El novio de mi novia – Segunda parte | Newsweek México


El novio de mi novia – Segunda parte



En cuestión de semanas éramos inseparables, comenzamos a pasar más y más tiempo juntas , dos meses después, en mayo comenzó el home office y el bar tuvo que cerrar debido a la pandemia lo que ocasionó que nuestra convivencia se intensificara, y como cereza del pastel a Rogelio no le estaba yendo nada bien económicamente. No tuve que insistir mucho cuando los invite a pasar el encierro en mi casa , con eso reducirían gastos tanto ellos como yo. Y así pues para junio estábamos los tres viviendo bajo el mismo techo, entonces no sabía aún lo mucho que cambiaría mi vida. Elsa y Rogelio se quedaban en lo que antes era “mi estudio” , él pasaba gran parte del día buscando nuevas fuentes de ingreso por internet , yo trabajaba en la sala mientras Elsa parecía flotar por todo el lugar como si lo conociera de siempre. Tiene esa virtud, basta que te mire para sentirte bienvenida.

Por las noches preparábamos juntos la cena, elegíamos alguna serie o discutíamos sobre las noticias del día, a veces sellábamos con una copa de vino la noche , a solo un té y un hasta luego.

Una madrugada Elsa entró a mi habitación, intentó no hacer ruido, pero de cualquier modo ya estaba despierta, no tuve que preguntarle que pasaba , me movi a un lado para hacerle espacio, sus calcetines se deslizaron entre las sábanas hasta que ella encontró lugar, la tibieza de su cuerpo era tan reconfortante que fue fácil acostumbrarme a tenerla cerca.

Y así comenzamos a cruzar las fronteras de nuestra piel, sus manos leían mi cuerpo mejor que yo misma, al principio me preocupaba que Rogelio se enterara después supe que él lo sabía, había algo de alivio en compartir el mismo gusto con alguien por alguien , éramos amigos, roomies y cómplices , enamorados por igual de la misma persona.

Hay semanas enteras que se queda conmigo, a veces se va al estudio en la madrugada o al revés ,por primera vez en una relación me siento cómoda y lista para mas , han pasado ya casi ocho meses, muchas cosas han cambiado; yo también, hemos hablado de juntos algún día hacer crecer esta familia, nuestro micro cosmos , no se que pase cuando la vieja normalidad regrese, si es que regresa , solo se que el amor que damos siempre encuentra la manera de regresar a nosotros.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.