El calentamiento global aumentó 600 veces la probabilidad de una ola de calor en Siberia  | Newsweek México


El calentamiento global aumentó 600 veces la probabilidad de una ola de calor en Siberia 



Siberia, considerado uno de los puntos más fríos del planeta, registró este 2020 una de las olas de calor más alarmantes de su historia, que puso en los termómetros una temperatura récord de 38°C en el círculo ártico.

El World Weather Attribution, que agrupa a expertos de diversos institutos de investigación, alertó en un estudio que el calentamiento global elevó 600 veces la probabilidad de la existencia de esta inusual ola de calor.

Los científicos pocas veces han estado tan seguros de la influencia del hombre en el cambio de temperatura como en el caso de la ola de calor sufrida en gran parte de Siberia, entre enero y junio, que provocó que la temperatura en  Rusia fuera de 5 ° C por encima del promedio, el derretimiento del permafrost y una temprana temporada de incendios incendios forestales.

“Es al menos 600 veces más probable que las temperaturas regionales registradas en los seis meses de enero a junio de 2020 se hayan producido debido al impacto del cambio climático provocado por el hombre”, explicó Andrew Ciavarella, principal autor de este estudio que no se publica en una revista científica en comité de lectura pero que utiliza un método validado.

Además lee: Siberia, el punto más frío del hemisferio norte rompe récord al alcanzar los 38ºC

“Esto hubiera sido casi imposible sin la influencia humana”, dijo por su parte el investigador del Met Office británico.

“Estos resultados están entre los más impactantes producidos por un estudio de atribución”, dijo por su parte Sarah Kew, del Instituto real meteorológico holandés (KMNI).

Sin calentamiento, el episodio siberiano de los seis últimos meses, se produciría menos de una vez cada 80,000 años.

Incluso con el cambio climático actual y un calentamiento del Ártico mucho más rápido que el resto del planeta, este episodio de calor prolongado es “excepcional”, con una posibilidad de que se vuelva a producir cada 130 años.

“Pero sin reducción rápida de las emisiones de gas de efecto invernadero, puede ser más frecuente de aquí a final de siglo”, advirtió Kew.

Te puede interesar: Imágenes satelitales revelan que el humo de los incendios forestales en Siberia llega hasta América del Nort

Por su parte la directora interina del Instituto de Cambio Ambiental de Oxford y co-líder de la iniciativa World Weather Attribution, Friederike Otto, dijo que este estudio muestra cuánto cambio climático cambia el juego con respecto a las olas de calor.

“A medida que las emisiones continúan aumentando, debemos pensar en aumentar la resiliencia al calor extremo en todo el mundo, incluso en las comunidades árticas, lo que habría parecido absurdo no hace mucho tiempo ”agregó.

 

Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.