Facebook prometió mayor privacidad y seguridad, ¿podemos creerle?


Facebook prometió mayor privacidad y seguridad, ¿podemos creerle o es solo un truco?



Después de crear la red social más grande y poderosa de la historia, Marck Zuckerberg dice que el futuro de Facebook es algo más.

El cambio estratégico anunciado esta semana por Zuckerberg sugiere que Facebook ya no quiere ser la “plaza pública digital”, sino un “living digital” para comunicaciones seguras, privadas, en la que podría ser la mayor transformación sobre privacidad.

Pero el anuncio de Zuckerberg también genera algunas dudas sobre las implicaciones en el modelo de negocios basado en publicidad de la red social y sobre la creciente presión para que Facebook se deshaga del contenido malicioso y la desinformación.

“Si esta ambición se hiciera realidad, significa nada menos que un cambio de era en el modelo de negocios de Facebook”, escribió Henry Farrell, un profesor de la Universidad George Washington, en The Washington Post.

Facebook promete mayor privacidad y seguridad, a un año del escándalo por uso de datos

Farrell advirtió que el giro de Facebook llega en medio de la presión de los gobiernos para erradicar el “discurso de odio” y otro contenido inapropiado, al tiempo que usan la red social para espiar a su población.

Al hacer que más comunicaciones sean privadas y estén encriptadas, “se hace más difícil llevar adelante manipulación política a gran escala”, escribió Farrell. “De todas formas esto significa, obviamente, que las autoridades no podrán ver lo que la gente habla entre sí”.

Farrell argumentó que Zuckerberg “no sólo está cambiando de rumbo porque fue presionado. También se ve impulsado por nuevas oportunidades, que podrían ofrecer un modelo de negocio más sustentable políticamente”.

Nuevos servicios

En el anuncio de Zuckerberg de alguna forma se pasó por alto su plan para ofrecer nuevos servicios en una plataforma centrada en la privacidad. Propuso “construir más formas para que la gente interactúe” con “videollamadas, grupos, historias, empresas, pagos, comercios y, en última instancia, una plataforma para muchos tipos de servicios privados”.

Fred Wilson, un inversor de riesgo que escribe en un blog sobre el sector tecnológico, consideró el anuncio de Zuckerberg un esfuerzo audaz para “reiniciar completamente el modelo de negocio de la compañía con el objetivo de posicionarse y ganar la nueva ola en tecnología”.

En una entrevista con la revista Wired, Zuckerberg dijo el miércoles que aún no se elaboraron los detalles del modelo de negocio, y reconoció que Facebook recogerá y guardará menos información del usuario.

Nueva York investiga a Facebook por recopilación de datos íntimos a través de apps de terceros

“Soy optimista de que construiremos sistemas que básicamente puedan ofrecer mayor valor con menor cantidad de información”, señaló Zuckerberg.

Laura Martin, analista en la empresa financiera Needham & Co., dijo que la jugada de Zuckerberg es inteligente, porque le ofrece a Facebook nuevos flujos de ingresos y a la vez limita su exposición a la regulación.

Zuckerberg “ve que las publicaciones en el muro de Facebook serán reguladas” y por eso está “forjando estas aplicaciones para sacarlas del alcance regulatorio”, señaló Martin a AFP.

¿Cortina de humo?

Algunos analistas argumentan que la jugada de Facebook es un truco diseñado para distraer la atención de su creciente influencia sobre el discurso público.

“En el fondo, muy poco cambiará”, consideró Richard Windsor, un analista tecnológico que escribe el blog Radio Free Mobile, que describió el anuncio de “cortina de humo”.

“Porque un giro para convertirse en un sistema totalmente privado y encriptado parece un suicidio, ya que sin datos Facebook no tendrá publicidad para vender”.

El anuncio de la red social se da mientras los legisladores estadounidenses analizan nuevas normas para las plataformas de internet, y mientras las duras regulaciones para la protección de datos en Europa requieren en algunos casos que se elimine contenido inapropiado en cuestión de horas.

Para cumplir con estos requisitos, Facebook contrató unos 20.000 moderadores en todo el mundo, pero aún se enfrenta a la abrumadora tarea de eliminar contenidos de millones de usuarios en decenas de idiomas.

El nuevo plan “podría privilegiar la privacidad, pero socavar cosas como la moderación de contenido”, dijo Daniel Kreiss, profesor de comunicación en la Universidad de Carolina del Norte.

“Una jugada en esta dirección les podría permitir que se desentiendan de cualquier rol editorial o de contenido… noticias falsas, discursos de odio, difamación”.

El analista en tecnología y bloguero Ben Thompson dijo que Facebook probablemente seguirá recolectando información y mantendrá su negocio de publicidad, mientras desarrolla un nuevo espacio de comunicaciones privadas como una jugada para enfrentarse a rivales como Snapchat.

“Facebook no cambió nada de sus servicios centrales o de sus políticas de recolección de datos, pero se asume que la compañía está cambiando y el único debate es si creerles o no”, escribió.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.