China confirma la detención del presidente de Interpol, pero su situación se mantiene en suspenso


China confirma la detención del presidente de Interpol, pero su situación se mantiene en suspenso



El gobierno chino confirmó que el presidente de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), Meng Hongwei,  fue detenido y está siendo investigado “por sospechas de haber violado la ley”.

Hongwei “está siendo investigado por sospechas, de acuerdo a las cuales habría violado la ley”, dice un breve comunicado difundido en el sitio web de la Comisión Nacional de Supervisión, encargada de los casos de corrupción de los funcionarios públicos chinos.

Beijing no dio mayor información al respecto de la investigación del también viceministro de seguridad pública de China.

La Interpol anunció en Lyon este domingo la renuncia “con efecto inmediato” de su presidente chino.

“Hoy, domingo 7 de octubre, el secretario general de Interpol en Lyon, en Francia, recibió la dimisión de Meng Hongwei, como presidente de Interpol, con efecto inmediato”, según un comunicado publicado en Twitter.

Meng Hongwei, de 64 años, no había dado señales de vida desde el 25 de septiembre, según su esposa, que informó el jueves por la noche a la policía francesa de la “desaparición inquietante” de su marido.

Meng Hongwei, quien se convirtió en 2016 en el primer chino a la cabeza de la Organización Internacional de Policía Criminal, Interpol, con sede en Francia, viajó el pasado 29 de septiembre a China.

Pero desde su viaje su familia no había tenido noticias de su paradero. Fue su esposa quien informó de su desaparición a las autoridades francesas, señaló este viernes a la AFP una fuente próxima a la investigación.

Por qué preocupa que Xi Jinping, el líder de China, pueda ser presidente vitalicio

En un comunicado difundido en su cuenta Twitter, Interpol dijo estar “al tanto de los reportes de prensa sobre la presunta desaparición” de Meng. La investigación “depende de las autoridades en Francia y China”, agregó la organización.

La esposa de Meng Hongwei, Grace Meng, hizo un llamado a la comunidad internacional este domingo en declaraciones a la prensa en Lyon, donde la organización policial tiene su sede mundial.

“Este caso concierne a la comunidad internacional”, dijo con voz temblorosa Grace Meng en una declaración leída en chino y luego en inglés. Habló dando la espalda a las cámaras por razones de seguridad y rechazó ser fotografiada.

El sábado, el secretario general de Interpol, el alemán Jürgen Stock, había solicitado a China “una aclaración sobre la situación del presidente de la organización, que no ha brindado noticias a su familia desde que viajó a China hacia fines de septiembre.

Su esposa cree que se encuentra en peligro tras su último mensaje, precisamente del 25 de septiembre, señaló al margen de la conferencia de prensa en Lyon. En esa fecha, en que su marido llegó a China, éste le había enviado a través de una red social un escueto mensaje: “espera mi llamado”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.