Científicos descubren que microplásticos atrofian crecimiento de gusanos


Científicos descubren que los microplásticos atrofian el crecimiento de los gusanos y los hacen perder peso



Los microplásticos en el suelo pueden atrofiar el crecimiento de los  gusanos y lombrices de tierra y hacerlas perder peso, a la vez que evitan que ciertas plantas crezcan apropiadamente, según una investigación.

En años recientes, se ha prestado cada vez más atención al impacto de los microplásticos —fragmentos diminutos de plástico— en el medio ambiente y los riesgos potenciales que presentan a la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas.

Los científicos han reconocido que los ecosistemas de suelo —en especial las tierras de labranza— pueden absorber cantidades grandes de microplásticos. Sin embargo, los efectos de los microplásticos en estos ecosistemas —tanto sobre como bajo el suelo— siguen siendo relativamente desconocidos.

Te puede interesar: Gusanos marinos, industria de 7.5 mmdd que no conoces

En un intento de salvar esta brecha en nuestro entendimiento, un equipo de investigadores encabezado por Bas Boots, de la Universidad Anglia Ruskin del Reino Unido, decidió investigar el impacto de los microplásticos en el suelo en lombrices de punta rosada (Aporrectodea rosea) y un tipo de planta conocido como ballica inglesa (Lolium perenne).

Para sus experimentos, el equipo añadió tres tipos diferentes de microplásticos al suelo que contenía las lombrices y la ballica creciendo sobre aquellas.

Los plásticos estudiados fueron ácido poliláctico biodegradable (PLA), polietileno de alta densidad (HDPE) y fibras miroplásticas de ropa. El PLA es un plástico hecho de fuentes renovables como el almidón de maíz o la caña de azúcar, el cual se usa a menudo en empaquetamiento de comida, así como en las industrias de atención médica, construcción y textil. El HDPE es un plástico duro usado comúnmente para producir botellas.

Lee más: Supergusanos que comen plástico

Ellos observaron los mini ecosistemas creados por un período de 30 días.

En esta ocasión, vieron varios efectos diferentes. Primero, los científicos hallaron que las lombrices de tierra expuestas al HDPE perdieron alrededor de 3.1 por ciento de su peso en promedio.

En comparación, las lombrices que vivían en un medio ambiente de control sin microplásticos crecieron 5.1 por ciento en el mismo período, según un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology.

Mientras tanto, el suelo expuesto al PLA tuvo menos semillas de ballica germinando y una reducción en la altura de los brotes de ballica. Esta última observación también se vio en el suelo que fue expuesto a fibras de ropa.

Finalmente, el equipo notó que el suelo expuesto al HDPE experimentó una disminución del pH, lo cual significa que se volvió más ácido.

Entérate: Rutopía: conectar el turismo con la gastronomía indígena de México

Los investigadores dicen que el estudio da una evidencia de que los microplásticos hechos con las sustancias estudiadas pueden afectar el desarrollo de la ballica, la salud de las lombrices de punta rosada y las propiedades “básicas, pero cruciales” del suelo. Esto indica que estos materiales podrían tener impactos significativos en el funcionamiento de los ecosistemas de suelo, dicen ellos.

“Las lombrices de tierra pueden ser llamadas como ‘ingenieros de ecosistemas’ ya que ayudan a mantener saludable un suelo”, dijo en una declaración Connor Russell, coautor del estudio de Anglia Ruskin. “Hacen esto mediante ingerir la materia orgánica muerta, contribuyendo a sí a la disponibilidad de nutrientes.

“Su actividad excavadora mejora la estructura del suelo, ayudando al drenado y previniendo la erosión. Por lo tanto, es altamente probable que cualquier contaminación que impacte la salud de la fauna del suelo, como las lombrices de tierra, podría tener efectos en cascada en otros aspectos del ecosistema de suelo, como el crecimiento de las plantas”.

Sin embargo, los investigadores subrayan que las razones de la pérdida de peso en las lombrices de tierra no están claras al momento. “Podría ser que los mecanismos de respuesta a los microplásticos podrían ser comparables en las lombrices de tierra a los de las lombrices acuáticas, los cuales han sido estudiados previamente”, dijo Boots en una declaración. “Estos efectos incluyen la obstrucción e irritación del tracto digestivo, limitando la absorción de nutrientes y reduciendo el crecimiento”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.