Trump, a juicio político por abuso de poder y obstrucción al Congreso


Trump es sometido a juicio político por abuso de poder y obstrucción al Congreso

trump-juicio-politico-eu


La Cámara de Representantes de Estados Unidos decidió este miércoles iniciar el proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump por las acusaciones de abuso de poder y obstrucción al Congreso. 

Tras una larga sesión de debate, la Cámara Baja, controlada por la oposición demócrata (con 233 de los 435 escaños), aprobó los cargos contra el mandatario estadounidense. 

Se espera que en enero, luego del receso por Navidad, el Senado absuelva a Donald Trump del juicio político ya que se necesita una mayoría de dos tercios (al menos 67 votos) para destituirlo. 

El partido republicano tiene 53 de los 100 escaños de la Cámara. Esto significa que los demócratas tendrían que convencer a 20 de los senadores republicanos para votar a favor de los cargos, algo que se ve difícil dadas las diferencias entre ambos partidos. 

Acusaciones 

El Comité Judicial de la Cámara aprobó el 10 de diciembre dos cargos contra Trump. 

El mandatario es acusado de intentar presionar a Ucrania para que investigara a uno de sus principales rivales de cara a las elecciones presidenciales de 2020, el exvicepresidente Joe Biden. Para ello, se retuvo ayuda militar para que el país pudiera enfrentar la amenaza de los separatistas prorrusos.

Te puede interesar: Los legisladores de EU preparan voto para el juicio político de Trump

Los demócratas consideran que Trump incurrió en obstrucción al intentar bloquear los esfuerzos del Congreso de investigar las acciones del presidente, lo que para ellos es una violación de la Constitución, que le otorga al Legislativo un mandato de supervisión del Poder Ejecutivo.

Antes de Trump, solo dos presidentes estadounidenses se enfrentaron a un juicio político: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos exonerados. El republicano Richard Nixon renunció antes de la votación.

Reacción de Trump 

Por la mañana, el presidente dijo en Twitter que no hizo “nada malo” y afirmó que es “un ataque contra Estados Unidos y contra el Partido Republicano”.

Un día antes le envió una carta a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi diciéndole que “la historia la juzgará duramente” por el proceso. 

Por su parte Pelosi dijo que los demócratas no tenían otra opción que lanzar el proceso de destitución y tildó a Trump de “amenaza continua para la seguridad nacional”.

Lee: Qué sucedió con los presidentes de EU que enfrentaron un juicio político

División nacional

El juicio político divide a los estadounidenses: 45% quiere que Trump sea destituido (77% entre los votantes demócratas) mientras un 47% se opone, según un sondeo de CNN-SSR.

Este miércoles, fuera del Capitolio en Washington, decenas de personas, según constató una periodista de la AFP, se congregaron para pedir la salida del presidente: “Trump tiene que irse”.

Con información de AFP y CNN

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.