Qué sitios del Patrimonio de la Unesco están en Afganistán y por qué exigen protección | Newsweek México


Qué sitios del Patrimonio de la Unesco están en Afganistán y por qué exigen protección

EN MEDIO del descontento en curso en Afganistán tras la reciente toma del poder en el país por los talibanes, la Unesco ha pedido la preservación del patrimonio cultural de Afganistán, incluidos sus dos sitios del Patrimonio Mundial.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) explica: “El Patrimonio Mundial es la designación de lugares en la tierra que tienen un valor universal excepcional para la humanidad”.

Los sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco deben “protegerse para que las generaciones futuras los aprecien y disfruten”, dice el órgano mundial.

El llamado reciente de la Unesco se da 20 años después de la destrucción de los Budas de Bamiyan, dos estatuas del siglo V que fueron derruidas por los talibanes en 2001.

También lee: Panjshir, histórica provincia de la resistencia en Afganistán, busca acuerdo con los talibanes para compartir el poder

En una declaración del 19 de agosto, Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, pidió por “la preservación del patrimonio cultural de Afganistán en su diversidad, con respeto total de la ley internacional, y por tomar todas las precauciones necesarias para salvar y proteger el patrimonio cultural del daño y saqueo”.

La declaración decía: “Cualquier daño o pérdida de patrimonio cultural solo tendrá consecuencias adversas en las expectativas de una paz duradera y ayuda humanitaria para el pueblo de Afganistán.

“La Unesco subraya además la necesidad de un ambiente sano para el trabajo en curso de los profesionales y artistas del patrimonio cultural en el país, quienes tienen un papel central para la cohesión nacional y el tejido social de Afganistán”, rezaba la declaración.

Turistas extranjeros viajan al Minarete de Jam, un sitio del Patrimonio Mundial de la Unesco, en la provincia de Gaur de Afganistán, en 2008. (Foto: AFP/ Getty)


Además de sus sitios del Patrimonio Mundial de la Unesco, Afganistán alberga otros sitios históricos como la Ciudad Antigua de Herat y museos, incluido el Museo Nacional en Kabul, la capital afgana.

SITIOS DEL PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO EN AFGANISTÁN

Los sitios del Patrimonio Mundial de la Unesco en Afganistán incluyen el “Paisaje cultural y restos arqueológicos del valle de Bamiyan”, así como el “Minarete y restos arqueológicos de Jam”, como se menciona en el sitio web de la Unesco.

Paisaje cultural y restos arqueológicos del valle de Bamiyan. El paisaje cultural y restos arqueológicos del valle de Bamiyan representan los “desarrollos artísticos y religiosos” que caracterizaron a la antigua Bactria desde el siglo I hasta el XIII, según el sitio web de la Unesco.

El área contiene conjuntos monásticos budistas, santuarios y edificios fortificados del periodo islámico. Alberga los nichos vacíos de las estatuas de Buda que otrora estaban de pie antes de ser destruidas por los talibanes en marzo de 2001.

No te pierdas: Afganistán: ¿quiénes son los talibanes y cuál es su objetivo?

Minarete y restos arqueológicos de Jam. El Minarete de Jam es una “estructura elegante y elevada” que mide alrededor de 65 metros y se remonta al siglo XII.

Notable por su arquitectura y decoración, que presenta un enladrillado elaborado con una inscripción en azulejos azules en la cima, la torre representa “la culminación de una tradición arquitectónica y artística en esta región”, dice la Unesco.

La imponente estructura está erigida en un considerable y profundo valle fluvial entre montañas altísimas en la provincia afgana de Gaur.

Imagen captada en marzo de 2021 que muestra los restos calcinados de una cueva en el sitio de las estatuas de los Budas de Bamiyan, las cuales fueron destruidas por los talibanes en 2001. (Foto: Wakil Kohsar/AFP/Getty)


DESTRUCCIÓN DE LOS BUDAS DE BAMIYAN Y PRESERVACIÓN DE SITIOS AFGANOS

La destrucción de los dos Budas de Bamiyan marcó un “importante punto de inflexión para la comunidad internacional”, declaró en marzo Ernesto Ottone Ramírez, director general adjunto de cultura de la Unesco.

Ottone Ramírez declaró: “Un acto deliberado de destrucción, motivado por una ideología extremista que buscaba destruir la cultura, identidad e historia, la pérdida de los Budas reveló cómo se podía usar la destrucción del patrimonio como un arma contra las poblaciones locales.

“Enfatizó los lazos estrechos entre la salvaguarda del patrimonio y el bienestar de la gente y las comunidades. Nos recordó que defender la diversidad cultural no es un lujo, sino más bien fundamental para construir sociedades más pacíficas”, dijo el director general adjunto.

Te interesa: Qué desean Rusia, China e Irán tras el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán

Después de la destrucción de los Budas de Bamiyan, tanto las autoridades afganas como la Unesco y otros en la comunidad internacional han trabajado duro para “salvaguardar el rico patrimonio cultural y natural de Afganistán”, comentó Ottone Ramírez en marzo.

En 2003, “ante la extrema fragilidad de los nichos, la falta de un marco de mantenimiento y las preocupaciones por la seguridad”, el paisaje cultural y restos arqueológicos del valle de Bamiyan fueron inscritos simultáneamente en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, así como en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, subrayó Ottone Ramírez en marzo.

Después de más de 15 años, gracias al financiamiento de Japón, se completó la consolidación del nicho del Buda oriental, mientras que todavía están en curso las obras para proteger el nicho occidental, según Ottone Ramírez.

Una vista general del Complejo Musalla en la ciudad antigua de Herat, en abril de 2012. (Foto: Aref Karimi/AFP/Getty)


“Esta cooperación también se ha extendido a otros siete sitios que componen el valle de Bamiyan, incluidas las cuevas cubiertas con murales, expresiones notables de influencias indias y chinas a lo largo de las rutas de la seda, y la fortaleza de Shahr-e Gholghola, que marca el origen del asentamiento de Bamiyan”, mencionó el director general adjunto.

SITIOS AFGANOS CONSIDERADOS PARA LA CONDICIÓN DE PATRIMONIO MUNDIAL

Además de los dos sirios de Afganistán en el Patrimonio Mundial, también hay cuatro sitios en la “Lista Tentativa”, la cual es una lista de propiedades que un país “busca considerar para su designación” en la Lista del Patrimonio Mundial, según la Unesco.

La Unesco explica: “A las Partes Estatales se les invita a entregar sus listas tentativas, propiedades que ellas consideran tener un valor universal excepcional como patrimonio cultural o natural y, por lo tanto, son adecuadas para su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial.

“Las designaciones en la Lista del Patrimonio Mundial no se considerarán a menos de que la propiedad nombrada ya haya sido incluida en la Lista Tentativa de la Parte Estatal”, dice la Unesco.

Los siguientes sitios de Afganistán están actualmente en la Lista Tentativa, según los resume la Unesco: Ciudad de Herat, Ciudad de Balj (antigua Bactria), Band-E-Amir y Bagh-e Babur. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.