Aceptan para el proceso de asilo en EE. UU. a mujer que fue fotografiada huyendo de gas lacrimógeno con sus hijos


Aceptan para el proceso de asilo en EE. UU. a mujer que fue fotografiada huyendo de gas lacrimógeno con sus hijos



Una madre hondureña y sus hijos, quienes fueron fotografiados cuando trataban de escapar del lanzamiento de gas lacrimógeno en medio de la agitación en la frontera entre México y Estados Unidos, ahora están en Estados Unidos, según dos congresistas quienes pasaron una noche en el puerto de entrada de Otay Mesa entre Tijuana y San Diego esta semana.

María Lila Meza Castro, sus cinco hijos y un grupo de niños sin compañía fueron llevados al interior de la instalación de San Diego después de que esperaron a que sus solicitudes fueran procesadas, dijo Jimmy Gomez, representante demócrata por California, según The Washington Post.

Por lo menos, dos docenas de inmigrantes estaban en Otay Mesa la tarde del lunes y la mañana del martes, desafiando el clima frío por horas. Castro, sus hijos y los niños sin compañía finalmente fueron aceptados la noche del lunes para su proceso, añadió el Post. A Gomez lo acompañó la representante Nanette Barragán, también una demócrata por California.

No obstante, la Protección de Aduanas y Fronteras de Estados Unidos no ha confirmado o negado si la familia de Castro fue aceptada para su proceso, y no ofreció comentarios con respecto a la condición de las otras personas que buscan asilo y se presentaron en el puerto de entrada.

La familia de Castro se convirtió en un caso famoso después de que Kim Kyung-Hoon, fotógrafo de Reuters, captó el momento cuando la mujer de 40 años y sus hijas gemelas corrían para alejarse de las latas el mes pasado. “Pensé que iba a morir con ellas a causa del gas”, dijo Meza a Reuters a finales de noviembre.

Los agentes fronterizos de Estados Unidos dispararon gas lacrimógeno para dispersar a un grupo de inmigrantes y fueron condenados ampliamente por defensores de la inmigración, profesionales de salud y celebridades por igual. Al mismo tiempo, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió una nota diplomática, pidiéndole a la Casa Blanca que lleve a cabo una “investigación completa” sobre el lanzamiento de “armas no letales” hacia suelo mexicano. Aun cuando la administración de Trump enfrentó una reacción negativa después de los incidentes, siguió defendiendo su decisión.

“El spray pimienta y el gas CS están autorizados para encarar una conducta violenta”, dijo Kevin McAleenan, comisionado de la Protección de Aduanas y Fronteras de Estados Unidos, la agencia que supervisa a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, en un testimonio ante el Comité Judicial del Senado, según un reporte de Reuters el 11 de diciembre.

La foto fue sometida a una miríada de teorías conspirativas en línea. Un artículo del blog conservador DavidHarrisJr.com decía que la imagen era un “fraude montado”, mientras que otros blogueros señalaron que varios demócratas manipularon la foto, según reportó PolitiFact. Sin embargo, el fotógrafo de Reuters rechazó tales afirmaciones.

“Algunos usuarios de redes sociales han dicho que la foto está ‘montada’, lo cual absolutamente no es cierto. En Reuters, tenemos directrices estrictas con las fotos. Aquí no se nos permite engañar al espectador mediante hacer alteraciones al material o montar escenas”, dijo Kim. “Reuters tiene aquí valores fundamentales de independencia, libertad contra el sesgo y precisión. Estoy orgulloso de defender esos valores sacrosantos”.

Kim también añadió: “Solo tomé una foto de lo que vi en ese momento y en esa ubicación”.

Meza fue rastreada para que compartiese su apuro. Después del incidente, ella dijo a Reuters el mes pasado que si le permiten permanecer en Estados Unidos, viajará a Luisiana para reunirse con el padre de sus hijas.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.