La cepa dominante del VIH en EU se ha vuelto más infecciosa


La cepa dominante del VIH en EU se ha vuelto más infecciosa por la “selección natural”: estudio



La cepa dominante del VIH en Estados Unidos se ha vuelto “más infecciosa” y “virulenta” a través del proceso de la “selección natural”, según han hallado los investigadores. Esto sugiere que aun cuando el VIH pudiera estar en declive gracias a las medidas de salud pública, el virus que permanece parece ser más transmisible hoy día que en el pasado.

Investigadores de la Universidad de California San Diego (UCSD), trabajando en conjunto con científicos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, analizaban la cepa del subtipo B del VIH que se halla a lo largo y ancho de Estados Unidos. Ellos publicaron sus hallazgos en Nature Communications en diciembre.

“Lo notable de la evolución por selección natural es su inevitabilidad”, dijo a Newsweek el coautor Joel Wertheim, profesor adjunto en la UCSD. “Los virus, como todos los organismos, se adaptan y evolucionan. Y nuestro estudio sugiere que el VIH que circula hoy día es un poco más transmisible que el VIH de hace una década”.

Esto no es motivo de “pánico”, añadió él: “las herramientas disponibles para los funcionarios de salud pública y médicos significan que todavía podemos tratar efectivamente a la gente infectada con VIH y prevenir la infección en personas expuestas al VIH”.

Hay cierta cantidad de factores que podría aumentar el índice de transmisión del VIH. De manera significativa, las acciones de las personas que portan el VIH; por ejemplo, ¿toman el tratamiento antiviral como se les recetó? ¿Participan en sexo sin protección?

Lee más: VIH en México: las realidades que dan esperanza

Otro factor es la carga viral. Esta es la concentración de VIH en la sangre. Cuanto más alta sea la carga, más infeccioso es el virus y la enfermedad progresará con más rapidez. Esto significa que en alguien con una carga más alta —una característica heredada del portador original— se desarrollará más rápido que en alguien con una carga más baja, si el virus no es tratado.

Pero aun cuando una carga viral más alta podría aumentar el riesgo de transmitir el VIH, tal vez no aumente el índice de transmisión del VIH. Esto se debe a que acelera el proceso de progresión de la enfermedad, dándole al virus menos tiempo para propagarse antes de que la persona infectada muera.

Como lo demuestra el éxito del subtipo A del VIH-1 menos virulento y menos infeccioso, una progresión más lenta de la enfermedad puede ayudar a la propagación del virus.

Sin embargo, la nueva investigación sugiere que en Estados Unidos se están propagando versiones más virulentas del VIH a causa de un proceso de selección natural.

Usando información recopilada del Sistema Nacional de Vigilancia del VIH de Estados Unidos —y con información de más de 40,000 personas con un diagnóstico positivo de VIH—, los investigadores identificaron grupos de personas con un índice elevado de transmisión del VIH.

El equipo usó investigaciones anteriores que analizaban el papel de las mutaciones relacionadas con la resistencia a los medicamentos en el riesgo de transmisión. Ellos observaron “grupos moleculares”, definidos por los CDC como “grupos de personas con cepas estrechamente relacionadas de VIH”.

Entérate: Abre en Nueva Zelanda el primer banco de esperma VIH positivo

Los grupos de cepas genéticamente similares sugieren índices más altos de transmisión. Este vínculo les permite a los científicos encontrar asociaciones entre la carga viral y el índice de transmisión, así como el riesgo.

Los resultados muestran que los individuos agrupados exhibían cargas virales más altas que los individuos no agrupados. Exactamente cuán alta dependía de la etapa de la enfermedad en el diagnóstico, con las disparidades más grandes notadas entre las personas diagnosticadas en las etapas más tempranas del virus.

“El estudio no sugiere directamente que el VIH esté evolucionando para tener una carga viral más alta”, dijo a Newsweek Jonathan Ball, un profesor de virología molecular en la Universidad de Nottingham, Reino Unido, quien no estuvo involucrado en el estudio.

“Pero lo que sí sugiere es que las infecciones con VIH que resultan en una carga viral más alta tienen más posibilidades de estar asociadas con la transmisión más adelante, y por lo tanto cualquier virus que contenga mutaciones que le permitan producir una carga viral más alta se verán inevitablemente con más frecuencia en una población infectada, aun cuando la aptitud y transmisión viral es un asunto muy complejo”.

Los cambios en la carga viral reportados en el estudio fueron relativamente modestos. Hubo un aumento cercano al uno por ciento en el riesgo de transmisión entre los individuos agrupados en comparación con los individuos no agrupados, dijo Wertheim a Newsweek. Los autores advierten que estos efectos podrían acumularse con el tiempo.

Esto es respaldado por investigaciones anteriores que han hallado aumentos en la carga viral al paso del tiempo.

Te puede interesar: Bebé con VIH positivo muere después de que madre rusa llamó al SIDA un “mito” occidental

“Si un virus tiene un apoyo genético para diferencias en su índice de transmisión, entonces la selección natural actuará”, dijo Wertheim. “Y este proceso es lo que vemos que está sucediendo con el VIH en Estados Unidos.

“El cambio evolutivo que observamos no aumentará necesariamente la cantidad de infecciones nuevas de VIH cada año, porque las medidas de salud pública están siendo aún más exitosas en disminuir el índice de infecciones nuevas”.

Algunos han argumentado que la adopción de políticas que ofrecen tratamientos de supresión para toda persona con diagnóstico positivo de VIH podría aumentar el éxito de cepas con cargas virales más altas porque el tratamiento pausa la progresión de la enfermedad, manteniendo saludable al paciente. Sin embargo, los investigadores dicen que el estudio no da información suficiente para apoyar o minar la idea de que el tratamiento universal promueve la proliferación de cepas con cargas virales más altas.

Ball dice que da apoyo adicional a la necesidad de iniciar el tratamiento temprano para reducir la carga viral. “Se sabe desde hace tiempo que reducir la carga viral en un paciente significa que ves menos transmisión más adelante”.

La investigación también suma apoyo para el uso de PrEP, una píldora que puede proteger a los pacientes de contraer el VIH en primer lugar. “Este ha demostrado ser un medio muy efectivo de limitar la transmisión sexual del VIH en aquellos con riesgo de VIH”, dijo Ball.

La investigación se enfocó específicamente en personas con cepas del subtipo B en estado salvaje del VIH. El estado salvaje es la versión del virus que ocurre naturalmente y no ha mutado. El subtipo B es uno de los nueve subtipos genéticamente distintos y el más común en estadounidenses, Europa Occidental y Australasia. Según Avert, la organización internacional de beneficencia contra el VIH y SIDA, solo representa 12 por ciento de las infecciones mundiales de VIH.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.