La magia de lo femenino convertida en reloj


La magia de lo femenino convertida en reloj



Con el paso de los años, Omega ha comprendido que la auténtica belleza de una mujer se transmite por su carácter, su vitalidad, su inteligencia y su estilo. Todo ello lo refleja en la nueva colección Trésor.

Por Newsweek en Español / Redacción

Fundada hace 170 años, en 1848, en la ciudad de La Chaux-de-Fonds, Suiza, Omega hoy en día es una de las empresas relojeras más prestigiosas de todo el orbe. Perteneciente al Grupo Swatch, la marca creada por Louis Brandt, un joven relojero de entonces 23 años, se ha convertido en uno de los emblemas de la industria dada su popularidad, experiencia, haber sido el reloj empleado por astronautas en la Luna, ser el patrocinador de los Juegos Olímpicos y, sobre todo, por la particular dedicación que pone en la manufactura de relojes para mujer.

Aunque también confecciona relojes para hombre, Omega ha dedicado más de un siglo de su existencia a atender el sector de las mujeres, por lo que, en ese sentido, ha logrado desarrollar una gran tendencia que se distingue por su innovación y exquisita belleza.

Por esa razón se explica que la nueva línea de su colección Trésor, que se instrumentó mientras la compañía presentaba la gira mundial de exposiciones y eventos “Her Time” —dedicada a conmemorar una centuria de confeccionar relojes de mujer—, continúe con la tradición de Omega de presentar un estilo femenino único.

Pensado en la nueva generación de mujeres que va a lucirlo, la elegante caja y las agujas del reloj sugieren un toque clásico, pero los elementos reideados, como son los finos números romanos, las curvas cubiertas de diamantes y las pulseras, comunican una sensación de actualidad.

Al igual que las mujeres que han inspirado su creación, en la colección Trésor cada pieza brilla con su propia personalidad, pero se diferencian una de otra por una variada serie de materiales y colores. Esta línea, además, presenta un diseño tradicional con un estilo verdaderamente moderno. Cada modelo se distingue por su delgada caja, disponible en tamaños de 39 o 36 milímetros.

Hace casi 70 años, en 1949, Omega utilizó por vez primera el nombre “Trésor”. En esa época, la denominación hacía referencia al tesoro que se ocultaba dentro de su entonces reloj insignia: el legendario calibre 30 milímetros. Desde entonces, para la marca este movimiento se convirtió en sinónimo de precisión y, también, de diseño sencillo y lógico. Además, permitió a la compañía suiza dotar al Trésor original de una caja de oro maravillosamente delgada.

Ya en el año 2014, la colección Trésor hizo una reaparición que fue muy bien recibida por el público conocedor. El nuevo movimiento mecánico Co-Axial, exclusivo de la firma, también resultó un gran atractivo por ser muy avanzado para su tiempo, y la delgada caja, con 10.6 milímetros de altura, lució la tradicional elegancia del reloj original.

De esta manera, con un puente perfectamente establecido entre lo antiguo y lo moderno, Omega ha mantenido en el relieve el nombre de Trésor y, ahora, le ha vuelto a dar una nueva vida y un nuevo significado. Y es que, además del lujo y estética que la caracterizan, la nueva colección encierra el “tesoro” de un movimiento de cuarzo de alta precisión, que ofrece una caja todavía más delgada, con 9.75 u 8.85 milímetros de altura. Y, todavía más, la colección posee la esencia de la relojería femenina de la firma, es decir, hacer honor a una historia extraordinaria y, al mismo tiempo, producir relojes de la máxima calidad y los más seductores para la mujer de hoy.

En este sentido, es de destacar que, en todas las piezas de la colección Trésor, las curvas están tachonadas de diamantes a lo largo de cada borde de la caja y, además, lucen un diamante engastado en la corona. Como toque añadido, la corona incluye también una flor en cerámica líquida roja, con un diseño compuesto por cinco logotipos Omega. Los relojes destacan además por sus números romanos transferidos o grabados, que circundan la esfera con gracia y elegancia.

La colección consta de nueve modelos diferentes. En cada modelo, la firma ha incluido un fondo de caja espejado especial, con diseño “Her Time”. Además de poner un útil complemento al alcance de la mano, el espejo trata de recordar a cada mujer quién realmente es y reflejar el carisma natural que ella posee. Y tras este fondo aloja el calibre Omega 4061.

Cabe señalar también que la creación del hermoso engaste de diamantes en las curvas ha requerido de una mano firme y un ojo agudo. En primer lugar, se ha seleccionado una hilera de diamantes de alta calidad que se ajustan a las cavidades correspondientes de la caja especialmente diseñada. A continuación, las piedras se han colocado delicadamente con una pequeña herramienta de engaste. La siguiente tarea fue fijar las piedras en su lugar. Esto se ha logrado al doblar las cuatro garras, diminutas pero resistentes, que rodean cada diamante. Por último, después de un pulido experto y de un control exhaustivo, el Trésor está preparado para emitir sus brillos.

Las cajas de los relojes son de acero noble o de oro Sedna de 18 quilates. Las pulseras son de tejido o piel. También se ofrece una gama variada de colores de esfera, incluidos el negro, el marrón topo, el blanco, el azul, el plateado opalino o el nácar.  

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.