La importancia de la UABC en el desarrollo regional | Newsweek México


La importancia de la UABC en el desarrollo regional



La Universidad Autónoma de Baja California elegirá este año a su nuevo rector. En este artículo, el autor plantea qué retos debe atender quien ocupe la posición.

 

En la búsqueda del desarrollo económico, ningún país puede permitirse ignorar la educación superior. La Universidad desarrolla recursos humanos calificados a través de una formación pertinente e integral y construye capacidades para resolver problemas por medio de la generación de conocimiento y la innovación. Es por ello, que la Universidad Autónoma de Baja California se convierte en la institución más importante de la sociedad bajacaliforniana.

Estamos entrando de lleno a la cuarta revolución industrial, caracterizada por la automatización del trabajo que esta siendo un disruptor del mercado laboral y en caso de no prepararnos será un destructor de fuentes de empleo. Según la firma consultora Mckinsey la automatización está reemplazando el 45% de las actividades dentro de un empleo y el 5% de los empleos están desapareciendo de forma completa en el corto plazo.

The acuerdo con el World Economic Forum (2016), el 65% de los empleos que tendrán los jóvenes que hoy comienzan la educación media y superior, aún no existen. Por ello, la empleabilidad dependerá cada vez menos de lo que aprendimos en las aulas y más de nuestra capacidad de aprender a aprender e incluso desaprender.

En México contar con un nivel de educación más alto no disminuye el riesgo de caer en el desempleo, ni garantiza tener mejores sueldos y salarios. A pesar de la baja cobertura de educación superior en el país y en Baja California, de nada servirá aumentar la cobertura para seguir formando profesionistas en carreras para una economía que está desapareciendo. Actualmente, más del 60% de los planes de estudios de la UABC no se han actualizado dentro de lo que marca su normatividad que son cuatro años, algunos de ellos no se han actualizado en más de 10 años, algo escandaloso si estamos conscientes de los rápidos cambios que se dan en la economía y en la sociedad.

De acuerdo al IMCO (2017) en México hay actualmente 4.1 millones de estudiantes universitarios. A pesar de que hay más de 250 opciones para estudiar, el 50 por ciento de los estudiantes se concentran en sólo 5 o 6 carreras: Administración, Contaduría, Derecho, Educación y Psicología. Las ingenierías son las menos demandadas por los alumnos por el miedo a las matemáticas a pesar de que son las más demandadas por las empresas y las mejor pagadas.

México es el único país en donde tener una carrera universitaria, no garantiza un mejor salario. México es el único país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en donde un recién egresado universitario percibe menos que un egresado de prepa sin estudios universitarios pero con experiencia.

La pertinencia de lo que se enseña es fundamental para desarrollar una fuerza de trabajo que promueva la innovación y convierta a Baja California en una economía de conocimiento. Las herramientas que reciban estos jóvenes van a determinar la capacidad de Baja California para generar empresas innovadoras, empleos productivos y mejores salarios que nos den prosperidad. La herramienta más importante es el inglés.

La diferencia salarial promedio entre un egresado sin dominio del idioma inglés y otro que tiene dominio es de 38 por ciento.

Se acaba de realizar una encuesta a egresados a 530 egresados de la Facultad de Contaduría y Administración y la variable que más explica la diferencia salarial, no es la carrera (Administración de Empresas, Contaduría, Negocios Internacionales e Informática), ni el tiempo de egreso o la experiencia, sino el dominio del idioma inglés.

La diferencia salarial promedio entre un egresado sin dominio del idioma inglés y otro que tiene dominio es de 38 por ciento, hace cuatro años que se realizó la encuesta la diferencia era de 30 por ciento. Estoy seguro que si se replica la encuesta en los diferentes facultades y escuelas el resultado será el mismo. Es más, podría asegurar que a un estudiante le puede ir mejor, estudiando inglés que estudiando una carrera saturada en la que no aprenda inglés.

¿Cuáles son los retos que enfrenta el próximo Rector de nuestra Máxima Casa de Estudios en BC?

Necesitamos en el nuevo rector un liderazgo con imaginación y creatividad que mueva la maquinaria de la burocracia de nuestra Universidad para adaptarnos a los cambios vertiginosos de la 4ta Revolución Industrial, la economía digital y una sociedad basada en el conocimiento. Al revisar el Plan de Trabajo de los candidatos a Rector. El 95 por ciento tienen alguna idea, dicen el qué van a hacer, pero no dicen el cómo. La excesiva burocracia que existe se debe de transformar en estrategia y planeación para enfrentar los siguientes retos:

  • Pertinencia de la Oferta Educativa. No puede seguir creciendo la matrícula en carreras porque las demandan jóvenes que desafortunadamente están poco informados. Se necesita desarrollo vocacional. Se necesitan crear nuevas carreras y actualizar las existentes incorporando las tendencias tecnológicas como: Inteligencia Artificial, Machine Learning, Big Data, Blockchain, entre muchas otras, que están cambiando la forma de hacer negocios y de organizarnos.
  • Una formación Bilingüe. Nos guste o no, el inglés es el idioma de los negocios y de la ciencia y la tecnología. Es vergonzoso estar en ciudades fronterizas y cosmopolitas y que nuestros profesores y alumnos no dominen el idioma inglés. Se requiere de un diagnóstico para saber en donde estamos parados y a partir de ahí, poner los incentivos para movilizar el cambio.
  • Entrepreneurship. Impulsar el emprendimiento de forma agresiva, y no sólo de microempresas tradicionales o changarritos, sino de empresas de base tecnológica (StartUps). Si algo nos enseña la cuarta revolución industrial es que un joven o grupo de jóvenes con una buena idea y el acceso a tecnologías, pueden desarrollar una empresa exitosa que pueda competir con empresas grandes.

En este sentido, quiero aprovechar este espacio para invitar al próximo rector a implementar un programa agresivo que nos mueva hacia una universidad pertinente, emprendedora y bilingüe. Es imperativo que la UABC sea una institución de altas expectativas y alto desempeño. La Propuesta de Valor de la UABC para nuestros alumnos debe ser:

Un egresado bilingüe con las competencias y habilidades pertinentes para resolver problemas sociales a través del ejercicio de su profesión con ética y la formación de nuevas empresas.

Para cumplir con lo anterior, la UABC debe seguir fortaleciendo la institución a través de la democratización de los espacios académicos y de investigación que promuevan el dialogo para la toma de decisiones, y continuar con el proceso de transparencia y rendición de cuentas.

 

Ismael Plascencia López es profesor investigador de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Baja California. ismael@uabc.edu.mx

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.