Descrubren en Perú 100 conejillos de indias adornados con collares y aretes sacrificados en un ritual


Descrubren en Perú 100 conejillos de indias adornados con collares y aretes sacrificados en un ritual

conejillos


Cien conejillos de indias sacrificados en un ritual y adornados con joyas fueron descubiertos en un sitio arqueológico inca en Perú. Los roedores estaban acicalados con aretes y collares, y algunos de ellos se encontraban envueltos en pequeños tapetes; esta es la primera vez que se realiza un hallazgo de esta naturaleza.

Se sabe que la civilización inca sacrificó animales, y los primeros españoles que llegaron a América del Sur informaron sobre matanzas a gran escala de distintas especies, entre ellas, los conejillos de indias. De hecho, hay informes que indican que cientos de estos roedores pudieron haber sido sacrificados en una sola ceremonia. Sin embargo, no existían pruebas arqueológicas de esta práctica en específico.

Una ciudad perdida con pirámides y sacrificios humanos está reescribiendo la historia

En un estudio aceptado para su publicación en la revista International Journal of Osteoarchaeology, Lidio Valdez, del Instituto de Estudios Andinos y del Proyecto Arqueológico del Valle de Acari, anunció el descubrimiento de los entierros de conejillos de indias en el sitio de Tambo Viejo, en el sur de Perú. El proceso de datación reveló que los animales fueron sacrificados hace cerca de 400 años.

En total, Valdez encontró los restos de 72 conejillos de indias en una estructura inca, y 28 en otra. Estas edificaciones habían sido colocadas cerca de una plaza, un espacio abierto donde probablemente se realizaban actividades públicas, declaró a Newsweek. Tras la llegada de los españoles, estos edificios fueron ocupados. Sin embargo, los conejillos de indias habían sido enterrados bajo el piso de las edificaciones y fueron descubiertos en las excavaciones.

Descubren en Perú el sacrificio masivo de niños más grande de la historia

En sí mismo, el hallazgo no es una gran sorpresa, afirma Valdez, ya que, después de todo, los primeros informes de los españoles indican que esto ocurría con frecuencia. “Sin embargo, me sorprendió ver que un buen número de los conejillos de indias estaban adornados con cuerdas de colores colocadas como aretes y collares”, dijo. Los españoles nunca mencionaron nada parecido”.

Se encontró que los conejillos de indias habían sido adornados con cuerdas de colores. Éstas se habían colocado en forma de aretes y collares.

Otros ejemplares, escribió, habían sido “envueltos cuidadosamente en un pequeño trozo de tapete, hecho de fibra de algodón”. Valdez señala que es difícil decir por qué algunos de ellos estaban envueltos en tapetes, pero “esto podría estar relacionado con el deseo de algunas personas, que quizás deseaban hacer que la ofrenda fuera muy especial”.

Añadió que: “Nunca se han encontrado en ningún otro sitio conejillos de indias adornados como los que hallamos en Tambo Viejo, lo que hace que este hallazgo no tenga precedentes”.

Los análisis revelaron que la mayoría de los conejillos de indias eran jóvenes: “Los seres humanos prefieren la carne de animales jóvenes debido a que es más suave. Las personas creían que las deidades también merecían carne tierna”. “Debemos recordar que ‘joven’ también puede tener otros significados, como puro, limpio, etcétera.”

Los conejillos de indias no mostraban ninguna señal de lesiones externas, lo que indica que pudieron haber sido asfixiados. Esto podría deberse a que fueron enterrados vivos, algo que, según Valdez, es lo más probable, aunque es difícil de comprobar. “Un buen número de los conejillos de indias se encontraron en un excelente estado de conservación, pues se habían momificado naturalmente. Estos animales también se encontraron con la cabeza hacia arriba. Estos ejemplares, perfectamente conservados, no muestran ningún signo de traumatismo o corte, lo que indica, de nueva cuenta que, que pudieron haber estado vivos cuando fueron enterrados”.

conejillos

Los conejillos de indias estaban adornados con cuerdas de colores. Imagen: LIDIO VALDEZ

Para concluir, Valdez señaló que se requieren más estudios para comprender cómo murieron estos animales y por qué estaban adornados con cuerdas de colores. Sin embargo, a pesar de ello, este descubrimiento es la primera prueba física de los sacrificios de conejillos de indias en ese periodo.

“Aunque los españoles mencionaron el sacrificio de conejillos de indias, las investigaciones arqueológicas nunca [habían] producido el hallazgo de un gran número de conejillos de indias sacrificados, lo que hace que los hallazgos de Tambo Viejo no tengan paralelo”, afirmó.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.