Lionel Messi llega al PSG: ¿cómo el Barcelona perdió al máximo icono del futbol? | Newsweek México


Lionel Messi llega al PSG: ¿cómo el Barcelona perdió al máximo icono del futbol?

LIONEL MESSI ya está en Francia: la superestrella argentina del futbol aterrizó este martes por la tarde en París, donde centenares de aficionados depararon a la salida del aeropuerto un recibimiento a la altura de un rey al futuro jugador del Paris Saint-Germain (PSG), que deberá llevar al club a una nueva dimensión tanto económica como deportiva.

A su llegada al aeropuerto de Le Bourget, Messi, vestido con una camiseta con el lema ‘Ici, c’est Paris’ (Aquí es París), saludó desde la ventana a los aficionados que lo aclamaban.

En ese momento, el PSG publicó en sus redes sociales un video de 13 segundos pleno de referencias a la carrera del delantero, como sus seis Balones de Oro y la bandera de Argentina, situada entre las camisetas de Neymar y Kylian Mbappé. Ese detalle no es anodino, ya que el francés se halla en negociaciones para prolongar su contrato.

Messi, de 34 años, firmará con el PSG una vez que supere el reconocimiento médico en el Hospital Americano de Neuilly, donde acudió por la tarde. Será presentado ante la prensa el miércoles en el Parque de los Príncipes, un escenario que pocos podían imaginar unas semanas atrás.

ADIÓS AL BARCELONA

Lionel Messi y el club Barcelona sacudieron al mundo del futbol la semana pasada tras anunciar que se separarían después de 21 años debido a “obstáculos financieros y estructurales”.

Messi se unió a la academia del Barcelona en 2000 e hizo su debut en el primer equipo en 2004. Llegó a ganar 35 trofeos con los catalanes, anotó 474 goles en las ligas y obtuvo en seis ocasiones el Balón de Oro, el trofeo reservado al mejor jugador del mundo.

Durante casi dos décadas, imaginar al Barcelona sin Messi era tan imposible como imaginar a Messi sin el Barcelona. Sin embargo, todo eso cambió en las últimas dos semanas.

¿Por qué Messi deja al Barcelona? Porque, como lo dejó claro el club en su declaración del jueves pasado, “obstáculos financieros y estructurales” evitaron que Messi renovara su acuerdo con el equipo al que ha representado toda su vida.

También lee: Por la dignidad del futbol femenil en México

“A pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el FC Barcelona y Lionel Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo contrato el día de hoy, no se podrá formalizar debido a obstáculos financieros y estructurales [normativa de La Liga española]”, indicó el club catalán.

“Ante esta situación, Messi no continuará ligado con el FC Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del club. El Barça quiere agradecer de todo corazón la aportación del jugador al engrandecimiento de la institución y le desea lo mejor en su vida personal y profesional”.

Los obstáculos a los que se refiere el Barcelona son los estrictos límites salariales establecidos en La Liga española, que implican que los catalanes necesitaban erogar entre 100 millones de euros (120 millones de dólares) y 200 millones de euros en honorarios para registrar el nuevo contrato de Messi y la contratación de otros agentes libres que realizaron este verano.

Pero la realidad es un poco más complicada. Habiéndose tambaleado en el borde del precipicio financiero después de una serie de erráticos acuerdos, el Barcelona fue finalmente empujado al abismo por la pandemia del coronavirus. El club perdió 487 millones de euros únicamente el año pasado, y su deuda total asciende a 1,170 millones de euros.

Muchas personas pensaban que Messi solo jugaría para el Barcelona durante toda su carrera. Su salida del titán español ha sacudido al mundo y ha devastado a los fanáticos. (Fotos: Getty Images)


En declaraciones hechas ante los medios el sábado pasado, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, describió la sombría situación financiera del club. Desde 2014, los catalanes han gastado más de 1,000 millones de euros en jugadores, de los cuales, 430 millones se emplearon únicamente en la contratación de Antoine Griezmann, Ousmane Dembele y Philippe Coutinho desde 2017.

Aunque los tres jugadores solo han dado unos pocos destellos que reflejan su reputación, su contratación dio un tremendo golpe a las finanzas del Barcelona debido a que el gasto en salarios aumentó casi 50 por ciento entre 2017 y 2020.

En la temporada 2019-2020, los salarios consumieron 74 por ciento de los ingresos totales del Barcelona, y 110 por ciento si se toma en cuenta el salario de Messi. Aún sin el argentino, se espera que los salarios del Barcelona asciendan a 95 por ciento de los ingresos totales del club en esta temporada, indicó Laporta.

¿SE ESPERABA QUE MESSI DEJARA AL BARCELONA?

En pocas palabras, no. Desde hace tiempo, las tribulaciones financieras del Barcelona han sido del dominio público, y este verano surgieron rumores de que Messi podía dejar Cataluña para reunirse con el antiguo entrenador del Barcelona Pep Guardiola en el Manchester City, cuando el equipo blaugrana le permitió iniciar los últimos 12 meses de su contrato sin un nuevo acuerdo en puerta. Aun así, la idea de que Messi y el Barcelona pudieran separarse parecía inconcebible, situación que no cambió cuando el contrato de Messi expiró oficialmente el 1 de julio.

 Dos semanas después, en varios diarios españoles, así como en The Guardian y The Athletic se informó que el club había acordado un nuevo contrato por cinco años con Messi, en el que el argentino tendría un recorte de 50 por ciento en su salario de 45 millones de euros al año después de impuestos. Aunque nunca se produjo un anuncio formal, se cree que todo estaba preparado para que Messi volviera a firmar con el cinco veces campeón de la Copa Europea, situación que él mismo dejó entrever durante su conferencia de prensa del pasado domingo.

Sin embargo, de manera repentina e inesperada, la situación del juego cambió y ambas partes se dieron cuenta de que no podían seguir adelante con el acuerdo. Como dijo el domingo Joan Laporta, presidente del Barcelona, tratar de retener a Messi simplemente equivaldría a “prolongar la agonía”.

Debido a que, en los hechos, Messi era un agente libre desde el 1 de julio, su nuevo acuerdo había sido tratado como un nuevo contrato y no como una renovación, de la cual el Barcelona no podía darse el lujo.

No te pierdas: Futbolistas tienen mayor riesgo de muerte por demencia y trastornos neurodegenerativos: estudio

¿Qué ha dicho Messi sobre su salida del Barcelona? En una conmovedora conferencia de prensa realizada este domingo, Messi explicó que dejar al club no formaba parte de sus planes.

 “Creí que todo estaba arreglado, pero en el último momento, por el asunto [los controles financieros] de la liga no se pudo hacer”, dijo a la prensa, con la voz entrecortada por el llanto.

“Teníamos todo acordado, pero no se pudo hacer. Cuando pasaron las elecciones fui a comer con el presidente nuevo y hablamos. Y después de esa comida, estaba bastante convencido de que iba a seguir, de que no habría ningún problema. Incluso, nunca fue un problema el contrato mío. Y después, pasó lo que pasó. Nunca tuve dudas, estábamos decididos sobre lo que teníamos pensado hacer”.

Te interesa: La FIFA debe evitar abusos laborales de migrantes en Catar rumbo al mundial de futbol: Amnistía Internacional

Después habló con mayor profundidad sobre la situación e insistió en que había hecho todo lo posible para prolongar su carrera en el Barcelona.

“Todos teníamos claro y estamos convencidos de que yo iba a llegar. Teníamos todo arreglado, no había ningún problema y creo que siempre le fuimos sinceros a la gente. No se dio por lo que ya se dijo y se comentó, pero por mi parte, nunca engañé a la gente. No sé bien el entramado de todo esto [los criterios de los límites salariales de la liga], lo único que sé es que no se pudo por la liga, por la deuda del club, porque el club no quería endeudarse más”. N

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.