Cómo se formó el “tsunami de hielo” en las cercanías del río Niágara


Qué es y cómo se formó el “tsunami de hielo” que sorprendió las cercanías del río Niágara



Algunas zonas cercanas al río Niágara, que divide a Estados Unidos y Canadá, se cubrieron este fin de semana con formas hielo parecidos a una ola debido a un peculiar fenómeno conocido como “tsunami de hielo”.

De acuerdo con CBS Pittsburgh, los fuertes vientos han empujado enormes trozos de hielo fuera del río Niágara, que ha llegado a las orillas del lago Erie y han cubierto partes de la carretera Niagara River Parkway, que han debido cerrar.

Debido al deshielo y a los fuertes vientos, el hielo picado que invade las costas y en ocasiones crea figuras que asemejan olas en cámara lenta es conocido por los meteorólogos como Ivu u ola de hielo.

Para que esto suceda, detalla un texto publicado por The Guardian, grandes grietas en el hielo del lago, que deben separarse de la costa, de modo que se convierta en varias hojas flotantes.

Así, el viento acelera la capa de hielo lentamente hacia la orilla y, cuando se acumula en la tierra, el hielo roto se derrama.

Esto sucede habitualmente en el norte de Estados Unidos y en Canadá, y también se a registrado en el lago Baikal de Rusia.

El hielo, añade The Guardian, puede bloquear los caminos del lago y dañar la vegetación y los edificios e “incluso se ha sabido que los propietarios de casas recurren a dinamitar la capa de hielo antes de que amenace”.

El Servicio Nacional de Meteorología de Buffalo publicó advertencias de que la velocidad del viento podría alcanzar hasta 120 kilómetros por hora y causar un gran daño a los árboles y las líneas eléctricas.

Con información de The Guardian y CBS Pittsburgh

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.