Tres consejos clave para proteger los sistemas de seguridad de datos


Tres consejos clave para proteger los sistemas de seguridad de datos



Hablar de seguridad de la información no es nada nuevo, sobre todo en una era en la que la sociedad se encuentra inmersa en el mundo de las telecomunicaciones. En la actualidad mucha de la tecnología y equipos utilizados está basada en tecnología IP; es así como los dispositivos son capaces de almacenar millones de datos y transferirlos por medio de la red.

“La seguridad de la información no discrimina el medio en el que se almacena, ni el medio por el que se comunica, y cubre todo lo que sea información, ya sea impresa o digital. Pero cuando se habla de seguridad informática nos referimos sólo a la que está en formato digital o electrónico, y aquella que se encuentra conectada a la red es de la que se hace cargo la ciberseguridad”, señaló Manuel Zamudio, Industry Associations Manager de Axis Communications para América Latina y el Caribe.

La ciberseguridad es una práctica que defiende la información de los dispositivos en red las amenazas cibernéticas. Este tipo de amenazas como el malware funcionan con el único objetivo de dañar el sistema de información de los receptores de datos, y de esta manera poder acceder a todos los datos almacenados en un servidor. Lo grave del robo de información es que los delincuentes cibernéticos pueden utilizarla no sólo para falsificar una identidad, sino que puede ser manipulada para afectar directamente la estabilidad o la imagen o reputación de una empresa o negocio.

 

Dadas las vulnerabilidades que se pueden presentar en una red de vigilancia IP, expertos de Axis Comunications proponen tres niveles de protección de los sistemas de seguridad para resguardar los datos:

1.- Gestión de la seguridad: el primer paso es elegir productos de video en red que cuenten con protección integrada. Herramientas como Axis Device Manager le permite una implantación sencilla de las configuraciones de seguridad en un sistema de video vigilancia con un gran número de dispositivos.

2.- Gestión de la vulnerabilidad:  Para este paso es importante mejorar las prácticas con herramientas que permitan identificar las vulnerabilidades críticas y solucionarlas con rapidez. Para esto es importante hacer una constante revisión de del diseño y de la arquitectura, revisar códigos y hacer una prueba de las vulnerabilidades conocidas.

3.- Formación y colaboración: en este punto resulta fundamental comprender las amenazas a las que se enfrenta, así como su coste potencial, pero, sobre todo, la forma en la que debe protegerse.

A medida que la tecnología avanza, los intentos de robo de información a través de la red se anticipan de la misma forma, por eso, resulta fundamental conocer nuestra infraestructura de vigilancia y sus vulnerabilidades para ganar la batalla a los ladrones cibernéticos.

“La ciberseguridad nunca se resolverá, porque los ciberdelincuentes (y cada vez más los estados nacionales) nunca dejarán de intentar encontrar y explotar vulnerabilidades. Estas organizaciones están increíblemente bien financiadas y organizadas y pueden innovar mucho más rápidamente que las empresas que necesitan cumplir con las regulaciones de la industria. Los ataques se están volviendo más sofisticados, en un momento en que la cantidad de dispositivos conectados significa que las vulnerabilidades potenciales y los puntos finales inseguros de la red están creciendo de manera exponencial”, consideró Johan Pulsson, CTO en Axis Communications al hacer referencias a los esfuerzos para tratar de proteger la información que se encuentra almacenada en la nube.

 

Mayor información: www.axis.com

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.