La NASA muestra las "cicatrices" que dejaron los sismos de California


La NASA revela las “cicatrices” que dejaron los sismos de California y que se ven desde el espacio



Las cicatrices que dejaron en la superficie de la Tierra los fuertes sismos que golpearon a California la semana pasada se pueden ver desde el espacio, pues imágenes de la NASA han revelado cómo fue desplazado el suelo durante los eventos.

El 4 y 5 de julio, el sur de California fue golpeado por sismos de magnitud 6.4 y 7.1 respectivamente. A estos les siguieron más de 1,000 réplicas alrededor del epicentro, cerca de la ciudad de Ridgecrest. El sismo de 7.1 fue el más grande que haya golpeado el área en más de 40 años.

Científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA han producido un mapa que muestra el desplazamiento de la superficie antes y después de los dos sismos. La primera imagen fue tomada el 8 de abril del año pasado y la siguiente el 8 de julio de 2019. “Cada ciclo de color representa 4.8 pulgadas de desplazamiento del suelo en la línea de visión del radar”, dijo una declaración de la NASA. La imagen cubre un área de 50 por 125 kilómetros, y cada pixel mide alrededor de 90 metros.

Lee: Potentes sismos en California abrieron una grieta en el desierto

“No se aplicó ningún filtro durante el procesamiento. Las características lineales donde se separan los límites de color indican posibles ubicaciones de ruptura de la superficie provocada por los sismos, y las áreas “tumultuosas” podrían indicar ubicaciones donde el suelo superficial fue perturbado por los simos”.

FOTO: NASA/JPL-CALTECH

Un mes antes de los dos sismos, el Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que se registró un enjambre de más de 400 sismos pequeños en Inland Empire, al sur de California, según reportó NDT. El enjambre sísmico comenzó el 25 de mayo, con por lo menos 432 sismos con magnitudes entre 0.8 y 3.2 registrados en el condado de Riverside.

La causa del enjambre sísmico no se identificó, pero Robert Graves, del Servicio Geológico de Estados Unidos, dijo que este tipo de evento no era poco común a causa de la geología de la región. “Vivimos en un país sísmico, por lo que estos sismos de por sí no van a provocar algún daño, pero ciertamente es una oportunidad para que la gente le dé una mirada a sus provisiones de emergencia”, según fue citado él.

Los terremotos más recientes han suscitado miedo de cuándo golpeará el siguiente “grande” a California. Muchas poblaciones y ciudades se encuentran sobre fallas geológicas, incluida la Falla de San Andrés, la cual corre 1,287 kilómetros y marca un límite entre la Placa del Pacífico y la Placa Norteamericana. Esta falla es una preocupación especial porque tres ciudades importantes —San francisco, San Diego y Los Ángeles— están en sus inmediaciones. Un terremoto fuerte o considerable cerca de uno de estos lugares podría provocar una cantidad enorme de daños, dicen los expertos.

Te puede interesar: ¿Los sismos de California podrían provocar erupciones volcánicas? Esto dicen los expertos de EU

Un comunicado del Observatorio de Volcanes de California, que controla la actividad sísmica en California y Nevada, dijo el miércoles que la actividad sísmica que comenzó el 5 de julio ha continuado “a una tasa de aproximadamente 600 terremotos de magnitud 1.0 o más por día”.

La intensidad de la actividad en la región está “disminuyendo gradualmente” y “continúan monitoreando la situación”, dijo.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.