Que el líder supremo de Irán tenga Twitter muestra que hay 'un doble rasero': Matze, fundador de Parler | Newsweek México


Que el líder supremo de Irán tenga Twitter muestra que hay ‘un doble rasero’: Matze, fundador de Parler

EL DIRECTOR ejecutivo de Parler, John Matze, manifestó que el retiro de su plataforma de las tiendas de aplicaciones, ocurrido esta semana, muestra “el doble rasero” de la industria de la tecnología, y afirmó que en Twitter puede encontrarse contenido igualmente “desagradable y amenazador”.

En una entrevista realizada este lunes con Maria Bartiromo, conductora de Fox Business, el hombre detrás de la autodenominada red social de “la libertad de expresión” afirmó que no hay ninguna prueba creíble de que el contenido que los usuarios subían a Parler fuera significativamente distinto a las publicaciones hechas en las plataformas de sus rivales.

Y estuvo de acuerdo con Bartiromo, quien dijo que Twitter no parece medir al ayatolá Ali Khamenei, el líder supremo de Irán, con el mismo rasero que a otros usuarios.

Matze afirmó: “Hasta donde podemos decir, no hay cuentas que tengan una cantidad tremenda de seguidores que hagan que muchas personas las miren y que hablen a decenas de miles, cientos de miles de personas, como ocurre en Twitter, haciendo ese tipo de amenazas, especialmente como las que el ayatolá [Ali Khamenei] hace periódicamente, por lo que se trata absolutamente de un doble rasero.

También lee: Conspiradores, pro-armas, neonazis: ¿Quiénes son los vándalos del Capitolio?

“Pienso que la gente está despertando a ello, y creo que se da cuenta de lo importante que es, pero lo que podemos hacer realmente para ayudar a frenarlo es señalar el doble rasero tanto como sea posible”.

Generalmente, las políticas de Twitter dan a los líderes mundiales más margen de operación debido a que sus publicaciones tienen un interés público, aunque “las amenazas directas de violencia” son una excepción.

La cuenta de Twitter de Ali Khamenei, que no está verificada, pero publica declaraciones oficiales, ha sido criticada durante años por sus publicaciones escritas en un lenguaje amenazador.

En una publicación realizada en 2018 y que permanece en línea, dijo que Israel era “un cáncer maligno en la región occidental de Asia que debía ser extirpado y eliminado”. Debajo de la publicación puede verse una oleada de nuevos comentarios donde se cuestiona su permanencia en línea.

No te pierdas: Libertad o censura: ¿El problema son las plataformas digitales?

La semana pasada, Twitter eliminó un tuit de Ali Khamenei por difundir información falsa sobre el COVID-19, tras afirmar que las vacunas estadounidenses y británicas eran “completamente indignas de confianza”. Si bien el tuit fue eliminado, el perfil de Khamenei continúa activo en la plataforma.

No ocurre lo mismo con la cuenta del presidente estadounidense Donald Trump, que fue bloqueada por Twitter el 8 de enero mientras las plataformas de redes sociales y de tecnología hacían esfuerzos para limitar la difusión de sus publicaciones, pues consideraban que podían provocar disturbios civiles.

La aplicación de Parler fue retirada la semana pasada de la tienda de Google Play y de la App Store de Apple por alojar contenido que podía provocar daño o desatar la violencia.

Esa decisión se produjo después de que una turba de simpatizantes de Trump, algunos de los cuales aparentemente participaban de manera activa en la red social Parler, tomaron por asalto el edificio del Capitolio en Washington, D. C., en un violento asedio que produjo la muerte de cinco personas, entre ellas, un oficial de policía.

Te interesa: Los conservadores y su destreza en las redes sociales

El lunes, el sitio web de Parler desapareció de la internet tras ser suspendido por el proveedor de servicios de alojamiento Amazon Web Services (AWS). Actualmente está en curso una acción legal, y AWS ha afirmado que sus acciones estaban justificadas debido al contenido extremista de Parler.

En la entrevista con Fox Business, Matze dijo que Parler pasó de ser una empresa que posiblemente alcanzaría un valor de “miles de millones de dólares” a desaparecer de la internet casi de la noche a la mañana.

Declaró: “Hemos llamado a los grandes jugadores del área tecnológica, y todos han dicho que no, lo cual es un verdadero desafío, todos los vendedores de respaldo con los que ya teníamos acuerdos de alojamiento, incluso aquellos que dijeron después del hecho que nos alojarían, terminaron rechazándonos en el último minuto”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.