Una propuesta para el emprendimiento | Newsweek México


Una propuesta para el emprendimiento



El Instituto Nacional del Emprendedor desaparece por un cambio en la política federal sin un plan alternativo, pero el problema de no incentivar la creación de nuevas empresas es riesgoso para el país.

¿Porqué es importante el emprendimiento? ¿Cómo contribuyen los emprendedores?

Los emprendedores mejoran las economías de los países y las vidas de las personas a través de la creación de empleos, el desarrollo de nuevas soluciones para resolver problemas, la creación de tecnología que mejora la eficiencia, y el intercambio de ideas a nivel global.

Muchas de las condiciones que ayudan a los emprendedores, también ayudan a las economías en su conjunto. México reconoció la importancia de impulsar el emprendimiento a través de la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) por decreto presidencial el 14 de enero de 2013.

El Inadem fue un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Economía que tiene por objeto instrumentar, ejecutar y coordinar la política nacional de apoyo a emprendedores y a las mipymes.

Actualmente, México ocupa el vergonzoso 75vo lugar en el ranking del Global Entrepreneurship Index de un total de 137 países.

De ahí que surjan las siguientes preguntas que respondo: ¿Existe una política pública de apoyo al emprendimiento? Sí.

¿Se asignaron recursos? Sí, el Inadem y el Fondo Nacional Emprendedor han ejercido casi 40 mil millones de pesos de 2013 a 2018.

¿Se dieron los resultados? No. ¿Qué falló? En el siguiente apartado se presenta un análisis de Fortalezas Oportunidades, Debilidades y Amenazas, (FODA) resumido del Inadem.

FORTALEZASOPORTUNIDADES
Existe una política pública que reconoció la importancia del emprendimiento a través del Inadem.
Se tiene una plataforma que ha mejorado de forma continua desde su creación y se actualiza constantemente.
México goza de una generación joven: “Millenials y “post millenials” que buscan impactar en el mundo a través de la creación de empresas.
Están las bases en las políticas públicas para la creación y fortalecimiento del “Ecosistema Emprendedor”.
DEBILIDADESAMENAZAS
Falta de transparencia y rendición de cuentas en la aplicación de recursos y monitoreo de resultados.
Después de 5 años, no se sabe el impacto de los programas. Los programas de “incubadoras” salvo alguna excepción ha sido un fracaso en todo el país. Los recursos se trasladaron a los gobiernos estatales y se aplicaron de forma discrecional. Llegó una muy pequeña proporción de los recursos a los verdaderos emprendedores. Burocracia en la gestión de recursos de acuerdo a los participantes en las convocatorias.
Perdida de competitividad de México en el mundo.
Pérdida de posicionamiento de México en el mundo con respecto al “Emprendimiento”.
Desaprovechamiento del bono demográfico. Desempleo, principalmente en la juventud en donde se presenta el fenómeno de los Nini, “ni trabajo, ni estudio”.

El Inadem se ha manejado como un fin para el ejercicio de recursos y no como un medio para el desarrollo de un ecosistema. Pero mejorar el “Ecosistema emprendedor” y la posición de México en el mundo es posible. Estas son mis recomendaciones.

Movilizar el cambio de forma agresiva y desarrollar un “Ecosistema Emprendedor”. El gobierno marca la pauta a través de una política pública apoyando a aquellos emprendedores que tengan mayor impacto social.

Trasladar la estrategia en términos operacionales, es decir: objetivos con indicadores para su monitoreo.

Alinear a los organismos y los instrumentos de apoyo en una medición objetiva de objetivos e indicadores.

Motivar a que la estrategia sea trabajo de todos, promoviendo el orgullo y la identidad nacional.

Desarrollar un esquema de gobernanza, en donde la estrategia del “Ecosistema Emprendedor” sea un proceso de mejora continua.

Ahora bien, la meta del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador debería ser mejorar la posición del ecosistema de emprendimiento mexicano en el mundo de forma agresiva para pasar del lugar 75 al lugar 25.


México ocupa el vergonzoso 75vo lugar en el ranking del Global Entrepreneurship Index de un total de 137 países.

Chile ocupa la posición 19, Colombia la posición 47, Uruguay la 51, Belice 63, Perú 67.

México tiene el potencial y se puede plantear trabajar para estar en los primeros 25 lugares para el año 2025. Esto se puede lograr desarrollando los 8 pillares del “Ecosistema Emprendedor”, establecidos por el World Economic Forum en 2014.

Mercados accesibles para los emprendedores; capital humano en emprendimiento; acceso a fondos y financiamiento para emprendedores; sistemas de soporte y mentoría; papel activo del gobierno a través de un marco regulatorio y subsidios; educación y entrenamiento; las universidades como catalizadoras y gobernanza y soporte cultural.

Cada uno de estos pilares pueden monitorearse por indicadores que permitan ver el grado de avance del “Ecosistema de Emprendimiento”.

El plan operativo del Inadem una vez que se reestructure para alinearlo a las mejores prácticas internacionales debe ser meta anual; plan de capacidad de recursos y asignación de presupuesto.

Una vez que se tiene lo anterior se pasa al monitoreo y aprendizaje.

Sin un ecosistema propicio no hay emprendimiento, ni empresas de base tecnológica  o start ups, y sin emprendimiento no hay innovación.

*El autor es profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Baja California y Fundador del Cluster de Bioeconomía de Baja California.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.