Venezuela vuelve a la oscuridad entre convocatorias para tomar las calles


Venezuela vuelve a la oscuridad en medio de las convocatorias de Maduro y Guaidó a tomar las calles



Un nuevo apagón dejó este viernes a oscuras la mayor parte de Venezuela, en la víspera de una protesta opositora contra sucesivos cortes eléctricos que paralizan al país desde el pasado 7 de marzo.

La falla se produjo hacia las 19:10 hora local, constató la AFP, afectando a Caracas y al menos a 20 de los 23 estados, según reportes de usuarios en redes sociales.

La estatal Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) no ha informado sobre las causas ni el alcance del nuevo corte de energía.

Desde el pasado 7 de marzo, masivos apagones han afectado a Venezuela, haciendo colapsar el suministro de agua, el transporte y los servicios de telefonía e internet. El más reciente detuvo la actividad entre el lunes el jueves.

Tercer día de apagón en Venezuela: Guaidó convoca a protestas para no “acostumbrarse” a la falta de servicios

El gobierno de Nicolás Maduro atribuye la crisis a “ataques” de Estados Unidos y la oposición contra la hidroeléctrica de Guri (estado Bolívar, sur), que genera 80% de la energía que consume el país.

Las fallas eléctricas son habituales en Venezuela desde hace una década y expertos consideran que son consecuencia de la falta de inversión en infraestructura y de la corrupción.

El jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, liderará este sábado una protesta nacional por los apagones.

Maduro también convocó a marchas este sábado para contrarrestar los planes de Guaidó de marchar próximamente hacia el palacio presidencial en Caracas, para asumir su control.

Foto: Federico Parra / AFP

Ayuda humanitaria

En medio de la emergencia, la Cruz Roja anunció este viernes que distribuirá ayuda humanitaria en Venezuela, una cuestión que centra la pugna por el poder entre Maduro y Guaidó.

La decisión marca un giro en la política de Maduro, quien pese a mostrarse abierto a la cooperación internacional sin “injerencias”, niega que el país petrolero sufra una “crisis humanitaria”, como denuncia Guaidó.

“En un plazo de aproximadamente 15 días estaremos en capacidad de brindar la ayuda (…). Esperamos ayudar a 650.000 personas en un primer momento”, declaró en Caracas Francesco Rocca, presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

Rocca mencionó que el apoyo contempla antibióticos, kits quirúrgicos y acompañamiento en la renovación de tecnología destinada a los colapsados hospitales, incluidas plantas eléctricas para enfrentar los habituales apagones.

Llegan militares rusos a Venezuela; autoridades piden a los ciudadanos no alarmarse

“Es una operación muy similar a lo que está pasando en Siria”, indicó el responsable sobre el tamaño de la asistencia.

Rocca subrayó que la organización actuará de acuerdo con sus principios de “imparcialidad, neutralidad e independencia”, “sin aceptar interferencias de nadie”.

Venezuela enfrenta un agudo desabastecimiento de alimentos y medicinas, pues el gobierno, su principal importador, carece de liquidez por el derrumbe de la producción petrolera -que aporta 96% de los ingresos- y su expulsión de los mercados financieros a raíz de sanciones de Estados Unidos.

Según la ONU, casi un cuarto de los 30 millones de venezolanos necesita ayuda “urgente”.

Foto: Federico Parra /AFP

Nadie se puede “jactar”

Rocca consideró que ni Maduro ni Guaidó se pueden “jactar de ganar” ante el hecho de que la ayuda humanitaria quede en sus manos. “Nadie está ganando aquí, aquí necesitamos salvar vidas”, dijo.

La Casa Blanca saludó el anuncio de la Cruz Roja. “Esperamos que funcione y, suponiendo que sí (…), a Estados Unidos le complacerá poner algo de nuestra ayuda”, dijo Elliott Abrams, representante de Donald Trump para la crisis venezolana.

El pasado 23 de febrero, cargamentos de comida e insumos médicos gestionados por Guaidó y enviados por Washington a Colombia y Brasil fueron bloqueados por el gobierno socialista en medio de disturbios que dejaron unos siete muertos y decenas de heridos.

Maduro alegó que esas cargas eran el preámbulo de una intervención militar.

Guaidó reivindicó como un logro la asistencia, al afirmar que “es resultado de la presión” ciudadana que lidera desde que se autoproclamó presidente encargado el 23 de enero.

El opositor se juramentó luego de que el Legislativo declarara a Maduro “usurpador” por haber iniciado un segundo mandato en enero, fruto de elecciones “fraudulentas”.

“El régimen reconoce su fracaso al aceptar la existencia de una emergencia humanitaria compleja”, afirmó Guaidó, responsabilizando a Maduro por la peor crisis económica en la historia moderna de Venezuela.

Inhabilitan a Guaidó para ejercer cargos públicos por 15 años en Venezuela

Medicinas de China

En tanto, un avión de China con 65 toneladas de medicinas e insumos médicos llegó este viernes a Venezuela.

China es uno de los mayores aliados de Maduro junto con Rusia, que hace una semana envió una misión militar a Caracas denunciada como una “provocación” por la Casa Blanca.

“Nadie debe alarmarse. Estamos sencillamente cooperando”, reaccionó este viernes el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino.

Maduro vincula el desabastecimiento con las sanciones de Estados Unidos para asfixiarlo económicamente y obligarlo a entregar el poder a Guaidó.

Rocca expresó disposición de la Cruz Roja a trabajar con los envíos acopiados en Colombia y Brasil, bajo las reglas de la institución.

“Ese fue un tema que fue muy politizado (…). Si esa ayuda cumple con nuestras reglas y nuestros protocolos, claro que estamos dispuestos a distribuirla”, dijo.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.