Los Ángeles Azules conquistan Argentina: de la cuna de la cumbia a la del tango | Newsweek México


Los Ángeles Azules conquistan Argentina: de la cuna de la cumbia a la del tango



En entrevista con Newsweek México, los hermanos Mejía hablan de lo que significó producir un disco en un país ajeno, el orgullo que sienten al llevar la cumbia de México a otras latitudes y cómo fue posible este renacimiento artístico que los ha llevado a escenarios inimaginables durante los últimos años.

 

Bien dicen por ahí que, si naces en el barrio, lo llevarás por siempre en el corazón, y Los Ángeles Azules son un ejemplo de ello. Con más de 30 años de exitosa trayectoria, la agrupación fundada por la familia Mejía Avante llevó su lema “De Iztapalapa para el mundo” hasta la punta sur del continente con su nuevo disco de duetos grabado en Buenos Aires, Argentina.

En De Buenos Aires para el mundo, la agrupación incluye referentes sudamericanos, entre ellos, Vicentico y Palito Ortega. 

¿Cómo llegó la cumbia del oriente de Ciudad de México hasta las calles bonaerenses? En 2019, Los Ángeles Azules emprendieron una gira por Argentina con la convicción de grabar su nuevo disco ahí. 

En agosto, los representantes de la cumbia mexicana se presentaron en el Salón Unione e Benevolenza, un recinto que data de 1858, ubicado en la ciudad de Buenos Aires y que está declarado Patrimonio Histórico Nacional. 

Dicho concierto quedó inmortalizado en su nuevo disco, De Buenos Aires para el mundo, producido por Ocesa Seitrack, que se lanzó el pasado 28 de agosto y que contiene 13 canciones, todas a dueto con cantantes en su mayoría sudamericanos. 

Lee más: Zuaraz y su música que busca conversar con más personas

Lali, Vicentico, Palito Ortega, Abel Pintos, Ángela Leiva, Juan Ingaramo, el Polaco, Marcela Morelo, Soledad, Pablo Lescano, Américo y los mexicanos Jay de la Cueva y Julieta Venegas son los cantantes que participan en esta producción. 

Los hermanos Mejía, Jorge y Alfredo, cuentan que la decisión de grabar este disco en Argentina se debe a que desde 1994 realizan giras constantes al país sudamericano y siempre han sido recibidos con los brazos abiertos. “Toda la vida hemos sonado acá y la gente nos dice que somos pioneros de la cumbia en Argentina. Es como un homenaje para ellos”, explica Alfredo. 

Dicen sentirse orgullosos de haber tocado en el Salón Unione e Benevolenza “porque a muy pocos grupos les permiten presentarse en este recinto”.

“IZTAPALAPA ES HISTORIA, AQUÍ NACIÓ LA CUMBIA”

Por años, Los Ángeles Azules han representado y presumido con orgullo el lugar que los vio nacer. “De Iztapalapa para el mundo” es la frase que se escucha en la mayoría de sus canciones y que ha dado una imagen positiva a una alcaldía que por años ha sido estigmatizada por problemas como la delincuencia y la pobreza. 

El origen de la agrupación se remonta a mediados de la década de 1970 en Ciudad de México. La familia Mejía Avante vivía en una pequeña casa ubicada en la calle Los Reyes, en el barrio de San Lucas, a unas cuadras del centro de Iztapalapa. Ese lugar vio nacer y crecer a los hermanos Mejía. 

Con el paso del tiempo estos incursionaron poco a poco en el mundo musical hasta que, a inicios de la década de 1980, crearon su primer grupo para tocar cumbia instrumental en las fiestas del barrio y los eventos sonideros. En 1982 fueron contactados por una modesta disquera y grabaron su primer disco. 

Pese a que adquirieron gran popularidad en sus primeros años de carrera, la familia no cambió de domicilio y solo el terremoto de 1985 los obligó a abandonar la casa de la calle Los Reyes. Pero los Mejía Avante no dejaron Iztapalapa, se mudaron a unos cuantos kilómetros, a la colonia La Era, donde actualmente siguen viviendo.

Al recordar sus inicios, Alfredo y Jorge Mejía sonríen y las palabras no les alcanzan para expresar lo que representa Iztapalapa en su carrera.

Entérate: ¡Súúúbele! Las fiestas prenden más con la música de Mister Cumbia

El primero en tomar la palabra es Jorge, quien se remonta a la época prehispánica para explicar la importancia que tiene el oriente de Ciudad de México en la historia del país. El tecladista y compositor relata cómo los mexicas poblaron el Cerro de la Estrella y la forma en que, después de la Conquista, los españoles fundaron los ocho barrios de Iztapalapa. 

“Por eso fuimos los primeros en celebrar fiestas y posadas porque ellos trajeron sus costumbres a esta zona (…) Iztapalapa es historia, Iztapalapa es el centro de las cumbias, aquí es donde nació la cumbia de Los Ángeles Azules, este es nuestro pueblo”, platica orgulloso. 

Los hermanos atribuyen su gusto por la cumbia a las influencias musicales que tuvieron en sus primeros años de vida en el barrio de San Lucas. 

“Es un orgullo haber salido del barrio, nosotros tocamos cumbia porque traemos el sabor de los sonidos en nuestras venas, crecimos entre sonideros como el Venezuela y La Changa, todos los que venían a Iztapalapa, y de ahí empezamos a hacer cumbia”, refiere Jorge.

Los Mejía señalan que todas estas raíces musicales sumadas a los sonidos que descubrieron en sus primeras giras en Puebla y Tlaxcala forjaron el estilo que a la postre le daría popularidad a Los Ángeles Azules.

“Al final se trata de una mezcla de ritmos y de sabor de todos los pueblos donde hemos tocado”, dice Alfredo, y asegura que es tanto su amor por el lugar donde nacieron que le han compuesto diversas canciones, una de ellas: “Iztapalapa, te quiero”. 

Tras varios años de experimentar con su propia cumbia, la evolución musical de Los Ángeles Azules se vio reflejada en la composición de grandes éxitos a partir de 1990; destacan: “Entrega de amor”, “Mis sentimientos”, “El listón de tu pelo”, “17 años”, “Cómo te voy a olvidar”, “Cumbia del acordeón” y “Ay, amor”. 

Alfredo y Jorge fueron parte fundamental de estas creaciones, ya que ambos, además de ser compositores, tocan el acordeón y el teclado. En el caso de Jorge, también es el arreglista del conjunto.

Te puede interesar:

OCHO AÑOS DE ESTAR EN LA CIMA 

En 2012, luego de unos años de estar alejados de los escenarios, Los Ángeles Azules tuvieron la idea de grabar un disco de duetos cantando sus mejores éxitos. El proyecto fue aceptado por su compañía disquera y, meses después, el grupo grabó el disco Cómo te voy a olvidar, una producción en la que participaron cantantes como Ximena Sariñana, Lila Downs y Carla Morrison. 

Para la presentación del disco, la empresa Ocesa los invitó a formar parte del Vive Latino 2013, uno de los principales festivales del rock iberoamericano.

Esta presentación sería el boleto de entrada a escenarios y audiencias que catapultaron a Los Ángeles Azules a la fama mundial. Desde entonces, los oriundos de Iztapalapa suman ocho años ininterrumpidos de estar en la cima y posicionarse entre los mejores grupos de música popular.

Sin embargo, sus propios integrantes confiesan que en el inicio de esta nueva era tenían algunas dudas. Si bien su carrera siempre fue exitosa dentro del género tropical, no sabían si su música le gustaría a otro tipo de público.

Alfredo Mejía cuenta que en 2013 se sorprendieron por la respuesta que tuvieron en el Vive Latino. Cuando se anunció su asistencia al festival, “toda la gente empezó a hablar de que nos iban a bajar porque ese no era un evento para Ángeles Azules, pero nosotros dijimos: ‘Vamos a presentarnos’. Llegamos a tocar y fue tan grande el recibimiento de la gente que nuestra compañía discográfica empezó a planear un nuevo disco de duetos”.

Después de su presentación en el Vive se grabó una edición de lujo del Cómo te voy a olvidar, en la que Los Ángeles interpretaron sus canciones con una orquesta sinfónica y se sumaron otras personalidades. Jay de la Cueva, Leonardo de Lozanne, Denise Gutiérrez y la banda Kinky fueron los que más figuraron.

El grupo repitió la misma fórmula en sus siguientes tres discos: Viernes cultural (2014), De plaza en plaza (2015) y Esto sí es cumbia (2018). Con millones de descargas, reproducciones y discos vendidos, era un hecho: Los Ángeles Azules estaban de regreso.

En ‘De Buenos Aires para el mundo’ hacen dueto con cantantes como Vicentico, Palito Ortega, Ángela Leiva, Américo, Jay de la Cueva y Julieta Venegas. Foto: Ocesa Seitrack

Con la fusión de sonidos y la colaboración de artistas invitados de diversos géneros, las puertas se abrieron como nunca. De tocar en lugares discretos y ser la sensación en las colonias y barrios más populares, los hermanos Mejía comenzaron a realizar giras internacionales y a llenar cada año los más importantes recintos de México, como el Auditorio Nacional. 

Al ser cuestionado sobre la fórmula para satisfacer tanto al bailador de los sonideros como al fanático que compra un boleto de miles pesos para verlos en primera fila, Jorge Mejía dice que todo se debe a que la “cumbia de Los Ángeles Azules es contagiosa” y no distingue de estratos sociales. 

“Para nosotros ha sido un cambio radical, pero muy bonito, porque ahora a nuestros conciertos llega la familia entera y las canciones se la saben todos, desde los niños hasta los adultos. Antes no era así, eran puros eventos con gente mayor que iban por el gusto de bailar”, comenta Jorge.

¿Y después de tanto éxito qué es lo que viene para Los Ángeles Azules? Los hermanos Mejía responden que, ya que tienen muchos proyectos en puerta, entre estos, la grabación de más duetos y canciones inéditas, tendremos cumbia para rato. 

A lo largo de estos ocho años, grandes personalidades han cantado a su lado. Algunas de las más exitosas son Natalia Lafourcade, Celso Piña (1953-2019), Jay de la Cueva, Ximena Sariñana, Belinda, Yuri, Vicentico, Aleks Syntek, Gloria Trevi, Lila Downs y Miguel Bosé. 

Entérate: Los Ángeles Azules: esta rica cumbia se va a Coachella

Por imposible que parezca, Los Ángeles Azules aseguran que la lista de artistas con los que compartirán o desean compartir escenario aún es larga y también hay casos en los que no lograron concretar el dueto. 

“Nos hubiera encantado grabar con Juan Gabriel, pero desafortunadamente ya no se pudo. Hay muchos artistas que quieren grabar con nosotros, pero nosotros también esperamos la opinión de la compañía disquera, todo debe ser planeado y a su debido tiempo (…) Por ahora tenemos toda la actitud para seguir trabajando, y como dice mi mamá, a darle para adelante”, añade Jorge. 

LA CUARENTENA DE LOS ÁNGELES

Para finalizar, Los Ángeles Azules platican que se encontraban en Nueva York, Estados Unidos, cuando tuvieron que interrumpir su gira y regresar a México por la pandemia del COVID-19. 

“Como familia estamos respetando la cuarentena, casi no salimos. Sabemos que es muy difícil para mucha gente por la situación económica, pero ahora hay que seguir las reglas para salir pronto de esto y todos estemos bien”, dice Jorge. 

A pesar de que tuvieron que interrumpir sus conciertos de forma obligada, Los Ángeles Azules ya ofrecieron a inicios de agosto su primer concierto virtual y están por realizar algunos más, cuyas fechas podrán consultarse en su página oficial o redes sociales. 

“Tenemos otros conciertos ya firmados que están detenidos y que se cumplirán el siguiente año, siempre y cuando las autoridades nos lo permitan (…) Nosotros quisiéramos estar tocando, pero ahora por el bien de todos es mejor estar en casa”.

Mientras, promocionan De Buenos Aires para el mundo, el cual no solo se puede encontrar en plataformas digitales, sino que también hay un disco de vinilo de 33 revoluciones que está disponible en tiendas. al igual que el CD.  

PIES:

En ‘De Buenos Aires para el mundo’ hacen dueto con cantantes como Vicentico, Palito Ortega, Ángela Leiva, Américo, Jay de la Cueva y Julieta Venegas. Foto: Ocesa Seitrack

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.