El futuro sombrío del Manchester City tras la sanción de la UEFA


El futuro sombrío del Manchester City tras la sanción de la UEFA



Después de unos años de progresión fulgurante hasta la cima del fútbol inglés, gracias a los generosos esfuerzos financieros del jefe Mansour Bin Zayed al-Nahyan, el Manchester City se enfrentaría a su reto más grande si tiene que pasar dos temporadas sin disputar la lucrativa Liga de Campeones.

El agente de control financiero de la UEFA anunció el viernes que el City quedaría excluido dos años de toda competición europea y que debería pagar una multa de 30 millones de euros.

La respuesta del club de Mánchester no se hizo esperar y, en un comunicado con un tono contundente, anunció su intención de apelar y de utilizar todos los medios legales para obtener un “juicio imparcial” gracias a un “vasto conjunto de pruebas irrefutables para apoyar (su) posición”, que asegura poseer.

Lee más: La UEFA veta por dos años al Manchester City de sus torneos

Con cuatro títulos de Premier League, dos Copas de Inglaterra y cuatro Copas de la Liga, el Manchester City ha llenado considerablemente sus vitrinas desde la llegada de los emiratíes en 2008. Pero todavía se le escapa la Liga de Campeones, el objetivo último del proyecto.

¿Éxodo de Guardiola y  jugadores ?

Hoy el Manchester City es un club que tiene un estatus financiero y los recursos para respetar las reglas del ‘fair play’ financiero, que autoriza pérdidas de 30 millones de euros en tres años.

Pero durante el periodo 2012-2016, la Comisión de Control Financiero de los Clubes (ICFC) estimó que los ‘Citizens’ habían inflado artificialmente sus ingresos de patrocinios vinculados al jeque Mansour para permanecer por debajo de ese límite.

Unas acusaciones que el City rechaza, al tiempo que mide el riesgo de quedar excluido de las competiciones europeas: el futuro del entrenador Pep Guardiola, a quien le queda solo un año de contrato, estaría en duda.

Pep Guardiola. (Foto: Anthony Devlin / AFP)

El español hizo que los ‘Skyblues’ entraran en la historia del fútbol inglés al sumar 100 puntos en la temporada 2018-2019 y al conseguir por primera vez un triplete doméstico.

Pero el entrenador que dirigió antes al Barcelona y al Bayern de Múnich no ha podido evitar que esta temporada el Liverpool se haya escapado en la clasificación y le saque 22 puntos de ventaja.

Y no es seguro que la perspectiva de pelear solo por títulos nacionales durante dos años le motive, pues lo que busca es repetir sus éxitos continentales conseguidos con el Barça (2009 y 2011).

Una cuestión que también afecta evidentemente a jugadores como Kevin de Bruyne, Raheem Sterling o Riyad Mahrez, que están en la cima de su carrera y aspiran a levantar la ‘Champions’.

La vinculación de Abu Dabi

El potencial destino de estas estrellas no es seguro, pero el City, obligado a reducir gastos sin la Liga de Campeones, tendría menos argumentos para convencerles de quedarse.

El año pasado, el equipo inglés ingresó 93 millones de euros en concepto de derechos televisivos por la máxima competición europea, sin contar las ganancias de los partidos o de patrocinios.

Un maná imposible de compensar sin desprenderse de algunos activos, pues el ‘fair play’ financiero va a seguir aplicándose.

Te puede interesar: “Es un nazi”: Los gritos en un partido de futbol en España que desataron indignación en Ucrania

Tampoco puede excluirse las sanciones en el plano nacional -bajo la forma de retirada de puntos- ya que la Premier League vigila a su vez estas historias de respeto a la disciplina presupuestaria.

Pero la gran incógnita es la actitud del accionista.

El expresidente del club, Garry Cook, había explicado en The Athletic en diciembre que la ambición de Abu Dabi era hacer del City una suerte de marca embajadora del emirato.

¿Pero qué pasa si esta marca se ve empañada por estas sanciones o si el ‘fair play’ financiero se convierte en un freno ineludible a las ambiciones del club?

En estos momentos, las cuentas del club, prósperas, alejan el fantasma de una salida repentina del mecenas emiratí. Con 535 millones de libras anuales de cifra de negocios (645 millones de euros) y un beneficio acumulado de 51 millones de libras (61,5 millones de euros) en los últimos cinco años, el City ha alcanzado su punto de equilibrio.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.