Marchan en defensa del Río Metlapanapa, exigen cese de amenazas | Newsweek México


Marchan en defensa del Río Metlapanapa, exigen cese de amenazas

Río Metlapanapa


Habitantes de pueblos y comunidades defensores del Río Metlapanapa en el municipio de Juan C Bonilla marcharon en protesta de la construcción del colector de aguas negras en el corredor industrial de Ciudad Textil Huejotzingo, y exigieron al gobierno estatal el cese a la persecución y represión de defensores de la tierra, el agua y de ambientalistas.

“Exigimos el respeto a la tierra”, “Defenderemos la vida de nuestras comunidades, decimos no a la contaminación” fueron las consignas en la protesta que movilizó a la comunidad completa.

La marcha que inició en la 11 Sur y la Avenida Reforma y culminó en un mini plantón en el Zócalo de la Ciudad se registró a un día de que fuera presentado el informe final la Misión Internacional de Observación de Front Line Defenders, el Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos (CIEDH), el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), en el que se documentaron graves violaciones de parte de autoridades y empresarios, entre las que se cuenta al menos ocho ambientalistas amenazados de muerte, de desaparición, quema de viviendas y de judicialización por defender el río.

“El gobierno de Barbosa Huerta sigue persiguiendo a activistas como lo hizo el gobierno de Rafael Moreno Valle. Exigimos que se respete el suelo y el agua, el territorio indígena, y ahora exigimos el respeto a la vida de los defensores del medio ambiente”, fue la exigencia que se gritó en la plaza pública.

El conflicto entre las autoridades estatales y habitantes de Santa María Zacatepec que se oponen al proyecto se recrudeció luego que este fin de semana se registrara el avance de la obra que había sido momentáneamente suspendida tras la oposición de ciudadanía.

Este domingo, la colocación de los tubos avanzó a menos de 150 metros del campamento permanente que fue instalado para detener la obra. Mientras avanzaba la colocación de tubos, el campamento fue sitiado por varias patrullas de la policía estatal y agentes de seguridad pública.

Días antes, luego de una asamblea determinó cerrar las oficinas de la presidencia auxiliar, los pobladores desconocieron a Maurilio Teutle como edil subalterno, señalándole de omisión en la defensa a la comunidad de la contaminación y por no atender los problemas del pueblo.

Pobladores acusaron que la obra se ha impuesto a la comunidad pues hasta la fecha no cuenta con los permisos necesarios y aun cuando la comunidad cuenta con un amparo, continúan las labores de instalación del proyecto.

El pasado 30 de octubre pasado ya se había registrado un evento de represión contra ciudadanos cuando elementos policiales del estado de Puebla y de la Guardia Nacional lanzaron gases lacrimógenos, dispararon balas de goma y golpearon a personas defensoras de derechos humanos e integrantes de la comunidad que se manifestaban contra el avance de la construcción.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.