Los antivacunas y otras 9 amenazas para la salud mundial según la OMS


Los antivacunas, la contaminación y otras amenazas para la salud en el 2019 según la OMS

antivacunas-contaminación-amenazas-salud-oms



La humanidad ha avanzado significativamente en lo que respecta a la salud mundial en las últimas décadas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esperanza de vida ha aumentado en muchas partes del mundo, la poliomielitis está a punto de ser erradicada y murieron seis millones menos de niños menores de cinco años en 2016, en comparación con 1990.

A pesar de estos logros, siguen existiendo importantes desafíos para la salud mundial, que van desde la prevalencia de enfermedades crónicas hasta los efectos dañinos de la contaminación ambiental.

Este año marca el comienzo del 13º Programa General de la OMS, un plan estratégico de cinco años con el objetivo de crear un mundo más saludable para todos al enfrentar los desafíos pendientes.

A continuación se presentan diez de los problemas más importantes que la OMS y sus socios abordarán en 2019.

Contaminación del aire y cambio climático

La OMS considera que la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud pública en 2019, lo que no sorprende dado que nueve de cada diez personas respiran aire contaminado, lo que genera aproximadamente 7 millones de muertes prematuras en todo el mundo. La inhalación de contaminantes microscópicos puede llevar a problemas como el cáncer, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades cardíacas y pulmonares.

También se espera que el cambio climático tenga un gran impacto en la salud de las personas, con un adicional de 250,000 muertes anuales entre 2030 y 2050 debido a condiciones relacionadas como la desnutrición, la malaria y el calor.

Enfermedades no transmisibles

Las enfermedades no transmisibles o crónicas son aquellas que no pueden transmitirse directamente de una persona a otra, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas. En conjunto, son los mayores asesinos de seres humanos, responsables del 70 por ciento de todas las muertes en todo el mundo. Los factores más importantes de estas enfermedades son el alto consumo de alcohol, el consumo de tabaco, la inactividad física, la mala alimentación y la contaminación del aire.

Pandemia global de influenza

La OMS advierte que una pandemia mundial de influenza podría ocurrir en cualquier momento. Como resultado, la organización está colaborando con más de 150 instituciones en todo el mundo para monitorear constantemente las cepas de influenza para proporcionar estrategias de prevención y tratamiento donde sea necesario.

Entornos frágiles y vulnerables.

Las crisis como la sequía, el hambre, los conflictos y el desplazamiento de la población, y los servicios de salud deficientes han dejado a más de 1,600 millones de personas en todo el mundo, o el 22 por ciento de la población del planeta, sin acceso a la atención básica.

Resistencia antimicrobiana

La resistencia a los antimicrobianos, la capacidad de los patógenos para resistir el tratamiento con medicamentos que alguna vez fueron efectivos, es uno de los mayores desafíos para la salud de nuestro tiempo. El aumento de la resistencia significa que un día podremos ser incapaces de tratar muchas infecciones, lo que conlleva un aumento de la enfermedad, la discapacidad y la muerte, sin nuevos avances médicos. Además, puede significar que las cirugías de rutina y la quimioterapia podrían ser extremadamente riesgosas.

Ébola y otros patógenos de alta amenaza

El año pasado se produjeron dos brotes de ébola en la República Democrática del Congo, que causaron la muerte de cerca de 400 personas. Esto resalta el peligro de los patógenos conocidos de alto riesgo con el potencial de causar epidemias, como el ébola, el zika, el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), así como los que aún no han sido detectadas aún.

Débil atención primaria de salud

Las personas en muchos países del mundo carecen de acceso a servicios de atención primaria de salud adecuados. Este es un problema importante ya que es el primer punto de contacto que una persona tiene cuando se le presenta un problema médico. A menudo, el servicio es de mala calidad o simplemente inasequible.

Resistencia a las vacunas

Las vacunas son una forma eficaz y asequible de prevenir la propagación de muchas enfermedades. De hecho, se estima que sin ellos, habría 2-3 millones adicionales de muertes cada año. A pesar de esto, una considerable minoría de padres en varios países alrededor del mundo están eligiendo no vacunar a sus hijos. Esto puede hacer que sea una tarea difícil lograr niveles suficientes de cobertura en una población, mitigando los efectos de la inmunidad del grupo.

La resistencia de las vacuna se ha identificado como un factor potencial en un aumento del 30 por ciento en los casos de sarampión en todo el mundo, por ejemplo.

Dengue

Cada año, alrededor de 390 millones de personas en todo el mundo se infectan con el dengue y alrededor del 40 por ciento de la población vive en áreas donde corren el riesgo de contraer la enfermedad. Transmitida por mosquitos, la fiebre parecida a la gripe tiene una tasa de mortalidad de entre 1 y 5 por ciento. Esto puede saltar hasta el 50 por ciento si no se trata.

El VIH

Si bien se han logrado grandes avances en lo que respecta a la prevención y el tratamiento de las infecciones por el VIH en todo el mundo, millones siguen muriendo a causa del VIH / SIDA cada año. Se estima que alrededor de 37 millones de personas viven actualmente con el VIH.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.