Vaticano asegura que matrimonios homosexuales son ‘un pecado’ y se niega a ‘bendecir’ esas uniones | Newsweek México


Vaticano asegura que matrimonios homosexuales son ‘un pecado’ y se niega a ‘bendecir’ esas uniones



EL VATICANO dio a conocer este lunes la postura de la Iglesia frente a las uniones homosexuales, a las que calificó como “un pecado” y aclaró que “los sacerdotes no pueden bendecir esas uniones”.

El informe, divulgado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, señala que en algunas áreas eclesiales se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para las uniones del mismo sexo, por lo que el documento aclara que esto no es posible.

No te pierdas: “Son hijos de Dios”: el papa Francisco respalda uniones civiles entre personas del mismo sexo

“Para ser coherente con la naturaleza de los sacramentales, cuando se invoca una bendición sobre algunas relaciones humanas es necesario que lo bendecido esté ordenado objetiva y positivamente a recibir. Por tanto, solo aquellas realidades que están en sí mismas ordenadas al servicio de esos designios son compatibles con la esencia de la bendición impartida por la Iglesia.

“Por esta razón, no está permitido impartir una bendición a las relaciones, o incluso a las parejas estables, que implican una práctica sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abiertos en sí mismos a la transmisión de vida), como es el caso de las uniones del mismo sexo”, se lee en el documento. 

Además, añade el comunicado, “no hay fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el plan de Dios para el matrimonio y la familia.

También lee: El papa Francisco levanta el secreto pontificio sobre los abusos sexuales

“La declaración de ilegalidad de las bendiciones de las uniones entre personas del mismo sexo no es, por tanto, ni pretende ser una discriminación injusta, sino más bien recordar la verdad del rito litúrgico y de lo que corresponde profundamente a la esencia del sacramentos, al igual que la Iglesia los quiere”.

El documento es enfático al señalar que  para la Iglesia, “Dios nunca deja de bendecir a sus hijos”, pero “no bendice ni puede bendecir el pecado”.

El texto fue aprobado por el papa Francisco, sin embargo, hace cinco meses, él aseguró en una entrevista que “las personas homosexuales tienen derecho a estar dentro a una familia” y que “deberían tener derecho a estar cubiertos legalmente”, lo que provocó ideas encontradas sobre el tema. N

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.