El cielo de mayo se llenará con una lluvia de meteoros y la luna azul


El cielo de mayo se llenará con una lluvia de meteoros y la luna azul

mayo


El mes de mayo es el primero del año en el que pasar tiempo afuera para disfrutar la vista del cielo nocturno no resulta poco placentero a causa del prolongado frío invernal. Hay dos grandes eventos esperando a los observadores del cielo durante el mes de mayo: la lluvia de meteoros de Eta Acuáridas y la luna llena azul más tarde en el mes.

La lluvia de meteoros de ETA Acuáridas sucederá primero, visible tanto en el hemisferio norte como en el sur. La lluvia tuvo su punto máximo la mañana del lunes, pero se espera que algunas de las estrellas fugaces sean visibles durante la semana.

En general, se esperaba que la lluvia de meteoros fuera más fácil de ver para las personas en el hemisferio sur, donde el radiante, o la parte del cielo de la que los meteoros parecen provenir, es más fácil de ubicar.

No obstante, aquellos en el hemisferio norte todavía tienen una oportunidad de verla. Su mejor oportunidad de ver una de las estrellas fugaces será salir de la casa y mirar al este alrededor de las 3:00 horas.

Los meteoros en la lluvia de Eta Acuáridas provienen de la cauda de polvo y rocas que deja detrás el cometa Halley. El cometa pasa cerca de la Tierra solo una vez cada 75 años, pero cuando lo hace, deja una estela de restos que la Tierra atraviesa cada año alrededor de la misma fecha. Esos restos son lo que provoca la lluvia de meteoros. Cuando los restos entran en la atmósfera terrestre, se quemen, creando lo que se ve en la superficie de la Tierra como una estrella fugaz.

Más tarde en el mes de mayo, será visible la luna llena azul, aunque no se verá azul como dice su nombre. A la luna se le llama luna azul porque es la cuarta luna llena de una estación, algo que usualmente no sucede. También la llaman luna de flor por el hecho de que usualmente sucede cuando las flores de primavera y las silvestres se abren.

Las lunas azules solo aparecen alrededor de una vez cada dos años y medio, según la NASA. Este año sucederá el 18 de mayo y la luna llegará a su punto máximo durante el ocaso, lo cual significa que quienquiera que dé una mirada esa noche será capaz de verla si la noche es clara y relativamente sin nubes.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.