La última y se van: aprueba LXIII Legislatura cuenta pública 2017, pese a irregularidades


La última y se van: aprueba LXIII Legislatura cuenta pública 2017, pese a irregularidades



A 15 días de concluir su periodo como integrantes del Congreso de Oaxaca (2016-2018), diputados –en su mayoría priista– avalaron la cuenta pública 2017 del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, pese a las irregularidades detectadas por la OSFEO, entre ellas un sobregasto de 12 mil 731 millones 292 mil pesos, es decir, seis veces el monto destinado a la reconstrucción de escuelas públicas afectadas en el Istmo por el sismo del 7 de septiembre de 2017.

De acuerdo al “Informe de resultados de fiscalización de la cuenta pública estatal 2017” del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO), el año pasado el Poder Legislativo autorizó un presupuesto de egresos por 62 mil 219 millones 483 mil pesos.

Sin embargo, la administración estatal devengó 74 mil 950 millones 765 mil pesos, es decir, un 20 por ciento más de lo aprobado por la Cámara de Diputados y de lo calculado por la Secretaría de Finanzas, que es la responsable de presentar año con año una propuesta de gasto gubernamental.

La OSFEO detalla que los “Fideicomisos públicos” son las entidades que registraron la mayor variación porcentual entre lo que fue autorizado por el Congreso (10 millones 273 mil) y lo ejercido en 2017 (88 millones 257 mil pesos), con una variación del 759 por ciento.

Algo similar ocurrió en lo que corresponde a instituciones públicas de seguridad, a las que el Poder Legislativo autorizó 53 millones 68 mil pesos, mientras que el gobierno de estado devengó 160 millones 523 mil, lo que representa un incremento del 202 por ciento.

En lo que corresponde a la propia Cámara de Diputados, en el presupuesto 2017 se autorizaron 468 millones 597 mil pesos, bajo el argumento de “austeridad”.  Sin embargo, terminaron ejerciendo 816 millones 380 mil pesos, lo que significa un 74 por ciento más de lo presupuestado.

Para la Administración Pública Estatal, el Congreso canalizó un presupuesto de 32 mil 191 millones 662 mil pesos, pero se terminó gastando 40 mil 582 millones 618 mil pesos, lo que representa un incremento de 26 por ciento.

El Órgano de Fiscalización que encabeza Guillermo Mengchú Velásquez, “sugiere” al gobierno del estado que “fortaleza los mecanismos administrativos necesarios para que los entes públicos ejerzan los recursos con criterios de austeridad y disciplina presupuestaria en los siguientes ejercicios, y que los mismos se realicen con base en los principios de legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas, por lo tanto deberán unificar el criterio para el cálculo de las proyecciones de ingresos y egresos”.

También, “sugiere realizar un análisis exhaustivo del Gasto no Etiquetado con el fin de establecer mecanismos de priorización para evitar en la medida de lo posible la realización de erogaciones innecesarias, procurando ejercer en forma eficiente el recurso”.

Además del sobregasto, la OSFEO también detectó irregularidades en auditorías realizadas a 11 entidades gubernamentales por un monto de 154 millones 90 mil 450 pesos, de los que no fueron solventados 131 millones 45 mil 615 pesos.

Cabe destacar que el pasado 19 de septiembre la LXIII Legislatura rechazó las cuentas públicas 2014, 2015, así como tres trimestres de 2016, correspondientes al gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

Lo anterior, al considerar que el exmandatario incurrió en excesos de gastos, falta de transparencia.  El dictamen efectuado por la Comisión Permanente de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización, presidido por la diputada Eva Diego Cruz, estableció que los informes de resultados presentados por la Auditoría Superior del Estado al Congreso, documentan inconsistencias financieras.

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.