Un perro ha esperado por tres meses en la calle donde su dueña murió


Un perro ha esperado por tres meses en la calle donde su dueña murió



Hace casi tres meses, una mujer murió en una carretera que atravesaba Hohhot, Mongolia Interior. Todos los días, desde su fallecimiento, su perro leal ha vagado por la misma calle, según han contado los lugareños en la plataforma Pear Video de China.

Un video del perro que espera en la carretera ha acumulado alrededor de 1.4 millones de visitas en el sitio web de microblogging chino Sina Weibo.

“La relación de esta dueña con su perro fue muy profunda. Después de que fue asesinada, esta perrita ha permanecido de guardia”, le dijo un taxista a Pear Video, según la traducción de la BBC. “Todos los días está en la carretera, siempre lo veo. La relación entre el hombre y el perro es tan cierta”.

Explicó que los usuarios de la carretera tratan de cuidar al animal. “Los conductores a menudo le dan al perro pequeños trozos de comida, pero cuando salimos, él se va”.

El video ha obtenido elogios y la preocupación de los usuarios de todo el mundo. “Este perrito es tan leal. Mi familia solía tener un perro y todos los días me esperaba en la escuela de la aldea”, escribió un usuario en Sina Weibo, informó la BBC.

Aunque más de 80 días pueden parecer mucho tiempo para que un perro se quede en un lugar de luto por su dueño, es un período corto comparado con otras mascotas leales.

Se cree que un Skye terrier conocido como Greyfriars Bobby pasó unos 14 años custodiando la tumba de su propietario en Escocia, antes de morir en 1872. Poco después, se erigió una estatua del perro en la esquina de Candlemaker Row y el Puente de Jorge IV de Edimburgo. Bobby recibió su propia lápida en Greyfriars Kirkyard, Edimburgo, en 1981, según informó The Scotsman.

En Tokio, se cree que un perro Akita conocido como Hachikō esperó durante nueve años a que su dueño fallecido regresara después de que murió en el trabajo en 1925. Murió una década después en una calle en el área de Shibuya, donde una vez su dueño vivió.

A principios de este año, un perro anciano llamado Xiongxiong (“Pequeño Oso”) encantó a las redes sociales chinas cuando emergieron imágenes que lo mostraban esperando todo el día fuera de una estación de metro para que su dueño regresara del trabajo. “Es muy bueno”, dijo un lugareño en ese momento, mientras acariciaba al perro. “No va a comer nada de lo que le das. Aparece alrededor de las siete u ocho de la mañana todos los días, cuando su dueño se va a trabajar… y espera, simplemente espera muy feliz”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.