¿Electricidad vegana? Una compañía convierte desechos de animales en energía


¿Electricidad vegana? Una compañía convierte desechos de animales en energía



Una compañía británica de energía eléctrica advierte que podría haber productos animales acechándonos en la oscuridad; y a fin de brindar una alternativa a los consumidores, está ofreciendo lo que denomina la primera “electricidad vegana” del mundo.

Luego de afirmar que la mitad de los hogares británicos utiliza electricidad generada con subproductos animales, Ecotricity -un proveedor de energía renovable del Reino Unido- anunció que su electricidad y su gas tendrán certificación vegana. Por otra parte, Dale Vince, el fundador de la compañía, acusó a las empresas que se dicen “éticas” o “verdes” de ocultar su “ingrediente secreto” a los consumidores.

“Debemos etiquetar las fuentes de energía con toda claridad, para que el público pueda tomar decisiones informadas”, expresó en una declaración.

La compañía proporciona “energía vegana” en sus ofrecimientos de energía eólica y solar, y está desarrollando la “energía marina”, generada con la oscilación de las olas y las corrientes oceánicas. Antes de su anuncio, Ecotricity se había asegurado de que ninguna de sus fuentes de energía contuviera subproductos animales; sin embargo, la compañía decidió registrarse ante The Vegan Society para certificar su condición verde.

Aunque no es de conocimiento público, es bastante común que los proveedores de energía eléctrica recurran a los animales para generar electricidad mediante la digestión anaeróbica. Para dicho proceso, las instalaciones calientan estiércol animal y este produce gas metano, el cual se utiliza para alimentar los generadores y producir electricidad, reveló Dairyland Power Cooperative, un proveedor eléctrico del medio oeste de Estados Unidos.

Los desperdicios animales suelen considerarse una fuente de energía limpia y renovable. Convertir el estiércol en combustible elimina una parte muy sustancial de la contaminación por carbono y permite que las compañías de energía dependan menos de los combustibles fósiles “más sucios”, como el carbón y el petróleo. Además, los animales proporcionan un suministro inagotable de desperdicios, mientras que las reservas de gas natural de la Tierra son limitadas, por lo que el estiércol reduciría la necesidad de perforar la roca para extraer el gas (fracking).

Después de la digestión anaeróbica, los residuos líquidos del estiércol se utilizan como fertilizantes agrícolas y los sólidos sirven para formar pequeños fragmentos que se usan en los lechos de los animales, explicó David Simakov, profesor asistente de ingeniería química en la Universidad de Waterloo, Canadá, en entrevista con Popular Science.

“Hablamos de producir suficiente de gas natural renovable para calentar miles de hogares, a partir de un solo vertedero de basura grande”, agregó Simakov. “A fin de que nuestras vidas sean más sustentables, tenemos que dejar de extraer carbono del subsuelo para soltarlo en la atmósfera e introducir cada vez más energía renovable”.

Según la Administración de Información Energética de Estados Unidos, la energía renovable representa apenas 11 por ciento del consumo eléctrico del país, en tanto que los combustibles fósiles y la energía nuclear generan más de 80 por ciento de la energía estadounidense. Y eso difícilmente cambiará. Porque igual que otras fuentes de energía limpia, la digestión anaeróbica sigue siendo más costosa que las fuentes de energía tradicionales.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.