Una ciudad perdida con pirámides y sacrificios humanos está reescribiendo la historia


Una ciudad perdida con pirámides y sacrificios humanos está reescribiendo la historia



Los restos de Shimao, un antiguo asentamiento amurallado en el norte de la actual China, está revolucionando el entendimiento de los arqueólogos de la historia del país, según reportaron los científicos en la revista Antiquity.

Los académicos quienes estudian las ruinas reportaron que el área otrora fue el hogar de una metrópolis bulliciosa alrededor de una gigantesca pirámide escalonada que se remonta a unos 4,300 años. Un centro de comercio, religión e incluso sacrificios humanos, la ciudad posiblemente otrora fue parte del “núcleo político y económico” de o que ahora es China, escribieron los autores.

Contrafuertes de piedra flanqueaban cada uno de los 11 peldaños de la pirámide. Ojos y rostros de apariencia humana adornaban la estructura, símbolos que se hallaron anteriormente en asentamientos muy posteriores en la Llanura Central del país. Los restos de una reserva de agua, tejas para techos, pilares y artículos domésticos sugieren que los residentes de elite usaron la cima de la estructura como su hogar. Partes de la pirámide, la cual tenía por lo menos 70 metros de alto, posiblemente se usaron para trabajos como la metalistería.

Visible desde los hogares a su alrededor, la pirámide posiblemente “era un recordatorio constante y sobrecogedor para la población de Shimao del poder de las elites gobernantes que residían en su cima”, escribieron los autores, llamando a la estructura como “un ejemplo concreto de la ‘pirámide social’.”

Los investigadores solían pensar que Shimao era solo una sección de la cercana Gran Muralla de China, pero las excavaciones recientes sugieren que es más de dos milenios más antigua, dijo LiveScience. Con una milla cuadrada durante su apogeo, “no solo fue el asentamiento amurallado más grande de su tiempo en la antigua China, sino que también estaba entre los centros más grandes del mundo”, escribieron los investigadores en Antiquity.

Los edificios de piedra de la ciudad tienen incrustaciones de jade, las cuales, según escribió el equipo, podrían representar el poder religioso y ritual del centro. La piedra verde también señala la importancia económica de la ciudad. Los investigadores creen que los artefactos de jade, traídos desde kilómetros en los alrededores, muestran que Shimao posiblemente fue un centro de comercio.

Pero no todo fue paz y prosperidad para la ciudad, ya que los científicos reportaron la práctica de sacrificios humanos “a una escala enorme”. Los arqueólogos han hallado cabezas decapitadas en pozos alrededor de Shimao, señaló Archaeology. Terraplenes, bastiones y barbacanas probablemente fueron erigidos para la defensa de la ciudad, escribió el equipo investigador.

Esta ciudad otrora grandiosa, argumentaron los autores, muestra que el área circundante fue subestimada en el pasado como periférica a la más “civilizada” Llanura Central de China. Ellos escribieron: “El análisis y la comparación de los nuevos datos arqueológicos… han revelado una sociedad extremadamente compleja, el núcleo político y económico, y posiblemente la sociedad organizada más poderosa, del territorio de lo que hoy es China”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.