¿Debes dejar el café para reducir el riesgo de tener cáncer?


¿Debes dejar el café para reducir el riesgo de tener cáncer?



Beber café no afecta el riesgo de una persona de desarrollar cáncer, según los investigadores. Estudios anteriores han sugerido que beber café podría reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad, de la cual los Centros de Prevención y Control de Enfermedades predicen que  le será diagnosticada a más de 1 millón de personas para 2020.

Para investigar si hay una conexión entre beber café y ser diagnosticado o morir de cáncer, los investigadores revisaron la información de 316,497 personas que participaron en el estudio del Biobanco del Reino Unido (UKB). Los participantes dijeron a los investigadores cuánto café bebían cada día. Dado que la preferencia por el café es hereditaria, los investigadores también revisaron si los individuos estaban genéticamente predispuestos a tomarse un cafecito.

Del total, 46,155 participantes desarrollaron cáncer y 6,998 murieron por la enfermedad.

Los autores no hallaron una conexión entre el consumo de café y el riesgo general de desarrollar cáncer ni formas específicas de la enfermedad, incluidos el cáncer de mama, ovárico, pulmonar y de próstata.

El consumo regular de bebidas azucaras aumenta el riesgo de todos los tipos de cáncer: estudio

“Al confrontarlos, la ingesta de café no está asociada con el riesgo general de ser diagnosticado o morir de cáncer en el UKB”, escribieron ellos.

Los hallazgos fueron publicados en la International Journal of Epidemiology.

Stuart MacGregor, coautor del estudio y profesor adjunto en el Instituto de Investigación Médica QIMR Berghofer, comentó en una declaración: “Sabemos que el café es una de las bebidas más populares del mundo, y continúa habiendo mensajes contradictorios sobre el papel que tiene en la enfermedad.

“Los beneficios a la salud del café han sido discutidos por mucho tiempo, pero esta investigación muestra que simplemente cambiar tu consumo de café no es una manera efectiva de protegerte del cáncer”, dijo él.

Jue-Sheng Ong, autor principal del estudio y miembro del QIMR Berghofer, comentó en una declaración: “Hubo algo de evidencia no concluyente sobre el cáncer colorrectal, en la que quienes reportaron beber mucho café tenían un riesgo ligeramente menor de desarrollar cáncer, pero, por el contrario, el análisis de la información de las personas con mayor predisposición genética a beber café parecía indicar un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad.

Médicos usan café para tratar los síntomas de un raro trastorno genético

“La disparidad en esos hallazgos sugirió que se necesita investigar más para aclarar si hay alguna relación entre el cáncer colorrectal y el café”, dijo él.

Tras décadas de investigación, el consenso actual entre la comunidad científica es que no hay evidencia la cual sugiera que el café es cancerígeno, según la Sociedad Americana del Cáncer. En 2016, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud retiró al café de su lista de posibles carcinógenos. El organismo dijo que no es posible concluir si el café podría provocar cáncer tras revisar la evidencia más reciente.

Susan Gapstur y Marjorie McCullough, investigadoras de la Sociedad Americana del Cáncer, comentaron el año pasado: “En general, parece que podría haber beneficios a la salud por beber café, pero los riesgos siguen siendo inciertos. Se necesita investigar más para entender por completo los mecanismos biológicos que sean la base de las asociaciones entre beber café, la exposición a la acrilamida y el riesgo de cáncer”.

Ellos dijeron que dejar de fumar es la mejor manera de reducir el riesgo de cáncer.

¿Tomar varias tazas de café hace daño?

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.