El Estado Islámico reivindica ataque donde murieron tres personas en supermercado francés


El Estado Islámico reivindica ataque donde murieron tres personas en supermercado francés

estado-islámico-ataque-supermercado-francia


La policía francesa abatió este viernes a un hombre que mató a por lo menos tres personas e hirió a cuatro más en un sangriento recorrido que culminó con una toma de rehenes en un gran supermercado del sur de Francia.

“El sospechoso robó primero un automóvil en Carcasona, matando a un pasajero e hiriendo al conductor, antes de disparar al hombro de un policía a proximidad del cuartel situado cerca de allí. Después, mató a dos personas durante una toma de rehenes en el supermercado de Trebes”, cerca de Carcasona, indicaron fuentes de la investigación.   

Según fuentes de seguridad, el hombre, un marroquí de unos 30 años identificado como Redouane Lakdim y vigilado por radicalización islamista, entró en el Super U de Trebes a las 11:15 de la mañana (hora local) y abrió fuego en un ataque que fue  fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

Armado supuestamente con cuchillos, un arma corta y granadas, gritó “Alá Akbar” (“Alá es el más grande”) al entrar en el comercio, según un testigo de los hechos.

“Un hombre gritó y empezó a disparar varias veces”, aseguró un cliente del supermercado a la radio FranceInfo. “Vi la puerta de una cámara frigorífica y le pedí a la gente que viniera a refugiarse allí. Éramos 10 y nos quedamos una hora. Hubo más disparos y salimos por la puerta de emergencia trasera”, contó.

Después de que salieran los demás rehenes, el atacante se atrincheró en el supermercado con un gendarme que resultó herido durante la operación de las fuerzas de seguridad para matar al sospechoso.

Un militar que participó en el asalto a la tienda también sufrió una herida de bala.

Presunto ‘ataque terrorista’


“Todo apunta a que se trata de un ataque terrorista”, declaró desde Bruselas el presidente francés, Emmanuel Macron, que aseguró su inminente regreso a París.

El atacante dijo actuar en nombre del grupo Estado Islámico, según la fiscalía.

Si se confirma el vínculo con el Estado Islámico, este ataque sería el primero importante desde la elección del presidente Emmanuel Macron en mayo pasado.

Esos ataques ocurrieron mientras Francia seguía en alerta tras una serie de atentados desde el ataque contra la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en enero de 2015, que dejó 12 muertos.

La ola de atentados yihadistas dejó un total de 238 muertos y cientos de heridos en 2015 y 2016. Varios de esos ataques o intentos de ataque apuntaron a militares o policías.

Las autoridades temen nuevos atentados a pesar del incremento de las medidas de seguridad instauradas por el gobierno, cuya señal más visible es el despliegue de 10,000 policías y militares en las calles, estaciones y lugares turísticos.  

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al igual que otros líderes europeos, expresó este viernes su “pleno apoyo” a Francia tras este ataque, el primero importante desde la elección de Macron en mayo pasado.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, expresó también su solidaridad con su vecino. “No bajaremos nunca la guardia en la lucha contra el terrorismo”, apuntó.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su simpatía con las familias de las víctimas, a quienes aportó su pésame. “Cuando se trata de amenazas terroristas, estamos naturalmente al lado de Francia”.

El grupo Estado Islámico, que ha perdido casi todo el terreno que conquistó en Irak y en Siria donde proclamó un califato en 2014, amenaza a menudo a Francia en represalia por su participación en la coalición militar internacional que lucha contra sus combatientes en ambos países.

El EI llamó a atacar a los “infieles” en todas partes, y el grupo intenta exportarse en Europa gracias a los yihadistas que regresaron de Siria con el objetivo de realizar ataques en suelo europeo.

El anterior ataque reivindicado en Francia por el EI había tenido lugar en Marsella, el pasado 1 de octubre. Ese día, un tunecino de 29 años, Ahmed Hanachi, mató a dos jóvenes ante la estación Saint-Charles de la ciudad meridional al grito de “Alá Akbar”, antes de ser abatido por militares.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.