Robert Redford y Willem Dafoe, los astros del FICM


Robert Redford y Willem Dafoe, los astros del Festival Internacional de Cine de Morelia

cine-robert redford-ficm


El icónico director, actor y productor Robert Redford, ganador de un Óscar a mejor dirección por la película Gente como uno y fundador del Instituto Sundance, hizo una brevísima aparición en el marco de la 17 edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) para recibir la presea a la excelencia artística y develar la tradicional placa de ganadores sobre la alfombra roja donde el público lo esperó entusiasmado para tomarse selfies y pedirle autógrafos.

El certamen honró al cineasta al otorgarle su nombre a la sala principal del Cinépolis Centro y le regaló una butaca también marcada con su nombre, la cual estará junto a las de los demás cineastas que han sido homenajeados con anterioridad.

Este detalle, además de convertirse en un emblema del festival, permite que los espectadores disfruten de las películas desde la butaca de su realizador favorito, como lo hizo John Bailey, director de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas Norteamericana y fotógrafo de Gente como uno, quien se dio a la tarea de estrenar la de Redford.

Lee: ¿”Joker” tiene un papel dentro del universo cinematográfico de DC?

Willem Dafoe, protagonista de Lighthouse, cinta ganadora del premio Fipresci de la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, convocó a un gran número de seguidores que lo esperaban con películas, playeras, pósteres e, incluso, reproducciones de la máscara del Duende Verde para ser autografiadas.

Willem Dafoe confirmó que en marzo iniciará rodaje bajo la dirección de Guillermo del Toro.
Foto: FICM

El actor, quien visita por segunda vez Morelia, confirmó que en marzo iniciará rodaje, bajo la dirección de Guillermo del Toro, de la película Nightmare Alley, en la que participará también Bradley Cooper.

Durante la nutrida conferencia de prensa que brindó, aseguró que le gustan las películas donde puede aprender algo: “En Lighthouse tuve que aprender a tejer, a convivir con la ropa de época, la comida, el clima, un acento que no es el mío, todo esto solo para tener la autoridad de decir: yo soy este personaje”.

INVITADOS ESPECIALES

El FICM arrancó actividades el 18 de octubre con la película El joven Ahmed, de Luc Dardenne, quien recibió la medalla de la Filmoteca de la UNAM.

A los invitados especiales se sumaron también James Ivory, ganador del Óscar, a los 89 años, por Call me by your name y quien es el premiado de mayor edad en la historia de los premios, y Rosalie Varda, hija de Agnés Varda.

A lo largo de la semana se dieron cita figuras como Eugenio Caballero, Lila Downs, Diego Luna, José María Yazpik, Diana Bracho, Marina de Tavira, Paulina Gaytán, Arturo Ripstein, Guillermo Arriaga, Gregory Nava, Ciro Guerra y Michael Fitzgerald.

John Bailey presentó Gente como uno dentro del programa México Imaginario, y, en entrevista con Newsweek México, comentó que esta es una de sus películas favoritas porque habla de la familia.

Entérate: ‘Olimpia’, el movimiento estudiantil cinematográfico

“Es la esencia de todo, gracias a ella podemos llegar, o no, a ser mejores personas. Aquí abordamos la desintegración familiar, los hijos que son ignorados por los padres, y eso sigue vigente hasta hoy, solo ha cambiado la moda y los autos”, dijo Bailey.

Gregory Navas presentó dos funciones de Selena que tuvieron lleno total. El cineasta dijo en exclusiva a Newsweek México que el éxito de su película es que cuenta una historia de verdad sobre una niña, la relación con sus padres y el nacimiento de su carrera.

“El cine es una maquinaría de humanidad y empatía que nos permite unirnos”, manifestó Navas.

Desde hace tres años el laboratorio de Historias Morelia / Sundance ha ofrecido un taller de perfeccionamiento de guiones de largometraje en el que participó Navas, por lo que aseguró que los proyectos de este año en su mayoría fueron escritos por mujeres y abordan temas sociales.

Este año el festival inauguró el ciclo ‘Cineastas indígenas mexicanas: identidad y nuevas narrativas’. Foto: FICM

“Pareciera que, aun desde la ficción, estamos regresando a la necesidad de denunciar lo que sucede a nuestro alrededor”, expresó el cineasta.

La cantante Lila Down asistió a la presentación de El son del chile frito, documental que hace un recuento de su vida, exhibe la riqueza cultual y gastronómica de Oaxaca, y hace énfasis en su necesidad de reencontrarse con sus raíces.

Downs, quien se ha caracterizado por alzar la voz frente a los distintas situaciones políticas y sociales del país, aseguró, al término de la proyección, que admira el valor con el que la gente de su tierra exige cuentas a sus gobernantes.

“Cuando los políticos se portan mal con su pueblo, los sacan de su cargo. Eso nos demuestra que sí podemos hacer cambios si nos unimos y los queremos hacer”, dijo la intérprete.

En entrevista con Newsweek México, Lila compartió que, si bien la situación en Estados Unidos se ha vuelto muy tensa, también ha habido una apertura de los estadounidenses no racistas a acercarse a la comunidad.

“Están comenzando a vernos diferente, incluso ahora que venía para acá muchos gringos les estaban ayudando a los paisanos con sus maletas. Eso antes no sucedía, también se ha incrementado la unión dentro de la comunidad latina, eso es muy positivo, solo así las cosas podrán cambiar algún día”, opinó la cantante.

PELÍCULAS EXCEPCIONALES

Este año el festival inauguró un ciclo denominado Cineastas indígenas mexicanas: identidad y nuevas narrativas, en el que participaron realizadoras, productoras y actrices indígenas de quienes se exhibieron, de forma gratuita, cuatro programas de cortometrajes.

Sin duda la joya de la corona del FICM ha sido, desde sus inicios, la programación, particularmente el ciclo dedicado a la Semana de la Crítica, que este año trajo títulos como Nuestras madres, de César Díaz, ganadora de la Cámara de Oro y Vivarium, de Lorcan Finnegan, coproducida por Irlanda, Bélgica y Dinamarca, sobre un extraño desarrollo inmobiliario que literalmente atrapa a sus habitantes.

Mención completamente aparte merece la extraordinaria cinta Parásitos, del coreano Bong Joon ho, ganadora de la Palma de Oro y cuya historia gira alrededor de la familia Ki taek, que se encuentra desempleada, hasta que el hijo consigue trabajar en casa de los Park, situación que une de formas insospechadas e increíbles a ambas familias.

Te puede interesar: 10 películas y directores que marcaron el cine mexicano

La cinta cuenta con una manufactura impecable que da constantes vueltas de tuerca a la anécdota central, al manejo del tiempo e, incluso, al uso de los géneros cinematográficos como si se tratara de un ejercicio perfecto de formatos. La dirección de actores y la actuación es simplemente extraordinaria con una cinefotografía impecable.

Imposible decir algo más en aras de no desvelarla. Si se pudiera resumir diría que esta sí es una película que literalmente le vuela la cabeza al espectador y lo confronta con un nuevo estilo narrativo que lo obliga a viajar emocionalmente y a seguirla resignificando incluso después de haberla visto.

Por su parte, Vif argent, de Stéphane Batut, película francesa ganadora del Premio Jean Vigo, muestra la historia de Juste, un joven que logra comunicarse con personas que solo él puede ver para ayudarlas en su tránsito entre la vida y la muerte. El resultado es una anécdota intimista y reflexiva que pone énfasis en la ausencia, curiosamente analizada desde la presencia.

La cantante Lila Down asistió a la presentación de El son del chile frito, un documental sobre su vida y cultura de Oaxaca.
Foto: FICM

Lighthouse, una las consentidas del público, es una historia que debe verse en pantalla grande dada la belleza estética de su formato, la riqueza poética de su lenguaje y la sutileza con la que se construyen los personajes.

Uno de los trabajos más esperados fue Varda por Agnés, que hace un recorrido por más de 60 años de vida de la emblemática cineasta pionera de la nueva ola francesa, bajo la producción de su hija Rosalie.

Entre las películas mexicanas fuera de competencia llamó la atención La nave, comedia que gira en torno a Miguel, un locutor de un programa de radio en Pátzcuaro que recibe la llamada de un niño enfermo de cáncer pidiéndole su ayuda para alcanzar un sueño: conocer el mar. Dirigida por Batán Silva, está basada en la historia real de Miguel Pérez, galardonado en tres ocasiones por la Asociación de Locutores de México como el mejor programa de radio infantil, donde se ha encargado de hacer realidad los sueños de sus radioescuchas.

LOS GANADORES

Desde sus orígenes, el corazón del FICM es el cine mexicano, por ello cuenta con cuatro secciones en competencia: Michoacana, Cortometraje, Documental y Largometraje Mexicano; los concursantes aspiran a recibir El Ojo, máxima presea del festival.

Los ganadores del premio del jurado de este año fueron:

—Sección Michoacana: Maliblue, de Edson Contreras Ornelas.

—Cortometraje Mexicano de Animación: Eclosión, de Rita Basulto.

—Cortometraje Documental Mexicano: Tuyuke (Ahuehuete), de Nicolás Rojas Sánchez.

—Cortometraje de Ficción Mexicano: Encuentro, de Iván Löwenberg

—Largometraje Documental Mexicano: El guardián de la memoria, de Marcela Arteaga

—Largometraje Mexicano: Ya no estoy aquí, de Fernando Frías de la Parra.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.