Video muestra los relámpagos que rodean al huracán Dorian


Video muestra los relámpagos que rodean al huracán Dorian



Un meteorólogo ha creado una fascinante animación en la que se muestran numerosos relámpagos en las regiones exteriores del huracán Dorian. Dakota Smith, científico del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos, creó el breve video utilizando varias capas de datos recopilados por satélites a finales de agosto.

Los relámpagos son muy comunes en las partes exteriores de los sistemas de huracanes, declaró a Newsweek Oliver Claydon, vocero de la Oficina Meteorológica del Reino Unido. “Hay una cantidad inmensa de energía en un huracán, la cual puede provocar relámpagos con mucha frecuencia”.

Los relámpagos en los ciclones tropicales (un término que se refiere a los huracanes, tifones, tormentas tropicales y otros fenómenos relacionados) se forman de una manera muy semejante a como lo hacen en una tormenta eléctrica “convectiva” convencional.

“Cuando se forman pequeñas gotas de agua desde el interior de una nube de tormenta, éstas salen disparadas hacia la parte superior de la nube debido a los fuertes vientos internos (corrientes ascendentes) donde se convierte en hielo”, dijo Claydon a Newsweek. “Algunos de los trozos de hielo se convierten en granizo, pero otros siguen siendo muy pequeños. Algunos de los granizos que se forman se vuelven muy pesados como para ser lanzados por las corrientes ascendentes, por lo que caen de nuevo a través de la nube, chocando con partículas de hielo más pequeñas”.

Lee más: Fotos exhiben la devastación que causó el huracán Dorian sobre Bahamas

“En esas colisiones, se transfieren electrones a los granizos, dándoles una carga negativa, mientras que las partículas de hielo que han perdido electrones adquieren una carga positiva”, afirmó.

Las corrientes ascendentes continúan enviando hacia arriba las partículas de hielo, dando una carga positiva a la parte superior de la nube. Mientras tanto, el granizo continúa cayendo a través de la parte inferior de la nube, dándole una carga negativa.

“Además de ser atraídos hacia la carga positiva en la parte superior de la nube, los electrones excedentes de la base de la nube son atraídos hacia la carga positiva de otras nubes y hacia la tierra”, dijo Claydon. “Si la atracción es lo suficientemente fuerte, los electrones se moverán rápidamente hacia los átomos positivos. La ruta que siguen al hacerlo forma el canal que vemos cuando se forma un relámpago.

“Conforme se acumula la carga negativa en la base de la nube, los electrones que están cerca de la superficie de la tierra se repelen”, dijo. “Esto hace que la tierra y los objetos que están sobre ella adquieran una carga positiva. Mientras crece la atracción entre la nube y la tierra, los electrones salen disparados de la nube cortando el aire a una velocidad de cerca de 434,000 km/h”.

Entérate: El huracán Dorian se debilita tras dejar al menos siete muertos en Bahamas

El número de relámpagos se relaciona con la intensidad del huracán, lo cual resulta intrigante. De esta forma, cuando la energía o la intensidad de un huracán aumentan, puede esperarse que se produzcan más relámpagos.

Sin embargo, los núcleos internos de los ciclones tropicales, que se encuentran a unos 90 km del centro, producen una cantidad sorprendentemente pequeña de relámpagos, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). Por ejemplo, cada hora se produce cerca de una docena de relámpagos de nube a tierra en promedio alrededor de la pared del ojo de un ciclón tropical.

Esta escasez de relámpagos en el núcleo interno se debe a que el ojo de los ciclones tropicales tiende a ser más cálido que el aire que está justo por encima del océano, lo que produce corrientes ascendentes más débiles. Esto, a su vez, significa que hay una falta de agua superenfriada, que es clave para cargar eléctricamente a la tormenta y producir relámpagos.

Te puede interesar: ¿Trump sugirió lanzar bombas nucleares a huracanes para evitar afectaciones en EU?

Las investigaciones indican que los aumentos en la cantidad de relámpagos alrededor del ojo de una tormenta indican que ésta se está intensificando, por lo que constituyen una importante herramienta de pronóstico.

Tras azotar las Bahamas durante dos días, provocando una destrucción catastrófica y por lo menos dos muertes, Dorian se ubica a unos 128 km al este-noreste de Cabo Cañaveral, Florida. Actualmente, a las 2 a.m., tiempo del Atlántico, se traslada al nor-noroeste a una velocidad de cerca de 11 km/h, según meteorólogos.

En este momento, la tormenta se ha debilitado hasta alcanzar la Categoría 2 en la Escala de Huracanes de Saffir-Simpson, con velocidades máximas sostenidas de 177 km/h, y no se espera que toque tierra en Estados Unidos. En cambio, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) piensa que se mantendrá fuera de las costas orientales de Estados Unidos mientras se dirige hacia el norte.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.