Suicidios: ¿cómo se realiza la investigación pericial en Aguascalientes? | Newsweek México


Suicidios: ¿cómo se realiza la investigación pericial en Aguascalientes?



En lo que va del año, en Aguascalientes se han registrado 129 suicidios, con una tendencia a la alza, según cifras de la Fiscalía General del Estado (FGE), lo que representa la principal problemática de salud social en la entidad.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Aguascalientes ocupa el segundo lugar nacional en incidencia de suicidios, con una tasa de 10.1 suicidios por cada 100 mil habitantes. Por encima, sólo se ubica Chihuahua, en donde se tiene una tasa de 10.7 suicidios por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, dependiendo las características del suicidio es el protocolo que se sigue para determinar sus posibles causas, desde el ámbito pericial.

Derivado de la investigación “El mapa del suicidio” elaborada por Newsweek Aguascalientes, se entrevistó al director general de Investigación Pericial de la Fiscalía General del Estado, Jorge Sosa Medina, señaló que a pesar de que cada suicidio es diferente, todos son apegados a un protocolo especial indicado por la Fiscalía General de la República (FGR) para realizar en el lugar de los hechos, el cual consiste en los siguientes aspectos:

  • Identificación de recado póstumo

Uno de los principales elementos que definen si se pudo haber tratado de un suicidio o un homicidio es la presencia del recado póstumo, en el que la víctima generalmente expone sus razones que le llevaron a tomar la decisión de quitarse la vida, o bien para dejar un mensaje a sus deudos, aunque este se encuentra presente en una pequeña cantidad de suicidios.

“Muchas veces los compañeros hablan que el recado póstumo está en el 90% de los casos, y no, en Aguascalientes la presencia del recado póstumo está entre el 10 y el 15% de los casos, es decir es muy poco”.

  • Lugar no violentado

Determinar si existieron indicios de violencia en el lugar de los hechos permitirá verificar si pudo tratarse de una suicidio o de un probable homicidio, agregó el director de Investigación Pericial.

“Si nosotros vemos un lugar que no estuvo violentado entonces certificamos que no hubo algún conato de riña en el lugar de los hechos, si todas las cosas están en su lugar, no hay robo, no hay búsqueda de algún tipo de material, apertura de los cajones o clósets…”

  • Condiciones de la vestimenta de la víctima

El tercer punto a considerar son las características de la ropa de la víctima al momento de los hechos.

“Investigamos que la ropa de la víctima no esté rasgada, que no tenga ruptura de botones, que se acredite que no hubo forcejeo y que no hubo algún conato de riña entre el presunto responsable y la víctima”.

  • Punto de escalamiento (ahorcamiento)

El punto de escalamiento se refiere al área que es utilizada por la víctima para quitarse la vida, donde cae suspendido en casos de ahorcamiento. En esta situación se certifica la altura de la víctima, del punto fijo y de los objetos que pueden ser empleados por la persona para dejarse caer al vacío.

“Ahorita lo que nos estamos encontrando es que la mayoría de los cadáveres los descuelgan y entonces nosotros tenemos que ver el punto de escalamiento donde se sube el sujeto y trata de alcanzar un punto, que nosotros llamamos el punto de sujeción, o punto fijo, que es donde él amarra el objeto constrictor para luego enredárselo en el cuello”.

  • Dirección del zurco (ahorcamiento)

Del total de suicidios, alrededor del 85% utilizan el ahorcamiento como método para quitarse la vida, el 13% emplean un arma de fuego y en un 2% se da a través de la ingesta de medicamentos.

“Cuando la persona se pende de un lugar es un zurco oblicuo, es decir, que es un objeto que está jalando el cuerpo hacia arriba, entonces el zurco es oblicuo. En el caso de una estrangulación homicida el zurco en el cuello es horizontal, mientras que en el suicidio es oblicuo”, añadió.

  • No presencia de lesiones extras

La presencia de lesiones extras en el resto del cuerpo puede definir si se trató de un suicidio u otro tipo de delito.

“Si la persona presenta lesiones de defensa, si presenta escoriaciones, raspones o moretones en los brazos o en las piernas, ya no está dando lo que es el protocolo de suicidio, ahí cambia la forma”.

  • Medidas de manejo de armas de fuego

Cuando se usa un arma de fuego para terminar con su existencia, el principal elemento a considerar es la dirección del disparo y la ruta balística, tomando en consideración aspectos como la medida del brazo, el calibre del arma y el tamaño de la bala, entre otros.

“Generalmente cuando son suicidios con un arma de fuego son en la sien o en la boca, por lo que si de entrada hay una herida por proyectil en la nuca, ya nos llama la atención, y ahí tenemos qué checar la mecánica del movimiento del brazo y la dirección de la bala para ver si la víctima pudo haberse infligido la herida”.

  • Presencia de medicamentos en sangre

Por último, Jorge Sosa Medina mencionó que el suicidio por ingesta de medicamentos es más común en mujeres que hombres, usando normalmente medicamentos como el diazepam, en grandes cantidades.

“Lo que se busca son los medicamentos y después se traen al laboratorio, se saca la curva del medicamento y en la revisión del cadáver, con las pruebas de sangre y de bolo alimenticio, lo que nos va a decir categóricamente que el medicamento que ingirió está en el cuerpo”, indicó.

 

Suicidios de mujeres son abordados con protocolo de feminicidio

Un caso particular son los suicidios de mujeres, cuyas investigaciones son iniciadas en una primera instancia bajo el protocolo del feminicidio, hasta que se descartan elementos y se logra acreditar que fue un suicidio, debido a indicaciones del fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega.

“Tenemos la instrucción que toda muerte de mujer se siga bajo el protocolo de feminicidio, antes que el del suicidio, entonces nosotros ahí cambiamos la forma de proceder, porque se hace un trabajo muy minucioso, se hacen búsquedas específicas en el lugar de los hechos, esa es la investigación criminalística de género, que el cuerpo no tenga huellas de violencia o tortura”, subrayó.

De enero a junio del año en curso se registraron 14 suicidios de mujeres, además de dos casos en donde los agentes del Ministerio Público modificaron la línea de investigación se cambió de suicidio a presunto feminicidio, a partir de los indicios periciales.

Sólo 40% de víctimas de suicidio consumieron drogas o alcohol

El titular de la Dirección de Investigación Pericial aseguró sólo en el 35% de los cuerpos de las víctimas de suicidio se ha certificado la presencia de alcohol u otro tipo de drogas en la sangre, lo que pudo significar un elemento detonante para consumar la privación de la vida.

“Se habla mucho que el detonante de los suicidios es la droga y el alcohol, pero nosotros estamos en la estadística que tenemos aquí, que nos dice que sólo en el 35 o 40% de los casos tenemos sustancias o alcohol en los cadáveres, y el resto no trae nada”.

A la totalidad de cuerpos de víctimas de suicidio se les practica la autopsia para ampliar los indicios sobre las posibles causas que derivaron en su muerte. En un plazo de seis horas, la Dirección de Investigación Pericial suele realizar la revisión del cuerpo y la entrega de indicios, aunque en ocasiones el procedimiento se ve modificado por la presión de los familiares a las autoridades ministeriales para la entrega del cuerpo.

“Desde la investigación de campo en el lugar de los hechos y la autpsia nos puede llevar seis horas; en México la presión para entregar un cadáver es muy fuerte, en Estados Unidos usted puede tener un cadáver por tres meses y nadie dice nada, aquí no; aquí nosotros tenemos que trabajar con el dolor de la gente, y muchas veces eso hace que apresuremos los diagnósticos y eso a veces no está bien”.

  • En caso de que usted o algún familiar o ser querido esté atravesando por una situación de depresión, ansiedad o de conducta presuicida, Newsweek Aguascalientes proporciona los siguientes teléfonos para que reciba atención psicológica oportuna.
  • Programa “Latiendo por ti” del DIF Municipal 9-14-49-30 y 9-12-77-19 al 21
  • Línea “Vive” del ISSEA 9-77-72-05
  • Servicio de emergencias 911
Ingresa las palabras claves y pulsa enter.