Arzobispo pide la renuncia del papa Francisco; lo acusa de ignorar acusaciones de abuso


Arzobispo pide la renuncia del papa Francisco; lo acusa de ignorar acusaciones de abuso



Un ex alto funcionario del Vaticano acusó al papa Francisco de ignorar las acusaciones de abuso sexual en la Iglesia Católica y pidió su renuncia.

En un testimonio de 11 páginas, el arzobispo Carlo Maria Vigano, que sirvió como embajador del Vaticano en los Estados Unidos en Washington D.C., alegó que varios altos cargos de la iglesia participaron en el encubrimiento de acusaciones de abuso sexual contra el arzobispo Theodore McCarrick.

Vigano también dijo que el papa Francisco se enteró de las sanciones punitivas impuestas a McCarrick por el papa Benedicto XVI, pero decidió revocarlas y en su lugar ocultar el escándalo.

A fines de la década de 2000, el papa Benedicto “impuso al cardenal McCarrick sanciones similares a las que ahora le impone el papa Francisco”, escribió. Vigano dijo que personalmente le informó al papa Francisco de estas sanciones en 2013, diciéndole que “no sé si conoces al cardenal McCarrick, pero si le preguntas a la Congregación para obispos hay un dossier tan grueso sobre él. Corrompió a generaciones de seminaristas y sacerdotes y el papa Benedicto le ordenó retirarse a una vida de oración y penitencia”.

Aún así, dice Vigano, el papa “siguió ocultando” los presuntos crímenes de McCarrick y “no tuvo en cuenta las sanciones que el papa Benedicto le impuso” al designar a McCarrick como “su consejero de confianza”.

El ex cardenal McCarrick renunció el mes pasado después de haber sido acusado de abusar sexualmente de un niño  y sus alumnos del seminario. Él mantiene que es inocente, pero el padre Bonifacio Ramsey de Nueva York le dijo a CBS News que había escuchado y se había quejado por las acciones de McCarrick desde 1986. “Prácticamente todo el mundo lo sabía”, dijo.

Vigano, que afirma no tener otro motivo que calmar su propia conciencia, pidió al papa que renunciara. “En este momento extremadamente dramático para la Iglesia universal, debe reconocer sus errores y, de acuerdo con el principio proclamado de tolerancia cero, el papa Francisco debe ser el primero en dar un buen ejemplo a los Cardenales y Obispos que ocultaron los abusos de McCarrick y renuncien junto con todos ellos “, escribió.

“El papa Francisco ha pedido repetidamente una total transparencia en la Iglesia”, continuó Vigano. “Debe decir honestamente cuándo supo por primera vez sobre los crímenes cometidos por McCarrick, quien abusó de su autoridad con seminaristas y sacerdotes. En cualquier caso, el papa lo supo de mí el 23 de junio de 2013 y siguió cubriéndolo”.

El papa Francisco abordó temas de abuso sexual en la iglesia de Dublín el sábado. “El fracaso de las autoridades eclesiásticas – obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros – para abordar adecuadamente estos crímenes repugnantes ha causado indignación, y sigue siendo una fuente de dolor y vergüenza para la comunidad católica”, dijo. “Yo mismo comparto estos sentimientos”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.