Un vendedor audiovisual | Newsweek México


Un vendedor audiovisual



CONTENIDO PATROCINADO

 

El video es hoy la herramienta publicitaria ideal por su capacidad para expresar emociones, y una exigente audiencia digital demanda y consume más video que cualquier otro formato.

“El reto para el publicista es cambiar la narrativa y llevarle contenido al consumidor. Platicarle la historia de la marca, vender a través de una historia, de contenido que genere una emoción más allá del oferteo”, explica Gerardo Alcalá.

Alcalá es presidente de la Asociación Nacional de Publicidad Región Noroeste, un publicista que mira en el trabajo audiovisual una ventaja para convencer audiencias.

A esto le llaman “storytelling”, una técnica narrativa que ha tomado más lugar en la publicidad, pero que no es fácil de desarrollar para captar la atención.

El mundo cambia y la publicidad también. Hoy casas productoras se han especializado en producir contenidos audiovisuales que responden al vertiginoso pulso del mercado, con calidad y creatividad.

Esa es la oportunidad que tomaron Fernando y Carlos Quezada, los directores de New Media Studios, una firma con 4 años de experiencia profesional en Baja California que ya suma más de 100 compañías entre sus clientes.

Además de la sensibilidad narrativa para emocionar a la audiencia, en New Media la propuesta de valor se compone de dos elementos: calidad y creatividad.

“Utilizamos equipo de calidad cinematográfica. Es la parte que más nos interesa ofrecerle al cliente para que que pueda cumplir su objetivo de difundir sus productos y servicios”, dice Fernando.
El otro factor es la creatividad, que para Carlos, es necesaria al conectar y sorprender a la audiencia.

Gracias a ella, por ejemplo, se conceptualiza el estilo visual, y cuando eso logra, se crean ambientes o atmósferas que emocionan.

Con estos recursos y con el nuevo hábito de consumo digital, el video representa el formato ideal para alcanzar más audiencias.

Un usuario de internet revisa sus redes sociales decenas de veces al día y mientras se desplaza, se encuentra con gran cantidad de anuncios.

Pero si en un video no hay narrativa, calidad y creatividad, es probable que pierdas un prospecto de cliente.

Hoy un video tiene unos tres segundos para convencer a la audiencia de seguir en él, o seguir navegando sin siquiera ve el mensaje, producto o servicio y la calidad que le ofrecía.

Y eso que el video tiene una ventaja sobre el texto.

Por sus componentes auditivos y visuales, los videos son más enganchadores y populares entre los consumidores que cualquier otro tipo de formato, dice Alcalá.

Así, se convierte en un recurso que de manera integral logra evocar emociones para transmitir un mensaje y con fines publicitarios, para motivar a una compra.

Su uso impulsa el aumento del tráfico a las páginas de las empresas y genera fidelidad entre los clientes y prospectos, y por su nivel de aceptación multiplica la reputación de la marca.

Emmanuel León es un dentista que dirige su propia compañía, una cadena de clínicas llamada Dental Brush.

El doctor León encontró en los videos, uno de sus mejores vendedores, y en New Media, un aliado comercial clave. “Hicimos muy buena mancuerna”, dice León.

“Hicimos nuestro primer video promocional para la clínica. El resultado se me hizo tan bueno. Para ser sincero, no esperaba que el resultado fuera de tanta calidad”, recuerda sobre la relación con New Media que inició hace 4 años y que sigue hasta hoy.

El trabajo que ha hecho el equipo de producción de los hermanos Quezada, ha dado a Dental Brush una ventaja por encima de su competencia.

“Somos clínicas dentales y nuestro nivel profesional se refleja en video. Te da alcurnia, mejor nivel. La calidad de los videos ayuda a demostrar quién eres”, considera el doctor.

Y cuando eso pasa en un video, la audiencia le otorga un valor añadido a la compañía.

Aunque la producción de videos publicitarios se había limitado a los spots transmitidos por televisión y redes sociales, ahora los anuncios exteriores, las vallas y los parabuses son pantallas.

Hoy una sola inversión en video, tiene más posibilidades de aprovecharse en distintos espacios audiovisuales. “El contenido aquí es lo importante”, dice Fernando Quezada.

Basta adaptar un video a las diferentes pantallas para aumentar su rendimiento y aprovechar su inversión.

 

Un equipo formado por profesionales es indispensable para generar un resultado sorprendente.

 

“El video lo usan las grandes marcas para impactar y reforzar sus campañas de mercadotecnia, y los canales son diversos”, dice el presidente de la Asociación Nacional de Publicistas Región Noroeste.

Por eso cada vez más empresas ofrecen productos y servicios a través de producciones audiovisuales, con la meta de llegar a potenciales consumidores.

Y este es un camino que parece no tener reversa, pero particularmente el camino digital.

De acuerdo con Hubspot, compañía de creación de programas de software para marketing y ventas, para 2019, el 80% del contenido en línea estará en formato de video.

“Ante la cantidad de impactos diarios de los que somos objetos los consumidores, creo que son aquellos videos con contenido y con un storytelling interesante los que van a marcar la diferencia y los que van a lograr su objetivo”, dice Alcalá.

Los creativos de la empresa productora New Media Studios, Carlos y Fernando Quezada, tienen clara esa condición desde que comenzaron el proyecto.

“Esto de la cinematografía siempre nos ha gustado desde chicos, desde los once años andamos experimentando con cámaras y edición”, recuerdan, pero el sueño se profesionalizó tras la universidad y después de ser seleccionados por el el Instituto Nacional del Emprendedor para recibir apoyo, que les permitió equiparse para arrancar.

Hoy New Media Studios corre por su cuenta con un especializado equipo de video profesional que le ha permitido alcanzar clientes reconocidos a nivel internacional, como Saint-Gobain, de Massachusetts, Kia, y marcas con amplio crecimiento, como la constructora CDR, Grand Hotel Tijuana, Bachillerato Anahuac y Regal Beloit, de Nuevo León, entre otros.

CDR es una de las firmas que ha visto también en el video, la mejor forma de conectar con sus clientes.

“El video nos facilita muchísimo el trabajo. Tú puedes traer aquí un cliente a la sala de juntas y puedes poner un video de dos minutos y el cliente sabe exactamente dónde está sentado, con quién va a hablar y de qué se trata”, dice el ingeniero civil Oscar González Rodríguez, director de Grupo CDR.

Para el grupo constructor, el video se volvió una parte estratégica de su negocio, como vehículo para ganar nuevos clientes.

Pero el ingeniero González deja que cada quien haga su trabajo, y confía en los productores.

“Siempre nos concentramos en el mensaje que queremos dar”, dice.

Luego viene lo demás.

“Yo le hablo a New Media y les digo que tengo intención de acercarme a la industria médica con un video dirigido a cirujanos plásticos. Quiero que sepan que construimos hospitales, que conocemos la norma hospitalaria de salubridad”.

Así los expertos convierten la idea en proyecto, y el proyecto en realidad.

“Le damos la idea general y ellos la procesan, le dan forma creativa”, dice el ingeniero.

Y luego vienen ellos con la propuesta creativa.

Eso es lo que ha hecho que nuestro trabajo en sinergia sea muy eficiente.

“Hemos contratado otras empresas y ninguna ha podido superar la calidad del trabajo de New Media”, agrega.

Y aunque el equipo de calidad cinematográfica de la casa productora no tiene discusión, por encima de ello está el ojo.

“Me parece que la emoción se transmite si el trabajo del productor es bueno, si el trabajo del  director es bueno, y sobre todo si la historia y el contenido son buenos. Muchas veces no por tener el mejor equipo, se tiene el mejor comercial”, dice Gerardo Alcalá.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.