Agresiones a periodistas: cuando matar al mensajero es el mensaje | Newsweek en español


Agresiones a periodistas: cuando matar al mensajero es el mensaje



Durante el 2017, México fue catalogado como el segundo país en todo el mundo en donde los periodistas corren mayor riesgo al desempeñar su profesión. De acuerdo con Reporteros sin Fronteras, durante ese año nuestro país obtuvo el registro de 11 asesinatos a comunicadores y se posicionó solo por debajo de Siria (con 12 periodistas asesinados), un país que mantiene conflictos bélicos.

De acuerdo con Artículo 19 (una organización internacional que se ocupa de la defensa del derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información), en su informe de la Libertad de Expresión en México, durante 2017, San Luis Potosí ocupó el lugar número 13 entre las entidades que registraron un mayor número de agresiones a periodistas. De las 507 agresiones que ocurrieron en todo el país en nuestro estado se cometió el 3.1%, es decir, lo equivalente a 16 agresiones en contra de comunicadores.

De esta cifra, en seis de los casos se trató de violencia institucional; cuatro más fueron intimidación; dos, desplazamiento forzado y en otros dos casos se trató de acoso y hostigamiento. Además, en amenazas y asesinatos se presentó un caso respectivamente.

En este mismo ranking, la Ciudad de México tomó la primera posición, debido a que registró 78 de las agresiones, seguido de Veracruz, con 51 agresiones; Coahuila, con 41 registros; Chiapas ocupó el cuarto lugar, con 38 casos y Guerrero con 36 registros.

Newsweek San Luis Potosí: ¿Las autoridades en México están tomando las medidas correspondientes para disminuir las agresiones a periodistas?

Juan Vázquez: La respuesta concreta es no, a pesar de que contamos con una Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y de los años que ya tienen en funcionamiento no ha sido capaz de reducir este índice de impunidad. En muchas ocasiones nosotros hemos visto que incluso ha tratado de no ejercer sus funciones de investigar los casos de agresiones contra periodistas, no todas las agresiones que nosotros documentamos están siendo investigadas por las autoridades.

Además, Juan Vázquez mencionó que  sobre todo las Fiscalías o Procuradurías locales han tomado un rol de estigmatización y de criminalización del ejercicio periodístico.

“Nosotros vemos que existe una falta de voluntad política”, afirmó, luego de asegurar que el Estado ha sido omiso en su obligación de garantizar los derechos humanos y la libertad de expresión.

De acuerdo con datos de la organización, en 2017 se registró el asesinato de un periodista en nuestra entidad, Edgar Daniel Esqueda, del medio Metrópoli San Luis y Vox Populi SLP, encontrado muerto el 6 de octubre de ese año.

En un recuento por Artículo 19, del año 2013 al 2017 en San Luis Potosí se registraron 31 agresiones a periodistas.

Por si fuera poco, según la organización Periodistas de Pie, en 2012 San Luis Potosí registró la desaparición de Federico García, periodista de El punto crítico y de Adela Alcaraz López, colaboradora de Canal 12.

La mordaza en territorio nacional

En palabras del oficial de comunicación de Artículo 19 “México es uno de los países más peligrosos para los periodistas no solo en América Latina si no en el mundo, y no solo por las cifras de agresiones y los asesinatos que claramente son indicador de la situación en la que vivimos, también por otras cuestiones muy importantes, como lo es la impunidad, alrededor del  99.7% de los crímenes contra periodista quedan aún sin resolverse”.

Asimismo, asegura que justo la impunidad es el hecho que permite la repetición de estas agresiones, debido a que no existen castigos hacia los responsables.

La organización Reporteros sin Fronteras define a México como la patria de los cárteles de droga. Un territorio altamente mortífero para aquellos que desempeñan la labor de informar, de esta manera, denuncia que aquellos periodistas que cubren temas de corrupción, sobre todo en los gobiernos locales, así como el crimen organizado padecen múltiples intimidaciones, agresiones e incluso corren el riesgo de ser asesinados.

De acuerdo con Juan Vázquez, contrario a lo que se cree, los principales agresores de la prensa son funcionarios políticos. Según datos de Artículo 19, de las 507 agresiones registradas durante 2017, 266 fueron ejecutadas por funcionarios públicos, es decir, el 52% del total. Además en el 21% de los casos (105 agresiones) se desconoce el agresor y el 12% (62 casos) corresponde al crimen organizado.

“No estamos viendo que el Estado se investigue así mismo”, puntualizó el defensor de derechos.

“Las autoridades mencionan que es el crimen organizado el que agrede a la prensa, el que mata, desaparece y agrede periodistas, pero en la documentación no vemos que sea de esa manera”, aseguró.

Según cifras de Artículo 19, del año 2000 a 2017 se ha registrado el asesinato de 120 comunicadores por posible relación con su labor periodística en todo el país, de este total, en 92% de los casos se trata de hombres mientras que el 8% corresponde a mujeres.

Artículo 19

Veracruz es el estado más mortífero desde entonces, debido a que en dicha entidad se han registrado 26 asesinatos a comunicadores. En segundo lugar se encuentra Tamaulipas con 14 decesos, seguido de Chihuahua con 13 casos y Oaxaca y Guerrero con 12 casos respectivamente.

Con datos del oficial de comunicación de Articulo 19, durante los primero siete meses de este año Veracruz fue el estado más peligroso para ejercer el periodismo, debido a que se registraron 44 agresiones a comunicadores, le sigue el estado de Coahuila, con 43, Puebla con 30, Guerrero con 26 y la Ciudad de México con 22 agresiones.

“Lo que nosotros observamos en la documentación, es que fueron agresiones a la prensa donde hubo intentos de obstaculizar la labor periodística para que nosotros no tuviéramos información ¿qué información no nos llegó y por qué no querían que se publicara?”, indicó Juan Vázquez.

Asesinatos y sexenios

Desde el año 2000 y hasta 2017 el sexenio en el que más asesinatos a periodistas se habían registrado fue el de Felipe Calderón Hinojosa, que comprende del 2007 al 2012, con un total de 48 ejecuciones. Dentro de este lapso 2008 y 2010  fueron los años más violentos en los que se registraron 10 asesinatos respectivamente y en los que destacan Chihuahua, con cinco asesinatos y Guerrero, con tres casos.

Para el Sexenio de Enrique Peña Nieto hasta 2017 se habían cometido 47 asesinatos contra comunicadores, y los años que registraron una mayor cantidad fueron 2017, con 12 asesinatos y 2016 con 11.

Si sumamos la cifra anterior con los asesinatos que se han registrado para los meses transcurridos en este año, todo indica que el sexenio de Enrique Peña Nieto va a la cabeza. De acuerdo con Artículo 19, durante 2018 en total nueve periodistas fueron asesinados en el territorio mexicano.

Además durante este último sexenio han ido en aumento las agresiones hacia periodistas debido que de 2013 a 2017, se han registrado 1,986 agresiones. De esta manera, si sumamos la cifra registrada por Artículo 19 durante este año, que es de 388 da un total de 2,374 agresiones a comunicadores.

Ante la situación de inseguridad que viven los periodistas día con día al ejercer su profesión y sus derechos, el vocero de Artículo 19, Juan Vázquez, mencionó que “el Estado está obligado a garantizar los derechos humanos, así que, o no ha querido o su capacidad está limitada”.

“Matar el mensajero es el mensaje”, concluyó.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.