Padre de gemelos muertos encerrados en un coche en Nueva York va a la corte


Inicia el proceso contra el padre de los gemelos muertos encerrados en un coche en Nueva York

gemelos-muerte-coche-nueva york


Dos bebés de un año de edad murieron el pasado viernes 27 de julio, tras permanecer encerrados en un coche durante ocho horas a altas temperaturas en Nueva York.

Los niños gemelos fueron encontrados inconscientes en el asiento trasero de un automóvil marca Honda en el Bronx, luego de que su padre Juan Rodríguez, los dejara en el vehículo mientras fue a trabajar en un hospital de la zona.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el día del incidente las temperaturas pasaron de los 30 grados centígrados.

Lee más: Alerta en varios estados de EU por ola de calor; suman seis muertos

Se espera que hoy jueves 1 de agosto el padre de los menores comparezca ante un tribunal para enfrentar dos cargos de homicidio y dos cargos por negligencia criminal, de acuerdo con el departamento de policía de Nueva York. 

Rodríguez de 39 años, fue procesado el sábado y se declaró inocente de los cargos. Posteriormente quedó en libertad bajo fianza tras pagar $100,000 dólares.

 Según la denuncia penal, Rodríguez le dijo a los investigadores: “Me quedé en blanco, mis bebés están muertos, los maté”.

Los gemelos llamados Phoenix y Luna, quienes recientemente celebraron su primer cumpleaños, se quedaron en el automóvil desde las 08:00 hasta las 16:00 horas.

Según el médico forense sus cuerpos fueron encontrados a una temperatura de 42 grados debido al calor.

Entérate: Francia, Alemania y el Polo Norte registran temperaturas récord por ola de calor

Joey Jackson, abogado del señor Rodríguez, dijo que un juez pidió que fuera puesto bajo vigilancia ante un posible suicidio. “Su estado mental es muy frágil debido a lo que ocurrió”, comentó Jackson durante una conferencia de prensa el sábado. 

La madre de los gemelos, Marissa Rodríguez, pidió a los medios y la gente privacidad para que la pareja pudiera “llorar, ser fuerte y estar presente para nuestros otros hijos”. 

Marissa declaró el domingo que se encuentra afligida y completamente devastada por los hechos. “Aunque me duele más de lo que jamás imaginé posible, todavía amo a mi esposo. Es una buena persona y un gran padre, y sé que nunca habría hecho algo para lastimar a nuestros hijos intencionalmente”, afirmó.

Con información de CNN y NBC New York.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.