle direcciones, acusó Pughal. Él piensa que a los aldeanos se les pagó por participar.

“Karthik celebró un mitin y esa muchedumbre fue a abusar de la iglesia”, comentó N. Suresh, abogado hindú de Pughal provisto por ADF. Para obtener ventajas políticas, “juntan a aldeanos ignorantes e inocentes y los instigan contra los cristianos, diciendo que están involucrados en posibles conversiones, luego juntan a la muchedumbre para que ataque la iglesia”.

La mayoría de la congregación de la Iglesia de Dios Todopoderoso proviene de la comunidad dalit o “intocables”, tradicionalmente empobrecidos en la sociedad india y por lo general evangelizados por misioneros cristianos de India y el extranjero. Al convertirse en cristiano, un indio dalit a veces puede una condición social más equitativa en su comunidad, y a veces invitan a más discriminación. Pughal dice que las familias en la grey de su iglesia se convirtieron al cristianismo más de una generación antes.

La constitución india provee la libertad de consciencia y “el derecho a profesar libremente, practicar y propagar la religión con sujeción al orden público, la moralidad y la salud”, pero estas últimas disposiciones debilitan sustancialmente la libertad religiosa en la práctica.

Por ejemplo, muchos estados aplican leyes “contra la conversión”, según las cuales en algunas áreas se requiere que una persona pida permiso a su gobierno local 30 días antes de convertirse a una fe nueva. Las identidades religiosas a menudo son usadas en registros oficiales porque hay ciertas leyes que se aplican de manera diferente a distintos grupos religiosos, desde deducciones fiscales hasta préstamos bancarios y matrimonios, a veces favoreciendo a familias hindúes y sikh.

Suresh, el abogado de Pughal, admite que la iglesia necesita permiso del magistrado del distrito, pero él argumenta en audiencias locales este mes que este permiso no debería negarse, y los hombres quienes exigieron pruebas del permiso irrumpieron en propiedad privada.

“No hay derecho para que alguna persona o una muchedumbre tome la ley en sus manos y le pida un permiso a algún ciudadano de India”, dijo él. “Es un deber del gobierno el pedir el permiso, de nadie más”.

Christie, el representante de ADF, comentó que lo más frustrante es la complicidad de la policía.

“Los fundamentalistas hindúes atacan todos los lugares de adoración sistemáticamente y hay una complicidad tremenda de las autoridades, complicidad extrema”, dijo él. “¿Cómo puede la policía decirle a la víctima: ‘Presentaré una acusación en tu contra si no obtienes un permiso’ y luego no arrestar a quienes atacaron a los cristianos?”

En enero de 2018, un pastor fue hallado muerto y colgado de una cuerda en la iglesia en su casa, aislada del resto del poblado en Tamil Nadu. Una semana antes, el pastor presentó una queja ante la policía local contra hombres hindúes que no aprobaban su iglesia.

En nochebuena en Uttar Pradesh, 4 cristianos en varias áreas fueron arrestados por “alterar la paz” y encerrados bajo custodia policial hasta pasada navidad, según Masih, quien sumó los arrestos a partir de reportes mediáticos locales.

Sentir público e influencia mediática

Incluso sin que haya lagunas en las leyes para discriminar a las minorías religiosas, el sentir público y la representación mediática tienen mucho que ver.

“Los periódicos en sus reportes presentan las cosas de una manera que hace parecer que los cristianos no tienen legalmente permitido reunirse en casas y tener hermandades”, comentó Masih, el pastor de Allahabad, Uttar Pradesh.

“Los cristianos son advertidos por los aldeanos y, en la mayoría de los casos, por el jefe del poblado que, si quieren permanecer en el poblado, tendrán que desistir de su hermandad cristiana en sus casas o serán sacados por la fuerza de sus casas y poblados o serán boicoteados por todo el poblado”, añadió él.

Algunas comunidades cristianas, como la de Pughal, continúan reuniéndose para orar en ubicaciones nuevas, aunque hallar un hogar nuevo le tomó a Pughal seis meses. La casa que fue violada era rentada a un casero musulmán, quien no tenía recelos con respecto a sus reuniones para orar. Mientras Pughal buscaba una nueva casa y celebraba reuniones cristianas, se corrió la voz de que es un criminal, y los caseros lo rechazaron. Ahora vive en casa de su madre en la misma localidad.

Otras comunidades dividen sus iglesias en grupos pequeños que pueden reunirse de manera más secreta en casas, o de plano dejan de reunirse.

“Es un hecho que los cristianos quienes viven en el estado más poblado de India —Uttar Pradesh— enfrentan un miedo intensificado de que sus vidas sean amenazadas por practicar su fe”, comentó A.C. Michael, coordinador nacional de la oficina de Asuntos Minoritarios de la Unión Católica de Toda India (AICU). “Por miedo a ser atacados, no llevan a cabo sus oraciones en sus propias casas”.

Surendra Kumar, un pastor de Haridwar, Uttarakhand, comentó que los cierres en realidad han dado por resultado que más gente se una a la fe cristiana.

“El cierre de hermandades grandes ha dado origen a muchas pequeñas”, dijo él. “Somos capaces de evangelizar en áreas que no visitábamos antes y esto mismo trae crecimiento”.

El nacionalismo hindú no desaparecerá pronto

A causa del estremecimiento en las iglesias en casas, el BJP ha enfatizado el papel de las organizaciones sociales de bases que promueven el yoga, la ayurveda y el hinduismo sobre las organizaciones no gubernamentales (ONG) extranjeras que trabajan para proteger los derechos humanos, las minorías religiosas o el medioambiente cuando entran en conflicto con intereses particulares o los intereses del BJP.

En 2016, el Ministerio del Interior de India canceló las licencias de financiamiento extranjero de 20,000 ONG. Muchas eran organizaciones cristianas. El ejemplo más eminente fue cuando Compasión Internacional, la cual administra programas de educación para niños y era sospechosa de convertir a musulmanes e hindúes al cristianismo, fue obligada financieramente a salir del país en 2017.

La familia del BJP de afiliados al RSS a menudo reciben financiamiento del exterior para llevar a cabo su labor, desde programas de educación para niños hasta retiros de yoga y centros de meditación y, supuestamente, cerrar instituciones cristianas.

“Especialmente de California, ellos escuchan alguna historia lacrimosa sobre gente pobre, lego les dan dinero para establecer centros de yoga y la promoción del hinduismo”, comentó Sanjan George, quien solía trabajar para Persecution.org desde Bangalore. “Pero ¿sabrán ellos que este dinero es derivado a organizaciones radicales hindúes y usado para atacar a no hindúes?”

“No hay repercusiones de parte de los cristianos porque guardan silencio”, añadió él.

Christie dice que su oficina en ADF ha tratado de discutir la violencia contra los cristianos con Edappadi Palaniswami, ministro en jefe de Tamil Nadu, cuyo partido posiblemente se alíe con el BJP por escaños en la próxima elección este abril o mayo.

“Después de una presión inmensa, él nos dio una cita y nos hizo esperar una hora en su pasillo”, expresó Christie. “Luego, en el último minuto, el asistente personal vino y dijo: ‘Lo siento, señor, el ministro en jefe se marchó a una reunión y no podrá verlo’.”

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.