Los cinco futuros de la tecnología | Newsweek México


Los cinco futuros de la tecnología



Hay cinco tendencias que podrían cambiar tu vida. CES 2020, el evento anual más grande de la industria tecnológica, dio a conocer miles de productos y servicios de vanguardia. Entérate de lo más relevante.

Multitudes en el evento CES celebrado en Las Vegas. Foto: Wu Xiaoling/Xinhua/Getty

Celebrada en enero en Las Vegas, Nevada, CES es la convención tecnológica más grande y escandalosa del planeta. Y esta edición nos deslumbró con una exhibición de futurismo: más de 4,400 expositores presentaron alrededor de 20,000 productos nuevos a los 170,000 asistentes que abarrotaron el recinto de casi 270,000 metros cuadrados.

Cada año, este evento se convierte en la primera escala de cualquiera que tenga interés en conocer los dispositivos y artilugios más novedosos y geniales que estarán a la venta durante los próximos 12 meses. Mientras pasas cuatro días admirando miles de prototipos, artículos existentes y de próximo lanzamiento —por no hablar de las más de 300 presentaciones y conferencias sobre infinidad de temas, desde hogares inteligentes y privacidad hasta autos autónomos y dispositivos usables—, podrás asomarte por la ventana que CES abre hacia el futuro de la tecnología, incluidos los éxitos o fracasos potenciales y, en última instancia, lo que marcará una enorme diferencia en la vida de los consumidores.

Como siempre, abundaron las promesas incumplidas. Pese a la publicidad intensiva de los proveedores de servicios inalámbricos, 5G no se ha hecho realidad porque, por lo pronto, no existe una masa crítica de productos usables y tampoco una red de banda ancha para soportarlos. Los robots pululan por los segmentos comerciales e industriales, pero el esquivo “mayordomo robótico” sigue a años luz de distancia. Por su parte, la inteligencia artificial (IA) persiste como un simple término elegante para referirse al estrecho sector de funciones que hacen cosas específicas con base en el aprendizaje automatizado (por ejemplo, identificar pasajeros antes de abordar un avión o responder de manera cada vez más precisa a nuestras preguntas de voz), de allí que habrán de pasar décadas antes que tengamos algo parecido a una Her o un HAL 9000.

Jeffrey Katzenberg, el fundador de Quibi, habla de su nuevo servicio de streaming. Foto: Denise Truscello/Getty

Con todo, hubo una cantidad impresionante de funciones específicas implementadas en casi cualquier cosa —desde televisores y cepillos dentales hasta lavadoras y vibradores—, y esto apunta a que la IA ha empezado a facilitar y mejorar nuestras vidas. Así que todo apunta a que, aunque sigue evolucionando, la inteligencia artificial ha llegado para quedarse.

Lee más: Los mejores productos tecnológicos para 2020

El CES 2020 fue, como siempre, un evento multitudinario, pero brindó un panorama interesante de la realidad tecnológica actual, y dejó entrever las tendencias que darán forma a nuestra manera de trabajar, jugar y vivir durante los próximos cinco a diez años. He aquí las cinco tendencias más importantes.

Hollywood se asocia con la tecnología

Como en otros años, CES 2020 impactó a los asistentes con un desfile de televisores de ultraalta definición y lo último en características, como resolución de 8K y modalidades de visualización optimizadas para la inteligencia artificial. Ahora bien, con precios igualmente impactantes —hasta 60,000 dólares para los modelos de pantalla grande más sofisticados—, no estamos hablando de innovaciones que el público pueda permitirse comprar a corto ni mediano plazo.

La noticia con consecuencias más inmediatas: una sociedad entre las industrias de entretenimiento y alta tecnología, las cuales, impelidas por los cambios en hábitos de consumo digital, están ofreciendo nuevos productos y servicios que mejorarán mucho la manera como veremos sus contenidos.

Hablemos del “Modo cineasta”, novedosa configuración de imagen que estará disponible este año en los televisores de LG, Vizio, Samsung y algunos otros fabricantes. Gracias al apoyo de varios estudios de Hollywood y de directores como Martin Scorsese, James Cameron y Ava DuVernay (temerosos de que sus cintas paguen el precio de la creciente preferencia de mirar películas en casa, con las consiguientes pérdidas en las salas de cine), el “Modo cineasta” mantiene la calidad cinematográfica en términos de color, contraste y aspecto de las imágenes, lo que evita que las películas sufran modificaciones en televisores que ajustan automáticamente el movimiento y el color, causando lo que se conoce como el “efecto telenovela”.

Por supuesto, los televisores no son los únicos beneficiarios del tratamiento hollywoodense. A medida que aumentan los usuarios portátiles y móviles de YouTube, Snapchat e Instagram —servicios que consumen contenidos fragmentarios y a demanda—, los creadores están buscando la manera de mejorar la experiencia visual en los nuevos dispositivos y programas. El desafío principal: adaptarse al cambio de orientación, ya que la reproducción en laptop, tableta o teléfono inteligente suele ser en “modo retrato” (vertical) muy distinto del “modo paisaje” (horizontal) de las salas de cine o los televisores.

Una mujer disfruta de una película nocturna en su tableta.
Foto: Guido Mieth/Getty

La feria CES de este año propuso algunas soluciones. En lo referente al hardware, tenemos el televisor Sero de Samsung, dispositivo QLED de 43 pulgadas que rota automáticamente entre los modos de paisaje y retrato al sincronizarse con un smartphone Android. En cuanto a servicios, una opción es Quibi, nuevo servicio de streaming que, a partir de su lanzamiento de abril, proporcionará contenidos originales optimizados para celulares. Esta plataforma utiliza una tecnología propietaria llamada “Turnstyle”, la cual pasa automáticamente de retrato a paisaje, ambos en pantalla completa y sin las molestas barras negras que suelen delimitar la pantalla.

Entérate: Tecnologías: las predijo la ciencia ficción y se volvieron realidad

Dirigida por Jeffrey Katzenberg, —cofundador de Dreamworks— y la ex CEO de eBay y HP, Meg Whitman, la compañía está colaborando con Steven Spielberg, Guillermo del Toro, Catherine Hardwicke, Kevin Hart, Chrissy Teigen, Bill Murray y otros cineastas para desarrollar los contenidos de lo que denomina “quibis”. Ahora bien, otras compañías han ofrecido contenidos originales para plataformas móviles (como Go90, de Verizon), mas esos esfuerzos han sido efímeros, de manera que está por verse cuán ubicuo resulta un nuevo formato de video para el que una sola empresa está encargando y distribuyendo contenidos especiales. En cualquier caso, es digno de notar que Silicon Valley y Hollywood han sumado fuerzas para crear un formato completamente novedoso.

“Partimos de la idea de que podíamos tomar todo lo que ofrece un teléfono móvil para crear una plataforma tecnológica innovadora que reprodujera contenidos de una calidad genial. Y entonces se nos ocurrió que Hollywood podría aportar su increíble capacidad narrativa a la reproducción en celulares”, explica Whitman. “Muchas empresas que crean contenidos han trataron de convertirse en compañías tecnológicas, o bien, algunas compañías tecnológicas han intentado convertirse en empresas de contenidos. Nuestra intención es que Quibi sea una compañía de medios tecnológicos desde sus inicios”.

Alexa te ayudará con todo

Hace cinco años, casi nadie había oído hablar de Alexa, que a principios de 2015 ni siquiera estaba disponible para el mercado detallista. Pero ahora, ese asistente de voz figura en más de 100,000 productos de 9,500 marcas que operan en el segmento de los hogares inteligentes (contra 30,000 ofrecimientos de las 3,500 marcas que apoyan al sistema rival Google Assistant). Así pues, Por ello, no sorprende que Alexa estuviera integrada en casi todo lo que vimos en CES 2020, desde bombillas y sistemas de seguridad hasta autos y parrillas inteligentes.

Como cabe esperar de un sistema cada vez más presente en el mercado, casi todos los dispositivos nuevos que participaron en el evento eran de uso cotidiano. Tomemos el altavoz Moxie AI de Kohler. Este cabezal de ducha ha estado circulando desde 2015, pero la versión de este año está integrada con Alexa para crear un artilugio imprescindible para ducharte mientras recibes llamadas o escuchas las noticias matutinas. Olvídate de pescar el celular con las manos empapadas para cambiar tu música o ajustar el volumen.

Aún más significativa fue la integración de Alexa en los automóviles. Sin un sistema operativo móvil como iOS y Android, la capacidad de Alexa en un auto es de lo más básica e informativa; por ejemplo, configurar recordatorios, reproducir música y lanzar aplicaciones de navegación. Aun cuando Android Auto y Apple CarPlay —características bastante comunes en los autos nuevos— pasan por alto el sistema de “infoentretenimiento” que viene de fábrica y te dejan usar el celular para navegar, reproducir música y escuchar noticias directamente en el tablero, ambos sistemas requieren que te desconectes para ajustar el aire acondicionado, el calefactor, las luces o el sonido. Una experiencia bastante burda para los conductores.

No obstante, muy pronto podrás usar Alexa para controlar el “infoentretenimiento”, la temperatura, la iluminación y otros controles de fábrica, como demostró la integración “Alexa Built-In” presentada con los próximos modelos de Lamborghini, GM y Rivian. Es más, esta función responde siempre a la voz, lo cual significa que no tendrás que presionar botones ni esperar el pitido antes de pedirle algo. Bastará con que digas: “Alexa, ajusta la temperatura a 21 grados centígrados”, y el clima interior se modificará, permitiendo que mantengas los ojos en el camino y las manos en el volante. Además, a diferencia de los sistemas de fábrica, Alexa Built-In brindará también todas las características y capacidades del asistente de voz de Amazon, como reproducir música y hasta encender las luces de la cochera.

Charmin Rollbot entrega un rollo de papel higiénico. Foto: Mario Tama/Getty

A pesar de la omnipresencia de Alexa en CES, no descartes a Google Assistant. Después de todo, Google asegura que el sistema va instalado en más de 1,000 millones de dispositivos (casi todos, celulares Android). Igual que Amazon, Google está desarrollando un sistema operativo vehicular más integrado, su nuevo Android Automotive OS, el cual lanzará con la introducción del vehículo eléctrico Volvo XC40 Recharge, así como en los modelos GM de 2021. Por otra parte, la compañía anunció nuevas características de su Assistant, como las notas adhesivas activadas con la voz y diseñadas para pantallas inteligentes; acceso más rápido a los controles de privacidad; y configuración facilitada.

Tendencias automotrices: seguridad y sostenibilidad 

Buena parte de la expectación suele centrarse en los automóviles presentados durante el evento; específicamente, en los prototipos y vehículos conceptuales que jamás verán la luz del día. Y este año no fue la excepción. CES 2020 incluyó modelos como el Sony Vision S, elegante sedán gris con una enorme pantalla LCD en el tablero y altavoces integrados en los reposacabezas; así disfrutarás de la calidad de imagen y sonido de la compañía. Otro ofrecimiento fue el cautivador Vision AVTR de Mercedes-Benz, auto suntuario inspirado en la película Avatar, con aspecto extrañamente reptiliano y características futuristas como optimización biométrica y un panel solar con “aletas biónicas” que semejan escamas.

Vision-S de Sony, auto conceptual completamente eléctrico. Foto: David Becker/Getty

Más allá de la publicidad y los prototipos, las mayores tendencias en tecnología automotriz para este año fueron la sostenibilidad y la seguridad. Y lo mejor es que muchos de los vehículos exhibidos pronto llegarán a los caminos.

El desfile de CES estuvo encabezado por gran cantidad de vehículos eléctricos, como el Fisker Ocean, lujosa SUV de cero emisiones que hace gala de “interiores veganos” y materiales reciclados en muchos de sus componentes, por lo que está considerado el vehículo más ecológico del mundo. Otro debutante fue Ariya Concept de Nissan, vehículo que llegará a las salas de exhibición estadounidenses a partir de fines de 2021. Se trata de otra SUV eléctrica, pero que, presuntamente, pasa de 0 a 95 kph en apenas 5.1 segundos y puede recorrer hasta 480 kilómetros con una sola carga. Por su parte, Jeep —una de las marcas SUV todoterreno más grandes y antiguas del sector— anunció que todos sus vehículos serán eléctricos a partir de 2022, si bien su primer híbrido —el Wrangler 2021— estará a la venta este mismo año.

Te puede interesar: ¿Confiarías tu vida a Bezos? Amazon y otros gigantes incursionan en el negocio de la atención médica

La salud y la seguridad tuvieron un papel prominente en la exposición. Por ejemplo, el CeroG Lounger de BMW cuenta con un asiento para pasajeros que se inclina 40-60 grados para reducir el estrés en los puntos de presión, complementado con un cinturón de seguridad que se adapta a la nueva postura. A decir del fabricante alemán, el sillón irá incluido en su modelo X7 “de los próximos años”. Por otro lado, BMW también está colaborando con la división Harman (Samsung) para crear el primer sistema telemático 5G del mundo, cuyo lanzamiento en el evento 2021 BMW iNEXT le convirtió en uno de los contados productos 5G de mundo real presentados en la reciente edición de CES. Se presume que la red 5G —más rápida y poderosa— permitirá de todo: desde agilizar las descargas de mapas y sugerencias de tránsito, hasta emitir advertencias de punto ciego y condiciones del camino en tiempo real. Esto significa que el conductor recibirá más información, de más fuentes, en menos tiempo, y con mayor confiabilidad. Por supuesto, el sistema solo estará disponible en lugares que ofrezcan redes 5G, las cuales aún brillan por su ausencia en muchos puntos de Estados Unidos.

Las startups salvarán el mundo

Con la participación de más de 1,200 compañías de más de 46 países, Eureka Park —sección inaugurada hace ocho años y dirigida a las empresas emergentes— se ha convertido en uno de los atractivos principales de CES. “Tiene una impresionante masa crítica de medios, capitales, empresas y clientes”, informa el príncipe Constantino de Holanda, enviado especial de Techleap.nl, un acelerador de Ámsterdam que presentó 50 startups en Eureka Park.

Muchas de esas organizaciones holandesas trabajan en sostenibilidad y ciudades inteligentes. Por ejemplo, Nowi ha desarrollado un chip que capta energía del aire, la luz, las ondas de radio y el calor para alimentar relojes inteligentes, sensores y otros dispositivos de la “internet de las cosas”, lo cual reduce o elimina por completo la necesidad de una batería eléctrica. Con la finalidad de recortar las emisiones de metano y acabar con el maltrato animal, Meatable ha desarrollado una tecnología para cultivar carne de cerdo a partir de células madre embrionarias y sin tener que sacrificar el ganado. Este año, la startup lanzará su primer producto porcino cultivado. “Creemos que la tecnología alimentaria se volverá tendencia principal durante la nueva década”, comenta Krijn de Nood, cofundador de Meatable.

Exhibición de laptops Samsung Galaxy Book S. Foto: Robyn Beck/AFP/Getty

La participación en CES conduce a resultados tangibles en muchos casos. Hydraloop tuvo un éxito sorprendente con su dispositivo que recicla agua para usarla en inodoros, lavar ropa y otras aplicaciones domésticas. “Gracias a nuestra presencia en la exhibición, hemos recibido cientos de pedidos, 111 empresas se han ofrecido como distribuidores, y cuatro personas están interesadas en invertir con nosotros”, revela Sabine Stuivers, cofundadora de Hydraloop. “Es fabuloso”.

Tecnologías de salud de veras personalizadas

Gracias a que la FDA ha simplificado y esclarecido su proceso de aprobación, han proliferado los dispositivos médicos de venta libre (desde monitores de presión usables hasta audífonos de calidad médica). Y esto se hizo evidente en la inmensa cantidad de productos exhibidos en CES. Este grupo destacó por su atractivo (como accesorios, más que equipos médicos), mayor funcionalidad, y su creciente adaptabilidad a los datos y las necesidades personales del usuario.

La gama de aplicaciones es enorme, desde dispositivos para mejorar el sueño, la higiene bucal y la vigilancia cardiaca hasta tratamientos para diversos trastornos médicos y una vida sexual más satisfactoria. Por ejemplo, Withings ScanWatch ayuda a detectar de todo, desde una fibrilación auricular hasta la apnea del sueño. El cepillo inteligente Oral-B Drive —con altavoz y Alexa integrados— proporciona información sobre el cepillado y la zona en la que debes enfocarte. Y el vibrador Lioness utiliza la tecnología de inteligencia artificial para sugerir la mejor manera de alcanzar el orgasmo gracias a una minuciosa recolección de datos (hace un seguimiento de las sesiones del usuario; no se puede ser más personal). Otra propuesta: tecnologías del sueño, desde auriculares con emiten ondas sonoras y colchones personalizables que ajustan la temperatura hasta una amplia gama de máquinas inteligentes para remar y correr.

Walker, el robot de UBTech, sirve un refresco. Foto: Bridget Bennett/Bloomberg/Getty

Algo que también está pasando por una transformación radical: nuestra interacción con los proveedores de atención médica. Aunque la telemedicina ya no es novedad, el médico en línea no puede resolverlo todo en una sola videoconferencia. Aquí entra Medwand, dispositivo que parece un ratón de computadora y que los pacientes usan en casa durante un examen virtual. El aparato tiene diez herramientas diagnósticas —incluidos estetoscopio y otoscopio (para el oído)—, las cuales transmiten hallazgos en tiempo real durante la consulta a distancia.

“La atención médica se centra cada vez más en el consumidor”, afirma Katie Couric, quien, durante el evento CES, moderó dos paneles Digital Health Summit; incluido uno sobre la mejor manera de navegar entre las opciones de atención, en el que participó el director operativo de Rally Health, servicio en línea que trabaja con los empleadores para brindar orientación digital a los empleados que tienen prestaciones de salud. Couric agrega: “Me interesan las tecnologías que empoderan al paciente explicando sus opciones, y ayudándolo a entender no solo lo que debe hacer cuando algo le sucede, sino detallando la manera de prevenir problemas”.

En otras palabras, todos los datos de salud obtenidos solo sirven si los entendemos y actuamos en consecuencia. Me parece que esto resume el tipo de situaciones y soluciones tecnológicas que veremos en muchas ediciones futuras de CES.

Desde que inició el milenio, el autor ha asistido al evento CES ininterrumpidamente. Especializado en tecnología y cultura, ha escrito sobre estos temas para infinidad de publicaciones.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.