FaceApp vuelve con la opción de “cambio de sexo”, ¿pero qué tan segura es la app rusa? | Newsweek México


FaceApp vuelve con la opción de “cambio de sexo”, ¿pero qué tan segura es la app rusa?



FaceApp fue lanzada en 2017, dos años después se volvió viral por su opción de envejecer cualquier rostro,  ahora en 2020 regresa con una nueva opción de “cambio de sexo”, pero la duda sobre la seguridad de los usuarios persiste.

FaceApp es una aplicación de origen ruso que está disponible en en la App Store de Apple o en Google Play para dispositivos Android. Está basada en un programa de inteligencia artificial, que usa  varios filtros y características para hacer transformaciones muy realistas del rostro de quien la utiliza.

Te interesa: FaceApp: Todo lo que necesitas saber sobre la aplicación de envejecimiento

Kaspersky, una compañía internacional dedicada a la seguridad informática, advirtió que el uso de esta app  al utilizar Inteligencia Artificial para realizar las modificaciones, las fotografías podrían ser vendidas por el el propietario de la empresa “y estos datos pueden ser utilizados fácilmente por ciberdelincuentes para falsificar nuestra identidad”.

De acuerdo con las políticas de privacidad de FaceApp, la aplicación utiliza servicios de almacenamiento en la nube de Amazon y Google; todas las fotografías que son editadas con FaceApp son subidas a la nube.

La fotografía seleccionada para su edición permanece  temporalmente en la memoria caché en los servidores de la nube durante el proceso de edición y solo permanecen en la nube durante un periodo de 24-48 horas después de la última edición de la fotografía para que el usuario “pueda volver a la imagen y realizar cambios adicionales si así lo desea”. 

Estas políticas, que se actualizaron por última vez el 4 de junio de 2020, también establece que la aplicación no utiliza las fotografías que el usuario proporciona “por ningún motivo que no sea proporcionarle la funcionalidad de edición de retratos de la Aplicación”.

En cuanto a videos el documento dice que al ser editados directamente en el dispositivo móvil “no nos proporciona videos cuando usa la aplicación, y no recopilamos, usamos ni compartimos su información de video”.

Si para utilizar FaceApp se dio acceso al carrete de fotografías, las políticas indican que lo creadores no recopilan álbumes de fotos y que se encripta cada foto que se carga al usar la app.

Sin embargo, sí establece que puede recopilar los alias de redes sociales de los usuarios, así como  nombre y apellido, número de “amigos”,si depende de su Facebook u otra configuración de red, una lista de sus amigos o conexiones y el historial de navegación, aunque, asegura, no usa ni almacena esta información.

“Podemos recopilar esta información directamente o mediante el uso de kits de desarrollo de software de terceros (“SDK”). Los SDK pueden permitir que terceros recopilen información directamente desde nuestra aplicación”.

Samuel Parra, experto jurista digital, dijo al diario español ABC, que la app no es transparente en informar con quién se va a compartir la información ni para qué.

“La política de privacidad es teóricamente correcta, pero no son transparentes sobre con quién comparte información sin especificarlo”, dijo.

También lee: FaceApp no es más riesgosa para tus datos que Twitter o Snapchat: expertos

En 2019 este debate también estuvo presente mientras la popularidad de FaceApp crecía, pero algunas empresas de ciberseguridad dijeron no encontrar “nada extraordinario en esta aplicación”.

Sylvain Staub, abogado de París especializado en derecho de datos, dijo a la AFP en 2019 que “FaceApp no debe ser estigmatizada, muchas aplicaciones utilizan los mismos procedimientos”.

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.