Exagente de inteligencia de Venezuela narra abuso en centros de detención


Exagente de inteligencia de Venezuela narra tortura y abusos en centros de detención



Un exagente de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) de Venezuela acusó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que presos políticos del régimen de Nicolás Maduro reciben tratos inhumanos y son torturados.

El teniente Ronald Dugarte, quien trabajó en la agencia de inteligencia desde agosto del 2018 hasta que desertó en febrero del 2019, dijo vía Skype que los detenidos duermen en el piso, no tienen acceso a servicio médico y sufren vejaciones.

Lee: Manifestantes no quemaron ayuda humanitaria en Venezuela; las imágenes están sacadas de contexto

“No me había imaginado tantas atrocidades inhumanas que viven los prisioneros”, señaló Dugarte.

Dugarte contó que pudo escuchar gritos de dolor de personas que habían entrado a zonas restringidas, con la cabeza cubierta por una capucha, acompañados por militares venezolanos.

Dijo que él no pudo presenciar las torturas personalmente, pero que una persona detenida le contó que los métodos que utilizaron fueron descargas eléctricas, asfixias con bolsas plásticas, colgamiento con las manos hacia atrás y golpes contundentes en áreas vitales.

El exagente que actualmente está exiliado, afirmó que él y otras personas fueron adiestradas por oficiales cubanos en 2015 y relató misiones conjuntas de milicias de inteligencia venezolanas y cubanas el año pasado en todo el país, “siempre sembrando odio a cualquier persona que esté en contra del comunismo”.

También mostró videos que dijo haber grabado de manera clandestina entre diciembre y enero, en la que se ve a un prisionero con los ojos vendados y maniatado y a otro que denuncia haber orinado sangre y no recibir atención médica.

Dugarte dijo que otros militares como él rechazan esta situación, pero no la denuncian públicamente porque “temen que el régimen haga algo en contra de sus familiares”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció el miércoles un “uso sistemático” de la tortura en Venezuela con apoyo de Cuba, y dijo que esto constituye un crimen de lesa humanidad que debe investigarse sin demora.

Almagro dijo que la represión a disidentes en Venezuela se agudizó en los primeros meses de este año, después de que el presidente Nicolás Maduro iniciara el 10 de enero un segundo mandato hasta 2025, desconocido hasta ahora por más de 50 países por considerarlo resultado de elecciones fraudulentas.

Entre otros abusos, señaló “torturas psicológicas y físicas sádicas”, “brutales golpizas”, “descargas eléctricas”, “asfixias” y “violaciones sexuales”, y dijo que las víctimas no son solamente opositores civiles y militares, sino también sus familiares.

Trump y Bolsonaro reunidos en Washington; discuten “opciones” para resolver crisis en Venezuela

Almagro acusó además a Cuba de exportar su “modelo fracasado” a Venezuela y de colaborar en las acciones represivas a cambio del crudo que recibe de Caracas.

“La dictadura cubana ha acumulado seis décadas perpetrando un sistema fracasado que impide a su pueblo disfrutar de sus derechos políticos, civiles, económicos y sociales. Esto se ha trasladado en su intervención en Venezuela para exportar un modelo fracasado y mantener el flujo de petróleo”, dijo Almagro.

“El régimen cubano organiza cursos de inteligencia para oficiales de inteligencia venezolanos en todo el país”, añadió.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.