Un meteorito más antiguo que la Tierra cayó en el desierto del Sáhara | Newsweek México


Un meteorito más antiguo que la Tierra cayó en el desierto del Sáhara



Un meteorito solitario que aterrizó en el desierto del Sáhara en 2020 es más antiguo que la Tierra. Tiene unos 4,565 millones de años y es el ejemplo más antiguo conocido de magma del espacio.

Su edad y contenido mineral insinúan que la roca se originó en nuestro sistema solar temprano a partir de la corteza de un protoplaneta, un cuerpo rocoso grande en proceso de convertirse en un planeta, según un nuevo estudio.

El meteorito, llamado Erg Chech 002 (EC 002), es probablemente un fragmento raro sobreviviente de un planeta bebé perdido que fue destruido o absorbido por planetas rocosos más grandes durante la formación de nuestro sistema solar.

Entérate: Estrellas fugaces y meteoritos, ¿mensajeros del universo?

Se encontraron piezas de EC 002 en Adrar, Argelia, en mayo de 2020, y los fragmentos eran “de grano relativamente grueso, bronceado y beige”, esporádicamente tachonados de cristales que eran “más grandes de color verde, amarillo verdoso y menos comúnmente amarillo marrón” según una descripción del Lunar and Planetary Institute, citada por Live Science.

EC 002 es una acondrita, un tipo de meteorito que proviene de un cuerpo padre con una corteza y un núcleo distintos, y carece de granos minerales redondos llamados condrules, según el Centro de Estudios de Meteoritos de la Universidad Estatal de Arizona.

Meteoritos 

Aproximadamente 3,100 meteoritos conocidos se originaron en la corteza y las capas del manto de asteroides rocosos, pero revelan poco sobre la diversidad de protoplanetas cuando nuestro sistema solar era joven.

Alrededor del 95% provienen de solo dos cuerpos parentales, y alrededor del 75% de los que se originaron en una fuente, posiblemente el asteroide 4 Vesta, uno de los objetos más grandes en el cinturón de asteroides, informaron los investigadores.

Entre los miles de meteoritos rocosos, se destacó EC 002. Las versiones radiactivas, o isótopos, de aluminio y magnesio indicaron que el padre del meteorito era un cuerpo antiguo que data de hace 4,565 millones de años, y la composición química de EC 002 reveló que emergió de un depósito de magma parcialmente derretido en la corteza del cuerpo padre.

Te puede interesar: El cráter de meteorito más viejo de la Tierra tiene 2,200 millones de años

La mayoría de los meteoritos rocosos provienen de fuentes con costras basálticas, lava rápidamente enfriada que es rica en hierro y magnesio, pero la composición de EC 002 mostró que la corteza de su padre estaba hecha de andesita, que es rica en sílice.

“Este meteorito es la roca magmática más antigua analizada hasta la fecha y arroja luz sobre la formación de las cortezas primordiales que cubrían los protoplanetas más antiguos”, informaron los autores del estudio, publicado en PNAS.

Si bien EC 002 es muy inusual, otros estudios han encontrado que tales costras de andesita infundidas con sílice probablemente eran comunes durante la etapa de formación de protoplanetas de nuestro sistema solar, “al contrario de lo que sugiere el registro de meteoritos”, escribieron los investigadores.

“Es razonable suponer que muchos cuerpos condríticos similares se acumularon al mismo tiempo y estaban cubiertos por el mismo tipo de corteza primordial”, dijeron los autores del estudio. Sin embargo, cuando los científicos observaron las “huellas dactilares” espectrales de los objetos cósmicos distantes (patrones de longitud de onda en la luz que emiten o reflejan) y los compararon con EC 002, no encontraron coincidencias.

Lee más: Encuentra azúcar en meteoritos, lo que arroja pistas sobre el origen en la vida

Incluso después de la comparación con 10,000 objetos en la base de datos Sloan Digital Sky Survey, EC 002 fue “claramente distinguible de todos los grupos de asteroides”, informaron los científicos. “Hasta la fecha no se ha identificado ningún objeto con características espectrales similares a EC002”.

¿Dónde están hoy todos los protoplanetas con costras de andesita? Durante el período volátil de nacimiento planetario de nuestro sistema solar, la mayoría de estos protoplanetas probablemente no pasaron de la infancia, según el estudio. O se rompieron en pedazos en colisiones con otros cuerpos rocosos, o fueron absorbidos por planetas rocosos más grandes y exitosos, como la Tierra, Marte, Venus y Mercurio, dejando pocos rastros para generar meteoritos como EC 002.

“Los restos de la corteza andesítica primordial son, por lo tanto, no solo raros en el registro de meteoritos, sino que también son raros hoy en día en el cinturón de asteroides”, según los científicos del estudio.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.