Girl Power Talk: una apuesta para impulsar a jóvenes mujeres, varones y no binarios | Newsweek México


Girl Power Talk: una apuesta para impulsar a jóvenes mujeres, varones y no binarios

DESDE muy joven, Rachita Sharma comenzó a cuestionar las normas sociales que rodean a los roles de género en la India. De alguna manera, se sentía consciente de que la narrativa que recibía era diferente de cómo debería ser su vida en comparación con las oportunidades que su hermano y sus primos varones obtenían.

Al igual que muchas otras chicas jóvenes, Rachita se encontró en desacuerdo con el destino que se estaba construyendo para ella. Quería ser la arquitecta de su propia vida. De esta manera fundó las bases de lo que hoy representa Girl Power Talk, un proyecto que nació oficialmente en 2019.

La idea base y cultural que representaría a Girl Power Talk estuvo presente desde 2017 con la misión de colaborar y acompañar a mujeres y hombres jóvenes, además de apoyar a personas que se identifiquen como no binarias, como parte de los ideales que siempre estuvieron presentes para su fundadora.

En la universidad —cuenta Rachita— confirmó que a las mujeres jóvenes como ella no se les estaba dando la misma libertad creativa e intelectual que tenían los hombres de su edad. “No era un campo de juego equitativo”, afirma. Sin embargo, para ese momento no tenía claro cómo Girl Power Talk se manifestaría con el empoderamiento que hoy representa en los jóvenes.

También lee: ONU empodera a jóvenes de todo el mundo para enfrentar la hambruna global

“Tomé medidas para desarrollar mis habilidades e imaginar formas de crear el tipo de entorno empoderador que creía que las mujeres jóvenes merecían”, describe Rachita Sharma en entrevista con Newsweek México.

Con una cita de Steve Jobs, Sharma recuerda que “la innovación es la diferencia entre líderes y seguidores”. Y aunque Jobs marcó la diferencia en el mundo a través de la innovación tecnológica, Rachita y su equipo lo hacen desde Girl Power Talk a partir de la innovación cultural.

Para Rachita, esta “innovación cultural”, como la llama, resulta al mismo tiempo una bendición para las jóvenes indias, reconociendo el impacto positivo de sus modelos comerciales y sociales.

De acuerdo con Sharma, actualmente Girl Power Talk cuenta con miembros en México, Canadá, Estados Unidos, Túnez, Mauricio, Egipto, Filipinas, Nigeria y Uganda. Recientemente, lanzó un programa de becas en Nepal, Birmania, Vietnam y Tailandia para encontrar mujeres jóvenes ambiciosas y decididas a generar un cambio global.

GRADUADOS BRILLANTES BUSCAN OPORTUNIDADES

India, describe Sharma a este medio, es un país con una población joven y desproporcionadamente grande con ventajas y desventajas, además de la alta desigualdad entre los jóvenes que buscan un empleo. Esto impacta fuertemente en los “graduados brillantes que luchan por encontrar oportunidades laborales significativas”, señala.

Entre los obstáculos que los jóvenes indios tienen de frente en el campo laboral están los empleadores, que los ven como elementos reemplazables. Es raro que los jóvenes, especialmente mujeres, encuentren una cultura emprendedora que esté dispuesta a invertir en su desarrollo personal.

En respuesta a este contexto laboral entre la juventud, Rachita intenta crear una cultura basada en el mérito que recompense su integridad, perseverancia y logros.

Como parte de este ejemplo, Sharma explica que, además de ser cofundadora de Girl Power Talk, se desempeña como presidenta de All Ladies League (ALL), una red integral para mujeres con más de 70,000 integrantes de 150 países.

No te pierdas: Fatiga pandémica, el otro padecimiento que el confinamiento ha dejado a niños y jóvenes

En 2020, recibió el premio Mujer más prometedora en TI de Aatm Nirbhar Women’s Association Trust y el premio Indian Achiever por Joven emprendedora en reconocimiento a las contribuciones sociales inspiradoras que ha realizado.

“La brecha de género se estudia y se habla mucho en todo el mundo, pero, sinceramente, el progreso es mucho más lento de lo que creemos”, añade.

Las mujeres en la India tienen pocas oportunidades de aprovechar al máximo sus talentos y convertirse en líderes de otros. En Girl Power Talk consideran que la mejor manera de cambiar es transformar el pensamiento de una niña a la vez y luego alentar a cada una de ellas a convertirse en modelos a seguir para otras mujeres jóvenes.

Sharma explica que, en la India, las mujeres tienen pocas oportunidades de aprovechar al máximo sus talentos y convertirse en líderes de otros. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con las capacidades que caracteriza a las jóvenes, pero sí con las creencias limitantes que se les inculcan desde temprana edad.

Girl Power Talk cuenta con miembros en México, Canadá, Estados Unidos, Túnez, Mauricio, Egipto, Filipinas, Nigeria y Uganda. Foto: cortesía


Este modelo de inclusión también lo llevan a cabo en Blue Ocean Global Technology, empresa hermana que colabora con Girl Power Talk para transformar las oportunidades laborales en las mujeres jóvenes. En dicha empresa, Rachita Sharma es directora de mercadotecnia con el compromiso de aprovechar la tecnología digital para mejorar la eficiencia y la rentabilidad.

De acuerdo con uno de los puntos que trata el informe Dalit Women’s Livelihoods Accountability Initiative India, para garantizar el acceso de las mujeres al trabajo y que se avale la paridad salarial es importante generar cambios sociales hacia las mujeres.

Entre las conclusiones que aparecen en el informe está el énfasis que se pone en la contratación de mujeres capacitadas en el ámbito laboral, un avance muy importante para ellas. Esto ha generado cambios en las percepciones de los roles de liderazgo y las capacidades de las mujeres; incluso ha construido confianza y autoestima entre ellas, lo cual desafía a las severas jerarquías de casta en India.

La apuesta que Girl Power Talk tiene con las jóvenes en India se replica de la misma manera con jóvenes que se identifican como no binarios con el objetivo de ampliar las oportunidades de las personas sin importar de dónde vengan ni su identidad sexual.

TRABAJAR COMO IGUALES

“Queremos que tanto los géneros como las personas no binarias compitan como iguales y trabajen juntos como iguales. También creemos que, para empoderar verdaderamente a las mujeres, sus aliados masculinos deben respaldarlas. Los jóvenes de nuestro equipo aceptan ese desafío”, agrega Sharma.

—¿Cómo capacitan a las mujeres para convertirse en futuras líderes?

—Tratamos a las mujeres jóvenes como líderes desde el comienzo de su mandato con nosotros, sin importar cuán inexpertas puedan ser. Las mentes jóvenes son muy maleables, y si las nutres de la manera correcta pueden crecer mucho más rápido en sus habilidades de liderazgo que las personas adultas con mayor experiencia.

“Ofrecemos a las mujeres jóvenes oportunidades que nunca recibirían siendo adolescentes o adultas jóvenes en un entorno corporativo típico. Las ponemos en comunicación directa con clientes internacionales, les pedimos que preparen y realicen presentaciones, y damos prioridad a sus aportes creativos de una manera que las envalentone para hablar y compartir sus ideas”.

—¿Necesitamos más mujeres líderes en el mundo?

—Solo con observar el éxito que las mujeres líderes mundiales han tenido durante la crisis de la pandemia por covid-19, pensando en Tsai Ing-Wen, de Taiwán; Angela Merkel, de Alemania; Mette Frederiksen, de Dinamarca, y Jacinda Ardern, de Nueva Zelanda, por mencionar algunas, se ha reforzado mi creencia de que las mujeres son líderes extremadamente eficaces, y el mundo las necesita.

“La mejor manera de hacer que eso suceda es una revolución en el liderazgo de las mujeres que sea apoyada por mujeres, hombres e individuos no binarios juntos. Como ha dicho Elon Musk: ‘Debemos comprometernos con lo imposible y con un cambio masivo con cada respiro que tomamos’.

—¿Quién te inspira?

—Encuentro inspiración en muchas mujeres fuertes que me rodean. Especialmente, me inspira la tenacidad de las jóvenes líderes de Girl Power Talk, como sucede con Yogita, quien es una fuente de fortaleza diaria para mí.

Te interesa: Sangre joven para cuerpos no tan jóvenes

“Our Yog”, como la llaman cariñosamente, viene de un pequeño pueblo de Maharashtra, India. En esa comunidad rural, cuenta Rachita, la conciencia de las posibilidades y oportunidades que resultan de una educación significativa se malinterpreta, en el mejor de los casos. Rara vez se anima a las niñas de la ciudad natal de Yog a seguir una carrera.

Tras graduarse, se espera que se casen y luego sigan el ejemplo de su esposo por el resto de sus vidas. La cultura personifica rasgos conservadores; por ejemplo, en alguna ocasión Yogita le contó a Rachita que la palabra “amor· se considera un término vergonzoso e incluso repugnante, pero eso no impidió que Yogita se convirtiera en defensora de los derechos de género, feminista acérrima e ingeniera mecánica.

A Yogita le encanta leer y sus héroes personales incluyen a las autoras Virginia Woolf y Simone de Beauvoir.

Para Rachita y el equipo de Girl Power Talk, es importante que historias como la de Yog y más mujeres jóvenes ganen confianza desde el inicio de sus primeras oportunidades laborales y se enorgullezcan de sus habilidades para liderar a otras mujeres a hacer lo mismo.

“Queremos que Girl Power Talk sea un ejemplo en el mundo de los negocios. Queremos demostrar que es posible dirigir un negocio tecnológico ambicioso y escalable que también crea un impacto social positivo. Descubrimos que esos dos elementos pueden coexistir de manera armoniosa y rentable”, concluye. N

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.